<
>

Tyson-Douglas, 30 años desde la sorpresa que conmocionó al mundo

play
A 30 años de Tyson-Douglas (0:49)

Repasamos los números CompuBox de una de las sorpresas más grandes en la historia del boxeo. (0:49)

El 11 de febrero se cumple el 30 aniversario de una de las mayores sorpresas en la historia del boxeo. En 1990 en Tokio, James "Buster" Douglas, desfavorecido 42-1 en las apuestas, noqueó al invicto "Iron" Mike Tyson para ganar el campeonato mundial indiscutible de peso pesado.

Reproducimos esta nota para revisitar lo que ocurrió antes, durante y después de ese histórico desenlace, uno que estremeció al mundo y que sirve para recalcar la importancia de la máxima división en el boxeo cuando nos acercamos a la revancha entre Deontay Wilder, uno de los pesos pesados estadounidenses más dominantes desde Tyson, y Tyson Fury el 22 de febrero en Las Vegas.

ESPN+ “30 for 30”: Vea aquí el especial 42-1 sobre la improbable victoria de Buster Douglas contra Mike Tyson

Previo al combate

Tyson era el campeón mundial lineal del peso pesado en 1990, acumulando un récord de 37-0 con 33 nocauts. El boxeador de 5’11” de altura, originario de Catskill en Nueva York, ganó su primer título en 1986, al vencer en el segundo asalto al campeón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), Trevor Berbick, convirtiéndose en el campeón del peso completo más joven de la historia.

En 1988, Tyson ganó todos los cinturones del peso máximo al derrotar al campeón lineal Michael Spinks por nocaut en el primer round. Aunque Tyson pasaba por su mejor momento dentro del cuadrilátero, su vida personal comenzaba a interferir en su vida profesional. Tyson se divorció de la actriz Robin Givens y despidió a prácticamente todos los entrenadores que habían estado con él desde que comenzó a entrenar con su mentor y miembro del Salón de la Fama, Cus D'Amato.

Douglas ganó seis peleas consecutivas entre 1987 y 1989, luego de sufrir una devastadora derrota ante el campeón del peso pesado de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), Tony Tucker, por nocaut técnico en el décimo asalto, en una pelea que, según la opinión de mucha gente, Douglas iba ganando. A pesar de su éxito, Douglas fue clasificado en el séptimo lugar por THE RING Magazine en la división del peso completo y se esperaba que fuera un rival para mantener a Tyson "ocupado", mientras se enfrentaba a Evander Holyfield más tarde ese mismo año. Douglas estaba entrenando cuando sufrió una gran tragedia: su madre falleció víctima de un derrame cerebral solo 23 días antes de la pelea.

Durante la semana del combate, Tyson se presentó al pesaje quince minutos tarde, así como a la rueda de prensa previa a la pelea, una de las muchas señales de que tal vez no estaba tomando a Douglas en serio. Debido a la disparidad percibida, solo el casino Mirage en Las Vegas publicó probabilidades para la pelea: Douglas 42-1 en su contra ante el devastador Tyson.

La pelea

Mientras los púgiles se preparaban para la campana de inicio, la transmisión televisiva mostró un gráfico en el que se señalaba que Tyson había ganado 17 de sus 37 peleas en el primer round, incluyendo dos de sus tres combates previos. Douglas había noqueado únicamente a cinco rivales en el primer round a lo largo de su carrera de 34 peleas.

Desde la campana inicial, a Tyson le faltó la tenacidad y la potencia que había mostrado en combates anteriores, mientras que Douglas aprovechó su ventaja de 12 pulgadas de alcance para conectar su jab. Douglas continúo conectando su jab y contragolpeó a Tyson con la derecha.

En el quinto round, el ojo izquierdo de Tyson estaba completamente cerrado por la inflamación provocada por los derechazos de Douglas. Lamentablemente para Tyson, su esquina no estaba equipada con la "endswell", una pequeña herramienta metálica en forma de plancha fría que se les aplica a los peleadores en las inflamaciones para contenerlas y reducirlas. En su lugar, la esquina de Tyson usó un guante de látex lleno de agua fría para colocar sobre el ojo izquierdo inflamado.

Tyson finalmente encontró el ritmo en el octavo asalto, y conectó un uppercut a Douglas en los últimos cinco segundos. Douglas parecía estar más molesto que herido cuando golpeó con la mano la lona mientras el árbitro contaba. Cuando la cuenta llegó a nueve, Douglas se puso de pie y el round terminó con ambos peleadores aún en el combate.

