<
>

Listos los clasificados a los 16vos de la Europa League

MÉXICO - Arsenal, Getafe y Porto no fallaron y certificaron su clasificación para unos dieciseisavos de final de la Liga Europa en los que no estará el Borussia Moenchengladbach, el flamante líder de la Bundesliga alemana, tras caer este jueves por 1-2 en casa ante el Istabul Basaksehir.

Un gol en el tiempo de prolongación del delantero francés Enzo Cravelli, que remachó completamente solo en el área pequeña un balón servido desde la derecha por su compatriota Gaël Clichy, acabó con las esperanzas del Gladbach al que de nada le sirvió adelantarse a los 33 minutos en el marcador (1-0) con un gol de Marcus Thuram, hijo del exinternacional francés Lilian Thuram.

Y es que pese a contar con todo a favor, los de Marco Rose nunca parecieron encontrarse cómodos ante la perseverancia del conjunto turco, máxime desde que un error del guardameta Yann Sommer, que no acertó a atajar un balón aparentemente sencillo, permitió a los otomanos igualar la contienda en el último minuto de la primera mitad.

Todo un anticipo de lo que ocurriría en la segunda parte, en la que el Istanbul Basaksehir arrebató con otro postrero tanto el billete para los dieciseisavos de final al Borussia Moenchengladbach.

Quien sí estará en la siguiente ronda y además como primero de grupo es el Arsenal, pese a los tremendos problemas que tuvo el conjunto inglés para empatar 2-2 en su visita al campo del Standard de Lieja.

De hecho, el equipo inglés, vigente subcampeón, marchaba con una desventaja de dos goles en el marcador a falta de trece minutos para la conclusión, en una nueva demostración de las carencias defensivas de los "gunners".

Pero si la zaga del Arsenal deja mucho que desear, en ataque el Arsenal posee "dinamita" como dejó claro con los dos goles finales de francés Alexandre Lacazette y el joven Buyako Saka, que permitieron a los de sueco Fredrik Ljungberg rescatar un empate.

Tampoco falló el Getafe, que completó el pleno español, tras sellar su billete para los dieciseisavos de final, al imponerse por 3-0 al Krasnodar ruso, en un encuentro que los madrileños no lograron decantar a su favor hasta la entrada al terreno de juego, bien avanzada la segunda mitad, del brasileño Kenedy y de Jorge Molina.

Dos cambios que revolucionaron el juego de un Getafe, que hasta entonces había vivido en el alambre, arriesgándose a cometer el más mínimo fallo que le condenase a encajar el gol que le apeaba de la competición.

Temores que se disiparon con la irrupción de Kenedy y de Jorge Molina, que no sólo dieron un nuevo impulso al fútbol del Getafe, sino que se encargaron de cerrar con sus tantos la goleada del equipo "azulón", que se encargó de abrir el central uruguayo Leandro Cabrera.

Igualmente estará en la siguiente ronda el Porto, que pese a que sufrió los indecible para doblegar por 3-2 al Feyenoord, logró finalmente la victoria que necesitaba para meterse en los dieciseisavos de final.

Un triunfo que tuvo un claro acento sudamericano, ya que si el colombiano Luis Díaz se encargó de abrir el marcador para los "dragones" a los catorce minutos de juego, el delantero brasileño Tiquinho Soares, forzó el segundo, obra en propia meta de Tyrell Malacia, y firmó el definitivo 3-2 al rematar con todo un balón muerto en la línea de gol.

No faltará tampoco al sorteo de los dieciseisavos que se celebrará el próximo lunes el Roma, pese a empatar 2-2 con el Wolfsberger austríaco, en el que a los del portugués Paulo Fonseca no le sirvió con adelantarse hasta en dos ocasiones en marcador con los goles del argentino Diego Perotti de penalti y el bosnio Edin Dzeko, para alzarse con la victoria.

Por su parte, el Sevilla, que llegaba a la última jornada con la clasificación asegurada como primero de grupo, no pudo completar el pleno de victorias, tras caer por 1-0 ante el APOEL chipriota, en un duelo en el que los andaluces desperdiciaron en la segunda mitad un penalti por medio del israelí Munas Dabbur con el marcador todavía con empate a cero.

Todo lo contrario que el Manchester United que cerró la fase de grupos con una goleada (4-0) sobre el AZ Alkmaar, en la que jugó un papel fundamental el jovencísimo Mason Greenwood, autor de un doblete, que permitió a los "diablos rojos" asegurarse el primer puesto de su grupo.

Un triunfo que no pudo emular el Espanyol, que con el liderato ya en el bolsillo, se vio sorprendido (0-1) en su estadio por el CSKA de Moscú, en un partido en el que los de Pablo Machín parecieron pensar más en su próximo compromiso liguero con el Betis, dada su delicada situación clasificatoria en el campeonato nacional.