<
>

Las claves del histórico triunfo del Japón de Moriyasu ante Alemania en el Mundial

Japón dio el gran golpe ante Alemania en su debut en Qatar 2022. Getty Images

Determinación para cambiar la historia y ser valientes fueron las máximas de Hajime Moriyasu a sus dirigidos antes del estreno en la Copa del Mundo, y las mismas que se respetaron para que Japón logre un triunfo histórico ante Alemania en Qatar 2022.

Alemania en Qatar.

No fue un partido fácil para los Samuráis Azules que acabaron desdibujados con el correr de los minutos, pero la apuesta, valentía y un poco de instinto suicida de Moriyasu dieron resultados para que Japón se sitúe en lo más alto del Grupo E junto a España.

EL ORDEN
Japón
arrancó con un 4-2-3-1 muy compacto, alternando el 4-4-2 en fase defensiva, buscando esperar atrás, cerrando circuitos a los medios alemanes y a partir de robos, disparar a sus atacantes para golpear a Alemania. El plan parecía funcionar, incluso le anularon un gol a Maeda por offside, pero una vez la selección de Hansi Flick monopolizó definitivamente el balón y supo desordenar a sus rivales a partir de la movilidad de sus atacantes, Japón apenas compitió.

La llegada del descanso cayó como anillo al dedo a Japón, lo que le permitió a Moriyasu pensar en posibles replanteamientos ante Alemania. A partir de las sustituciones y cambios de esquema, los Samuráis Azules recuperaron confianza y exhibieron un orden y rigor todavía mayor para apagar poco a poco las ilusiones teutonas.

LA DIRECCIÓN DE CAMPO DE MORIYASU
Superado el plan inicial, el seleccionador de Japón apostó por el ingreso de Takehiro Moriyasu para formar una línea de tres en defensa y así estar mejor resguardado ante el poderío ofensivo alemán. Alemania le bajó un cambio al ritmo del partido y Japón creyó en sus posibilidades, por lo que las siguientes apuestas serían el cambio de hombre por hombre de Takuma Asano por Daizen Maeda y el ingreso de Kaoru Mitoma, figura en el Brighton de la Premier League.

Lo más sorprendente llegaría después pues Moriyasu hizo honor a la valentía que reclamaba a sus dirigidos puesto que sacó a un volante de primera línea y al lateral derecho para meter a los atacantes Ritsu Doan y Takumi Minamino. Un minuto después llegó el empate del propio Doan y con ello, el establecimiento de un dibujo inédito en Japón.

Los Samuráis Azules pasaron a jugar con un 5-4-1 con la estrella Mitoma como carrilero izquierdo, el punzante extremo Ito como carrilero derecho mientras Doan y Minamino reforzaban las bandas para dejar solo a Asano en punta. Moriyasu aplicó toda la carne al asador y no había término para lo que vendría. Felizmente fue batacazo ocho minutos después cuando Asano aprovechó las licencias defensivas de Alemania y le rompió el arco a Manuel Neuer. Lo resto es historia: Japón supo aguantar los embates rivales y lograr el mayor batacazo en las Copas del Mundo.

SHUICHI GONDA
Si había un puesto que generaba desconfianzas en Japón era el de arquero, principalmente por parte de los hinchas. Para Moriyasu nunca hubo duda: el veterano Shuichi Gonda era su titular. Sin embargo, el penal generado por el futbolista de 33 años que derivó en el 1-0 de Alemania parecía darle la razón a los principales críticos del portero y del seleccionador.

Todo cambiaría en el complemento: el arquero del Shimizu S-Pulse se lució con ocho atajadas, cuatro en un misma jugada, para primero mantener la ilusión de la remontada japonesa y posteriormente para sostener un resultado histórico que renovó la fe de su selección en busca de clasificar a los octavos de final del Mundial de Qatar.