<
>

Una Pantera en Las Vegas: Érica Farías, 1ª argentina que pelea en la ciudad de los casinos

Farías hará historia en Estados Unidos. Gentileza Chino Promotions

Érica “La Pantera” Farías no solamente será la primera boxeadora argentina en combatir en Las Vegas. Estará por sobre todas las cosas, luchando por su futuro. A los 36 años, este sábado 19 de junio en el Virgin Hotel, se medirá con la norteamericana Mikaela Mayer por el campeonato super pluma de la WBO.

Su primera complicación fue a la llegada a los Estados Unidos, porque su entrenador, el venezolano Rafael Liendo que se halla viviendo en Argentina, no pudo ingresar por razones de visado.

Farías, que ha firmado contrato con Chino Maidana Promotions, no se quedó sola para nada. Junto a ella estarán Acero Cali, CEO de la empresa y el doctor Walter Quintero, médico de vasta experiencia en el boxeo, que ha acompañado a campeones mundiales de la talla de Jorge “Roña” Castro y Marcos “Chino” Maidana para dar apenas dos ejemplos.

Pero la verdadera complicación para Farías estará en su rival, porque Mayer, a los 30 años, fue olímpica en Rio y suma 14 peleas, todas ganas con 5 antes del límite. El 31 de octubre le ganó a Ewa Brodnika –quien perdió su corona antes de subir al ring, porque no logró dar el límite de la división- y se consagró campeona mundial WBO.

Entre sus vencidas figura la boliviana Lizbeth Crespo (14-5-0, 4 KO), radicada en Puerto Madryn, Chubut: fue en Las Vegas, el 15 de junio de 2019.

Mayer está considerada como una futura estrella del boxeo femenino y no es casual que esté ubicada en el semifondo de una velada de gran importancia y ante una rival que, como Farías, tiene suficientes credenciales, aunque esté muy abajo en las apuestas.

“Estuve en Argentina para clasificarme para los Juegos Olímpicos”, dijo la campeona mundial. “Allá hay muy buenas boxeadoras, pero cuando sienta mis golpes, Farías no los va a poder aguantar”.

Y sucede que, aunque Farías tiene una gran experiencia en peleas complicadas, no es precisamente la favorita, ya que además está peleando por debajo de su categoría habitual. Cuando perdió con Jessica Mc Caskill (6 de octubre de 2018) fue por su título super ligero (63,503) y este sábado intentará en la división super pluma con un límite de 58,967. La pregunta es cómo resolvió el tema de bajar de su kilaje habitual. De hecho, llegó a combatir en peso welter con Cecilia Braekhus quien la venció por puntos en 2017.

En la pelea de fondo, se va a presentar una de las grandes figuras del boxeo de hoy, que está en el Top Five de los Libra por Libra y que para muchos merece el número uno: el invicto Japonés Naoya Inoue, quien suma 20 peleas, todas ganadas, con 17 antes del límite.

Su rival, el filipino Michael Dasmarinas, retador obligatorio del ranking IBF, tiene 20 nocauts a favor en 30 victorias, 2 derrotas y un empate. Sus números no están nada mal, pero el amplio favorito es el Monstruo Inoue, quien apunta a unificar todos los cinturones. En esta pelea estarán en juego sus coronas WBA e IBF en la división de los gallos.

Nonito Donaire es el campeón WBC y John Riel Casimero WBO. Y el mundo del boxeo espera que esos títulos se unifiquen en lo que serán, también, grandes peleas.

Volviendo a Farías, La Pantera ha venido trabajando duramente con el grupo de Marcos Maidana. Su sueño de viajar a los Juegos Olímpicos de Tokio se vieron postergados, pero no ha perdido la ambición de seguir estando entre las mejores.

Aunque sea seis años mayor que la Mayer, quien aparece como en un gran momento con su flamante corona, sabe que tiene las herramientas para volver a su San Fernando con la corona WBO.

Ahora solamente le resta esperar su momento.