Tyson salió más agresivo en el round 9, con la intención de acabar con Douglas luego de que lo derribara en el asalto anterior. Sin embargo, Douglas fue quien conectó los golpes grandes, consiguiendo otro round a su favor en las tarjetas de puntuación.

Al inicio del round 10, dos jueces estaban divididos, mientras que el tercero tenía un empate. Un minuto después de que comenzara el round, Douglas aprovechó su jab una vez más para preparar un uppercut de derecha al rostro de Tyson. El golpe aturdió al campeón y le siguió una combinación de cuatro golpes que envió a Tyson a la lona. El árbitro Octavio Meyrán comenzó la cuenta, y Tyson intentó colocarse el protector bucal, pero solo se lo pudo acomodar de un lado. Tyson fue declarado fuera de combate en el minuto 1:23 del décimo round y James "Buster" Douglas se convirtió en el nuevo campeón indiscutible de la división de los pesos pesados.

Lo que vino después

Casi inmediatamente después de la inesperada victoria de Douglas, Don King, promotor de Tyson, presentó una queja, afirmando que el réferi había hecho una cuenta larga cuando cayó Douglas en el octavo round. La FIB reconoció inmediatamente a Douglas como su campeón, mientras que la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y el CMB estuvieron inicialmente de acuerdo y no lo reconocieron como el campeón. Al final, se retiró la queja y Douglas fue reconocido como el campeón del mundo lineal del peso pesado, lo que significaba que él, y no Tyson, se enfrentaría a Evander Holyfield.

Douglas pesó 246 libras para la pelea contra Holyfield en octubre de 1990, lo más pesado que había entrado para una pelea. Douglas perdió el título por nocaut en el tercer asalto y colgó los guantes hasta 1996. Douglas consiguió un récord de 8-1 después de su regreso al cuadrilátero, pero se retiró definitivamente en 1999, con un récord de 38-6-1.

Tyson realizó otras cuatro peleas en 1990 y 1991, antes de ser condenado a la cárcel en 1992. Fue puesto en libertad condicional en 1995 y regresó al ring, donde finalmente se enfrentó a Holyfield en 1996 por el título peso pesado de la AMB. Tyson perdió el primer encuentro y fue declarado perdedor por descalificación en la revancha, cuando mordió la oreja derecha de Holyfield.

Tyson volvió a pelear por el título en el 2002, cuando se enfrentó al campeón lineal, Lennox Lewis. Tyson perdió ante Lewis por nocaut técnico en el octavo round, poniendo fin a su carrera como púgil de élite. Tyson anunció su adiós definitivo en el 2006 con un récord de 50-6-2. Ingresó en el Salón de la Fama del Boxeo Internacional en el 2011.

Otras sorpresas de peso pesado

La victoria de Douglas sobre Tyson fue posiblemente la mayor sorpresa en la historia del boxeo de peso pesado. En los últimos 30 años, ha resistido la prueba del tiempo junto con estas otras sorpresas históricas, unas más recientes que otras, como la de Andy Ruiz sobre Anthony Joshua en 2019.

Gene Tunney derrota a Jack Dempsey: En 1926, Jack Dempsey fue a Filadelfia, Pensilvania, como el gran favorito contra Gene Tunney. Tunney ganaría la pelea por puntos y en la revancha volvió a ganar, a pesar de caer durante 14 segundos. Sin embargo, el conteo no comenzó de inmediato porque Dempsey no fue a una esquina neutral. Esa segunda pelea se conoce como "The Long Count".

James J. Braddock derrota a Max Baer: En 1935, James J. Braddock enfrentó a Max Baer por el título de peso pesado en Nueva York. Braddock ganó por decisión unánime y su historia fue destacada en la película "Cinderella Man".

Cassius Clay (Muhammad Ali) derrota a Sonny Liston: En 1964, Cassius Clay era desfavorecido 7-1 contra Sonny Liston, quien tenía una racha de 28 victorias. Liston se quitó en la esquina después del sexto round y Clay se convertiría en el nuevo campeón de peso pesado.

Hasim Rahman derrota a Lennox Lewis: En 2001, Hasim Rahman era desfavorecido 20-1 cuando peleó contra Lennox Lewis. Rahman noqueó a Lewis en el quinto round para ganar el título.

Andy Ruiz Jr derrota a Anthony Joshua: En 2019, Andy Ruiz Jr arruinó el debut de Anthony Joshua en los Estados Unidos, noqueándolo en siete rounds tras cerrar desfavorecido 11-1 en las apuestas. Ruiz se convirtió en el primer campeón de peso pesado de sangre mexicana.