<
>

Sánchez y Bale, entre las estrellas con bajo nivel atrapadas por contratos inflados

play
Higuaín regresó a la Vecchia Signora y se reencontró con Sarri (0:54)

Serie A (0:54)

Algunos de los pases más importantes del mercado de verano europeo están demorando mucho en completarse, y parte de la razón es la magnitud de los contratos en cuestión. ¿Qué jugadores tienen los salarios más desmedidos? ¿Qué contrato es el más difícil de mover? Aquí les presentamos 10 de los contratos más inflados del fútbol --algunos hasta inamovibles-- en términos de salarios semanales.

10.) Diego Costa

El "hombre más enfadado del fútbol" nunca fue percibido como alguien con miedo de hacerse valer -- al menos por el valor que él cree tener. Sin embargo, muchos se sorprendieron la temporada pasada cuando Costa --quien había marcado apenas tres goles de liga en ese momento tras regresar a Atlético de Madrid procedente de Chelsea-- pidió un aumento. No se lo dieron, y puedes ver por qué: Ya gana alrededor de £140.000 semanales, suma que para un delantero entrado en años, con dificultades para mantenerse en forma y que no marca goles, es bastante importante. Sorprendentemente, este verano se habló de un posible regreso a la Premier League con Everton.

9.) Oscar

De cierta manera, no podemos culpar a un jugador por tentarse con el dinero cuando un equipo de la Superliga de China llama a su puerta. Las carreras de los futbolistas son cortas y es difícil rechazar semejante ingreso. El problema viene cuando estos jugadores quieren volver a un fútbol de mayor nivel -- deseo que sienten muchos de los futbolistas que se van en el mejor momento de sus carreras. Oscar es un ejemplo: se fue a Shanghai SIPG hace casi tres años, y hoy tiene apenas 27 años. Y si quiere volver a Europa o América del Sur, ¿quién igualaría un salario que ronda las £400.000 semanales?

8.) Danny Drinkwater

Así es la locura financiera del fútbol. El salario de Danny Drinkwater, de £100.000 semanales, en realidad no es demasiado exorbitante en términos relativos. El problema está en el valor de lo que ha entregado a cambio de ese dinero, que no es mucho. Nada, en realidad, si tienes en cuenta que desde su pase de £35 millones de Leicester City en enero de 2018, Drinkwater jugó solamente 12 partidos de liga para los Blues, y la temporada pasada jugó un total de 30 minutos, todos en el Community Shield. En ese sentido, el contrato de Drinkwater definitivamente califica como "inflado".

7.) Philippe Coutinho

Todos estaban muy entusiasmados con el pase de Philippe Coutinho a Barcelona en enero de 2018, con la esperanza de que pudiera reemplazar a Andrés Iniesta. Pero las cosas no salieron acorde a los planes, los rumores dicen que Barça se arrepintió de la compra bastante rápido, y ahora le gustaría mucho librarse de Coutinho y su salario de alrededor de £240.000 semanales. Ciertamente hay contratos más grandes en el fútbol, pero éste es uno de los peores en términos de expectativas/resultados.

6.) Gonzalo Higuaín

La situación de Higuaín da un poco de pena. Debe ser muy duro haber sido rechazado por tres equipos en una temporada. Primero, Juventus, su club, lo envió en préstamo a Milan, que rápidamente decidió que no valía la pena y lo pasó a Chelsea, que después de unos meses también declaró que no estaba interesado en conservar al argentino. Esta pena se disipa un poco al conocer su salario: Higuaín estaría ganando unas £300.000 semanales, salario que los potenciales interesados no harán fila por absorber considerando su falta de goles.

5.) Paul Pogba

Cuando llegue el apocalipsis, después de que alguna guerra nuclear haya arrasado con la humanidad tal como la conocemos y el mundo sea escombros y cenizas, cualesquiera sean las formas de vida primitivas que hayan prevalecido seguirán discutiendo si Paul Pogba es un oportunista obsesionado con las redes sociales o un genio poco valorado. Al momento de escribir esta nota, parece que la relación de Pogba con Manchester United sólo puede moverse en una dirección, y que lo mejor sería que se vaya. ¿Pero a dónde? ¿Quién querría absorber su salario, que ascendería a £290.000 semanales? Lo consideres un grande o un desastre, todos coincidirían en que no es una apuesta segura, y ante la escasez de fondos que hay en el fútbol hoy por hoy, por semejante suma quieres una apuesta segura.

4.) Gareth Bale

El hombre que marcó goles en dos finales de Champions League tiene motivos de sobra para estar molesto con el trato de Real Madrid. Pareciera que no puede hacer nada bien, y los rumores sobre su falta de integración en el vestuario y en España en general estarían eclipsando todo lo bueno que ha hecho en el Bernabéu. Dicho esto, puede que el importante contrato por seis años y £350.000 semanales que firmó en 2016 no le sume popularidad, y es la principal razón por la que sigue en Real, club que parece arrastrar el deseo de librarse de él y su contrato desde el momento que lo firmó. El problema es, ¿quién querría absorber semejante contrato con su importante historial de lesiones? De momento, la respuesta parece ser: nadie.

3.) Neymar

Podría decirse que, en la lista de problemas con Neymar, la magnitud de su contrato está bastante abajo. Que no se haya presentado al entrenamiento y su actitud laissez faire hacia el trabajo en equipo en general probablemente sean los problemas más importantes, pero puedes estar seguro de que muchos equipos más estarían haciendo fila para sacarlo de las manos de PSG si su remuneración fuera un poco más razonable. Con un contrato que le pagaría unas £775.000 semanales, suma con la que la mayoría de los clubes podrían pagarle a un equipo entero decente, Barcelona parece ser el único club interesado en liberarlo de su prisión parisina -- prisión que estaría construida íntegramente por pilas de dinero.

2.) Mesut Özil

Aunque evitó quedar atrapado en una fosa como la de Alexis Sánchez (abajo), Arsenal cayó en otra. De hecho, después de caer, ha hizo un poco más profunda y se echó tierra hasta las narices al entregarle a Mesut Özil un contrato que le paga unas £350.000 por semana en 2018. El error se agravó por los titubeos subsiguientes; Aaron Ramsey se fue por nada y Juventus aprovechó alegremente mientras que Arsenal se quedó con un jugador que desangraba sus arcas ofreciendo muy poco en la cancha. Fenerbahce fue el último club que habría evaluado el fichaje de Özil, antes de ver la cantidad de ceros que llevaba su cheque y empezar a sudar frío. Probablemente.

1.) Alexis Sánchez

Arsenal ha recibido muchas críticas muy justificadas por su manejo de contratos y su desempeño en el marcado de pases estos últimos años, pero ciertamente esquivó una bala con Alexis Sánchez. Manchester United recibió una fuerte patada con el internacional chileno, patada que ha llegado al público, dado que Sánchez no ha estado ni cerca de justificar su salario básico de £350.000 semanales, y mucho menos un supuesto bono de £70.000 por apariciones y otras cláusulas jugosas. En el mundo real, cabe preguntarse qué rendimiento justificaría semejante cantidad de dinero, pero incluso en la rareza del fútbol, es colosalmente desmedido, y por lo que hemos visto este verano, un contrato realmente inamovible.