<
>

Oklahoma esperará hasta el 1° de julio para reabrir sus instalaciones

Los Sooners buscaron demorar lo más posible la reapertura de instalaciones deportivas para estudiantes-atletas. Getty Images

Oklahoma tomará una estrategia cautelosa para permitir el regreso de jugadores de fútbol americano al campus, anunciando este martes que reabrirá instalaciones para entrenamientos voluntarios a el 1° de julio, un mes después de que la NCAA está permitiendo que se reanuden las actividades.

"Como he dicho antes, vamos a aplicar este regreso con extremo cuidado", dijo el head coach Lincoln Riley en comunicado de prensa. "Hemos recibido una dirección tremenda de médicos profesionales altamente respetados, y seguiremos sus recomendaciones. Comprendemos que el bienestar de nuestros estudiantes-atletas está al tope de nuestras responsabilidades. Por eso somos diligentes en el modo de administrar todo, desde el modo en que nos relacionamos hasta la limpieza de nuestras inslataciones y más allá.

"Nuestro personal médico nos ha dicho que lo más seguro es mantener a nuestros jugadores fuera del campus el mayor tiempo posible. Elegimos el punto más tardío para traerlos de regreso y todavía tener suficiente tiempo para prepararnos".

El director atlético de Oklahoma, Joe Castiglione, dijo que la escuela traerá de vuelta a los atletas de otros deportes por fases.

"Queremos cerciorarnos de que nuestros empleados puedan enfocarse en cada grupo de regresa de manera apropiada y comprehensiva", dijo, notando que la vasta mayoría del departamento atlético seguirá trabajando de manera remota.

Los empleados y estudiantes-atletas de Oklahoma serán revisados antes de ingresar a las instalaciones y los grupos de entrenamiento incluirán solamente 10 o menos partícipes. La escuela también dijo que ha designado una casa de hospedaje para cualquier estudiante-atleta que llegara a arrojar positivo por COVID-19.

Riley ha sido muy vocal respecto a lo que dijo era una prisa por volver al campus.

"Tod esa charla sobre estas escuelas queriendo traer de vuelta a los jugadores el 1° de junio es lo más ridículo que he escuchado", expresó Riley en conferencia con reporteros el 14 de mayo. "Tenemos que ser pacientes. Tenemos una buena oportunidad para ello. Cada día que regresen podría ser un día en que pudimos haber mejorado, aprendido acerca del virus, el [equipamiento de protección personal] mejora, un día más cercano a la vacuna, la capacidad de hacer pruebas mejora. Simplemente no lo vale".

La SEC votó el viernes para permitir a atletas regresar el 8 de junio. Ohio State también se ha fijado esa fecha. La Big 12 no ha impuesto fecha para sus escuelas en general, con el comisionado Bob Bowlsby señalando que dependía de expertos de la salud determinar cuándo sería seguro para los estudiantes regresar.

Dijo la semana pasada que la liga necesita estar "en funcionamiento" para mediados de julio, si la campaña ha de comenzar a tiempo.