<
>

Equipazos: así se gestó el San Lorenzo Campeón del Clausura 2001

San Lorenzo venía envuelto en problemas en el arranque del Clausura 2001, con atrasos en los salarios que generaban bastante malestar en el plantel. En la pretemporada y por diferencias con el presidente Fernando Miele, renunciaba el entrenador Oscar Ruggeri y el Clausura se inició con un interinato de Victorio Cocco y Víctor Doria. Para la tercera fecha llegó un entrenador practicamente desconocido para el medio local, el chileno Manuel Pellegrini, que para agregarle dramatismo a la historia que iba a escribir, debutó con derrota en cancha de Racing.

Pero el ahora encumbrado adiestrador iba a construir uno de los primeros grandes logros de su carrera, conquistando el torneo local. Pero vayamos port partes...

Tras asumir y tratar de ordenar un vestuario que estaba cansado de deudas y excusas, mete dos triunfos seguidos que le templaron el ánimo y fueron generando confianza entre el entrenador y sus dirigidos. Un 2 a 0 a Belgrano y 1 a 0 a Almagro en cancha de Platense. Afirmado primero en una defensa sólida que sin duda sale de memoria en lso futboleros: Tuzzio, Amelli, Coloccini y el paraguayo Morel Rodríguez, que además de patrullar la banda izquierda, se fue haciendo dueño de la pelota parada con su pegada potente y precisa.

Sin embargo, como todo buena historia, iba a tener suspenso. En la fecha seis igualó con Huracán, tras un recordado grosero error de Saja y en la séptima, cayó 3 a 1 con River, que era el puntero en ese momento y con la victoria le sacaba 5 puntos de ventaja en la tabla al club de Boedo.

Sin embargo ese sería el último partido en el que San Lorenzo se iría sin puntos en el torneo. Es más iba a construir varios records hacia adelante: el de triunfos consecutivos en primera división, con 13 (11 del Clausura y los dos primeros del toneo siguiente, superando la racha de Independiente en la década del 30) y record de puntos en torneos cortos con 47.

Las victorias se fueron agolpando: Vélez (2-0), Colón (3-1), Central (3-0), Independiente (3-2), Talleres (3-0). Y tras esta goleada en Córdoba, se convirtió en uno de los líderes del torneo, que iba a disputar con su último vencedor antes de la racha, River.

Pero el Ciclón siguió soplando fuerte: Los Andes (1-0), Estudiantes (5-0), Chacarita (4-0), Boca (1-0). Faltaban dos fechas y la paridad con River no se saldaba: los del Ingeniero visitaban a Argentinos en cancha de Ferro y ahí le ganaban 2-0 al equipo del Checho Batista con goles de Bernardo Romeo (iba a terminar goleador del Clausura, con 15 tantos). Los jugadores se quedaron en la cancha esperando que terminara el choque de River, que enfrentaba nada menos que a Huracán y en el Tomás Adolfo Ducó recibió la mano menos pensada, cuando Huracán derrotó al River de Américo Gallego por 3 a 2.

El 10 de junio de 2001, el conjunto Azulgrana se consagró campeón del Torneo Clausura al ganar en la última fecha a Unión de Santa Fe, por 2 a 1, en el estadio Pedro Bidegain.