<
>

Jaime Munguía da el peso y es favorito para noquear a Kamil Szeremeta

El invicto de Tijuana continúa su camino ascendente en las 160 libras, pero antes debe superar al peligroso polaco en El Paso

El tijuanense Jaime Munguía está cada vez más cerca de una oportunidad de campeonato mundial en las 160 libras, pero antes debe vencer al polaco Kamil Szeremeta, su rival para este sábado en El Paso, Texas, en una velada de Golden Boy Promotions que incluirá la esperada pelea entre la mexicana Ibeth Zamora y la mexicoestadounidense Marlen Esparza por el campeonato Mosca del Consejo Mundial de Boxeo.

Munguía finalmente subirá al ring después de varias posposiciones. Estaba programado para abril ante Maciej Sulecki, pero al final se cayó la pelea. Después se supone que iba a medirse a D'Mitrius Ballard también en abril, pero tampoco se pudo realizar esa contienda. Pasaron la pelea hasta junio de nuevo ante Sulecki, pero de nuevo no pudo Maciej, y finalmente terminará peleando con Kamil Szeremeta, quien viene de ser noqueado por Gennadiy Golovkin.

El púgil mexicano, excampeón mundial de peso Superwelter, es amplio favorito para aspirar a la victoria. Con una línea de -2000, habría que apostar hasta 2,000 dólares para ganar apenas 100 dólares con la victoria del tijuanense, mientras que la victoria del polaco Szeremeta, con momio de +1400, llega a pagar hasta 1,400 dólares por cada 100 apostados.

En el pesaje de este viernes Jaime pesó 159.5 libras por 159.8 libras de Szeremeta.

Por otro lado, el resultado que más esperan los expertos en apuestas es un nocaut por parte de Jaime sobre Kamil con una línea de -400, mientras que la victoria de Jaime por puntos está con +300. Los triunfos se Szeremeta por puntos y por nocaut tienen líneas de +1600 y +2200, respectivamente.

Por otro lado, llama la atención la presentación de Bektemir Melikuziev ante Gabriel Rosado, quien sonó para enfrentar a Munguía como reemplazo, además de la pelea por el campeonato entre Ibeth 'Roca' Zamora y la olímpica Marlen Esparza y el regreso del olímpico Raúl Curiel en una sólida prueba ante Ferdinand Kerobyan.