<
>

Manny Pacquiao llamó envidioso a Floyd Mayweather

play
Pacquiao no se queda y muestra su gran forma con su hijo como sparring (1:03)

El filipino de 41 años exhibe una gran condición física. (1:03)

Cinco años pasaron desde el choque entre Manny Pacquiao y Floyd Mayweather en el MGM Grand Arena de Las Vegas. Pero se ve que aún dura el fuego. El estadounidense, ganador de aquel combate por decisión unánime, se retiró en 2017 con un invicto de 50 combates. El filipino, que fue ampliamente superado en aquellos 12 rounds, continua vigente a sus 41 años y es dueño del cinturón de peso wélter de la AMB.

En los últimos días, ambos han vuelto a enfrentarse con declaraciones cruzadas en la prensa, siendo Money quien arrojó el primer golpe cuando se refirió a aquellos boxeadores que están buscando concretar una pelea ante el Pac-Man. "Es triste que escuches a los muchachos decir: 'Quiero pelear contra Manny Pacquiao'. ¡Pero si tiene 41 años ahora! ¡No lo persigas! Los chicos jóvenes deberían perseguirse entre sí y que dejen de perseguir a este viejo. Si se presenta la oportunidad, sal y haz lo que tienes que hacer", había dicho.

Al hacerse eco de esas palabras. Pacquiao salió a responder en diálogo con el Manila Times de su país. "Sólo tiene envidia porque ya se retiró. Yo todavía estoy activo y tengo un título mundial", dijo.

El campeón mundial de ocho divisiones planea pelear nuevamente una vez que la pandemia de coronavirus comience a disminuir y los eventos deportivos puedan tener espectadores: “Sí, estoy bien. Aún no hay planes; No hay problema. En realidad, acabo de terminar de golpear el saco de boxeo. ¿Jubilarme? No está en mis planes. Tampoco pensar en mi próxima pelea. Estoy preocupado ante todo por nuestros compatriotas y sobre cómo resolver los problemas de esta pandemia. Dios es bueno todo el tiempo”, reveló Pacquiao.

Cabe destacar que hace algunos días también Shawn Porter, excampeón mundial de peso wélter del CMB, tomó partido en esta nueva disputa que parece haber nacido entre el estadounidense y el filipino, que ya ha ilusionado a algunos fanáticos con la posibilidad de que se dirima en el ring.

"Si tengo que elegir, me quedo con Manny. Si miras alrededor del mundo, serán más las personas que aprecian a Manny. Lo respetan y lo adoran. No es lo mismo con Floyd Mayweather", señaló.