<
>

Manfred espera que cambios en MLB se mantengan a largo plazo

play
Comisionado MLB sobre ex gerente de Astros Luhnow: 'Él dañó el deporte' (1:15)

El comisionado de MLB Rob Manfred respondió a las declaraciones del ex gerente de los Astros Jff Luhnow, quien se reafirmó en que no tuvo participación en el escándalo de robo de señas de su ex equipo. (1:15)

ARLINGTON, Texas -- Antes del arranque de la Serie Mundial que culminará la temporada acortada por la pandemia, el comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, dijo que espera mantener dos de las innovaciones de este año: playoffs ampliados y entradas extra iniciales con corredores en segunda base.

"La gente no se mostró muy entusiasmada con los cambios. Y luego, cuando los vieron en acción, fueron mucho más positivos", dijo Manfred el martes durante una entrevista con The Associated Press.

Manfred dijo que los 30 equipos se combinaron por $3 mil millones en pérdidas operativas debido a la pandemia de coronavirus, que provocó que los 898 juegos de la temporada regular se jugaran en estadios vacíos sin fanáticos. Después de que la jornada inaugural se retrasara del 26 de marzo al 23 de julio, la MLB y la asociación de jugadores acordaron ampliar el número de equipos en los playoffs de 10 a 16.

Incluso antes de la pandemia, Manfred abogó por una futura expansión de los playoffs a 14 equipos.

"Me gusta la idea, y estoy eligiendo cuidadosamente mis palabras aquí, un formato de playoffs ampliado", dijo Manfred. "No creo que hagamos 16 como lo hicimos este año. Creo que debemos ser conscientes de asegurarnos de preservar la importancia de nuestra temporada regular. Pero creo que algo más allá de los 10 en los que estábamos sería un buen cambio''.

Con la regla del corredor de cortesía en segunda, el más largo de los 68 juegos de 10 entradas o más fueron un par de encuentros de 13 entradas, según Elias Sports Bureau.

"Creo que a los jugadores les gusta'', dijo Manfred." Creo que es realmente bueno desde una perspectiva de seguridad y salud que nos impide poner a los jugadores en situaciones en las que están ahí afuera demasiado tiempo o en posiciones a las que no están acostumbrados a jugar''.

El jefe del sindicato, Tony Clark, dijo que era demasiado pronto para comprometerse con los cambios para 2021. El contrato laboral del deporte se extiende hasta el 2021, y el acuerdo del sindicato es necesario para alterar la estructura de 2021.

"Hicimos una serie de cambios de un año esta temporada en circunstancias únicas", escribió Clark en un correo electrónico a la AP. "Estamos recopilando comentarios de los jugadores y los llevaremos a la liga en el momento adecuado. Obviamente, la protección de la salud y la seguridad permanecerá entre varias consideraciones importantes a medida que se desarrollen esas conversaciones''.

A Manfred le preocupa si los fanáticos podrán asistir a los juegos la próxima temporada.

"Entendemos que lo que suceda con los fanáticos será producto de lo que suceda con el virus, de las decisiones que tomen las autoridades de salud pública en términos de reuniones masivas", dijo. "Es un gran problema para nosotros en términos económicos del juego. Las pérdidas a las que me referí anteriormente eran básicamente inamovibles cuando comenzamos la temporada porque sabíamos que alrededor del 40% de nuestros ingresos está relacionado con la puerta y sabíamos que no lo íbamos a tener.

"Los clubes han hecho un muy buen trabajo a nivel local y nosotros intentamos hacer un buen trabajo a nivel central. La liquidez es suficiente para llegar a 2020. Creo que si nos enfrentamos a una actividad limitada el próximo año y el tipo de pérdidas que sufrimos este año, nuevamente, se convertirá en un problema mayor''.

Manfred estaba satisfecho con la regla que impulsó para obligar a los lanzadores a enfrentarse a un mínimo de tres bateadores o terminar la media entrada.

"No hay nada acerca de lo que sucedió este año que haya cambiado, no solo en mi mente, sino en la mente de todos al respecto, y creo que eso está aquí para quedarse", dijo.

No quiso decir si está a favor de mantener la expansión del bateador designado a la Liga Nacional, citando la necesidad de negociar el tema con el sindicato de jugadores. La expansión de los rosters activos de 26 a 28 jugadores fue específica para la interrupción de los entrenamientos de primavera en marzo y la reanudación en el verano.

Manfred tampoco sacó conclusiones sobre el tiempo promedio de un juego de nueve entradas, que aumentó a un récord de 3 horas, 7 minutos y 46 segundos, frente a las 3:05:35 del año pasado. La causa probablemente estuvo relacionada con la ampliación de los rosters y el aumento de los cambios de pitcheo. También pensó que era difícil analizar si la caída en el promedio de bateo de las Grandes Ligas a .245, su nivel más bajo desde 1968, fue cíclica o una anomalía.

"Lo que la gente me dice sobre todas las medidas de este año en términos de estadísticas es que 60 simplemente no es un gran tamaño de muestra y no se debe poner demasiado peso en ello", dijo.

La gerencia y el sindicato lucharon públicamente durante la primavera, y los jugadores exigieron un pago prorrateado por la temporada acortada que se había acordado en marzo como parte de un acuerdo que incluía avances salariales. Desafiaron a Manfred a emitir unilateralmente el calendario de la temporada regular, que él lo hizo, luego negoció y llegó a acuerdos sobre playoffs ampliados y una burbuja para las últimas tres rondas de la postemporada.

"Hicimos muchas cosas importantes este año con el sindicato", dijo Manfred. "Tuvimos los problemas temprano, Tony estuvo activo no solo para ayudar a fortalecer los protocolos, sino para alentar a los jugadores a adherirse a los protocolos. Y la negociación sobre la burbuja no fue fácil. Implicó más cambios para los jugadores, dislocaciones para los jugadores''.

Si bien se pospusieron 45 juegos de temporada regular por razones relacionadas con el COVID-19, muchos de los cuales involucraron a los Miami Marlins y los St. Louis Cardinals, solo dos no se recuperaron. Los equipos rechazaron las solicitudes del sindicato de jugar una temporada regular larga que se adentraría más en el otoño.

"No queríamos extender la temporada más allá del 27 de octubre. Solo piénsalo, ponlo en perspectiva, si todavía estuviéramos jugando en la temporada regular, solo 15 partidos al día en diferentes ciudades, dado que el virus está bien ahora, sería una situación muy, muy difícil, y luego todavía tendremos que pasar los playoffs en noviembre. Dado lo que todos dicen sobre el virus, las tendencias que estamos viendo, era crucial que nos apegáramos a eso el 27 de octubre''.

También dijo que la falta de dobles jornadas en el calendario original resultó ser clave.