Rush, retrato de la rivalidad entre Lauda y Hunt

En 2013 Hollywood llevó la temporada 1976 de Fórmula 1 a las salas del cine a nivel mundial. La historia: el duelo que sostuvieron James Hunt, interpretado por Chris Hemsworth, y Niki Lauda, papel que le correspondió a Daniel Brühl. Rush fue el nombre de la película del cineasta Ron Howard.

El filme no entra de lleno a la campaña del ’76, sino que presenta a los protagonistas –dos personalidades muy distintas- su camino a la F1 y su naciente y creciente rivalidad, misma que tendrá su climax en 1976.

En esa misma temporada, Niki, la ‘Rata’ según cuenta la película lo llamaba James Hunt, sufrió un grave accidente en el Gran Premio de Alemania, 10ma fecha de 16. El austriaco tuvo quemaduras en casi todo su cuerpo y su vida estuvo en peligro. Con las semanas se recuperó y apenas pudo competir de nuevo, subió al Ferrari y terminó la temporada.

Al final de la misma, en la carrera japonesa y bajo una torrencial lluvia, Lauda decide retirarse de la misma y Hunt logra los puntos necesarios para ganar su primer y único campeonato de F1 –para entonces Lauda ya había sido campeón y ganaría después dos títulos más.

Lauda y Hunt fueron amigos hasta el fallecimiento del inglés en 1993 por problemas cardíacos. James tuvo una vida a máxima velocidad –representó el arquetipo el playboy- y quizá ese ritmo le costó una muerte prematura.

Lauda fue una persona más paciente y calculadora. Un temperamento frío y desapasionado que le permitió ver cosas que otros omitían o simplemente, en el calor de las emociones, no veían. Murió a los 70 años tranquilamente y rodeado de su familia.

“Hubiese querido que James viese Rush”, dijo su amigo austriaco luego de la presentación de su historia al gran público.