<
>

Joc Pederson y Javy Báez, de Cubs, tienen algo que demostrar, pero con diferentes razones

play
Los retos de los Cubs para la temporada 2021 (3:09)

Memo Celis le augura una buena campaña a los Cubs de Chicago este año. (3:09)

El campocorto de los Chicago Cubs, Javier Báez, y el jardinero izquierdo, Joc Pederson, tienen una cosa en común además de tener 28 años y ser agentes libres después de esta temporada: ambos tienen algo que demostrar en 2021.

El zurdo Pederson quiere demostrar que puede ser un jugador de todos los días, en lugar de solo un pelotero de pelotón contra los pitchers derechos, mientras que Báez quiere borrar la temporada pasada y volver a mejorar su juego.

"Me sentí apurado", dijo Báez sobre 2020. "No tuve tiempo de hacer ajustes. No soy el tipo que te muestra todo lo que tengo en la primera mitad. Puedo tener una mala mitad o una decente primera mitad y mi segunda mitad. Puedo hacer desaparecer mi primera mitad. No estaba mentalmente preparado para lo que pasó el año pasado".

Báez cita la falta de fanáticos en las gradas y su incapacidad para ver sus turnos al bate con videos en el juego como factores que contribuyen a una temporada baja. Su OPS de .599 fue el más bajo desde que irrumpió en las Grandes Ligas. El jugador de alta energía no quiso poner excusas, pero muchos a su alrededor dicen que extrañaba a los fanáticos en las gradas más que la mayoría. Estuvo de acuerdo en eso.

"Fue lo peor", dijo Báez. "Fue peor que enfrentar a un lanzador en los entrenamientos de primavera en los campos traseros".

Báez profundizó en sus preocupaciones sobre su propio juego, afirmando que perdió la concentración poco después de que los Cubs ganaran la Serie Mundial en 2016. Los jugadores fueron tratados como estrellas de rock y Báez fue arrastrado en muchas direcciones.

"Me alejé del béisbol por todas esas otras cosas que hacíamos. La gente me veía de diferentes maneras", dijo. "Quería jugar béisbol y la gente no me veía como un jugador de béisbol. No estaba tratando de mejorar cada día. Ahora que estoy en esto de nuevo, tengo más confianza. Dejo que el juego enseñe yo lo que puedo hacer".

Báez estaba en el camino de firmar un acuerdo a largo plazo con los Cubs antes de que la pandemia golpeara la primavera pasada, por lo que esas negociaciones se reanudarán pronto, según fuentes familiarizadas con la situación. Podría estar en línea para un trato que le pague alrededor de $200 millones de dólares.

"Tuvimos una buena conversación [el año pasado]", dijo Báez. "Quiero quedarme aquí. No quiero jugar para otro equipo".

Pederson se encuentra en una situación similar de rebotes después de batear apenas .190 en 43 juegos para Los Ángeles Dodgers el año pasado. Pero su postemporada abrió algunos ojos después de que bateó .400 en 34 turnos al bate en octubre pasado. Dijo que rechazó ofertas de varios años este invierno porque no tenía garantizado jugar todos los días, eligiendo a los Cubs por un año por $7 millones de dólares.

"No me siento respetado como un jugador de todos los días", dijo sin rodeos Pederson en su llamada de Zoom con los periodistas el viernes.

Después de pasar por las listas de los equipos en la temporada baja, Pederson aterrizó con los Cubs, quienes tuvieron una apertura en el jardín izquierdo. Hizo que su agente llamara al presidente de operaciones de béisbol de los Cubs, Jed Hoyer, quien posteriormente habló con el manager David Ross, asegurándole a Pederson que jugaría contra diestros y zurdos.

"Obviamente, los Dodgers tienen mucha profundidad que les permite hacer ciertas cosas, lo que les permite tener éxito", dijo Pederson. "Haces lo que tienes que hacer para ganar y desempeñas tu papel, y fue increíble. Pero estoy emocionado por una nueva oportunidad".

Pederson tiene un promedio de bateo de .191 en su carrera contra zurdos y espera algo de rienda suelta en el comienzo de la temporada. Pero ese tiempo de juego solo durará hasta cierto punto si no está produciendo. El manager de los Cubs, David Ross, se lo dijo.

"Dijo 'Oye, si llegamos a julio y no estás cortando y bateando .150 contra zurdos, todavía estamos aquí para ganar partidos'", recordó Pederson. "Lo entendí. Solo quiero una oportunidad real".