<
>

Un Día Como Hoy en el Béisbol: Cuando el béisbol de Grandes Ligas se convierte en una reunión familiar

play
Los mejores dúos de padre-hijo en MLB (2:05)

Tim Kurkjian celebra lo especial que es cuando un padre y un hijo son jugadores de Grandes Ligas, como Bobby y Barry Bonds, al igual que Ken Griffey Sr. y Ken Griffey Jr. (2:05)

Ustedes aman el béisbol. Tim Kurkjian también ama el béisbol. Así que mientras esperamos ansiosamente por el regreso del deporte, cada día les daremos una historia o dos, atada a lo ocurrido en esta fecha en la historia del béisbol.

UN DÍA COMO HOY EN 1903, Jack Doscher hizo su debut con los Cubs. Se convirtió en el primer hijo de un exjugador de grandes ligas en jugar en las mayores.

Padres e hijos han jugado una gran parte de la historia del béisbol. Se han registrado más de 200 combinaciones de padre e hijo en las mayores. La mejor combinación de todas es Bobby y Barry Bonds, quienes se combinaron para 1,094 jonrones y 975 bases robadas. Pero no hicieron lo que hicieron Cecil y Prince Fielder: el único combo padre-hijo que bateó 50 jonrones en una temporada; terminaron sus carreras con exactamente el mismo total de cuadrangulares: 319. Y no hicieron lo que hicieron Gary y Daryle Ward y Craig y Cavan Biggio: los únicos combos de padre e hijo que lograron el ciclo. Y no hicieron lo que hicieron Tim Raines y Tim Jr.: jugaron en el mismo juego. Y no hicieron lo que hicieron Ken Griffey Sr. y Ken Griffey Jr. en 1990 con Seattle: conectaron cuadrangulares consecutivos en un juego contra los Angelinos.

Hay muchos más: Los Alou, Felipe y Moisés; los Alomar, Sandy, Sandy Jr. y Roberto; los Cruz, José y José Jr.; los Berra, Yogi y Dale; los Rose, Pete y Pete Jr.; los Hairston, Sam, Jerry, Jerry Jr. y Scott; los McRae, Hal y Brian; los Mathew, Gary Sr. y Gary Jr.; los Bagby, Jim y Jim Jr.; los Stottlemyre, Mel y Todd; los Borbón, Pedro y Pedro Jr. Estas son las únicas combinaciones de padre e hijo que han participado en la Serie Mundial.

El manager de los Yankees, Aaron Boone, es parte de la única familia de tres generaciones de Todos Estrellas en la historia de las Grandes Ligas: Aaron, su hermano Bret, su padre, Bob y su abuelo, Ray. Cuando Aaron y Brett formaron el equipo Todos Estrellas en 2003, se tomó una foto de los cuatro Boone en el campo en Chicago, un momento que Aaron ha calificado como el más grande de su carrera. "He visto a mi papá llorar dos veces en mi vida", dijo Aaron. "La primera vez fue cuando me llamó a su oficina (en 2003, cuando Bob era el mánager de los Rojos) para decirme que había hecho el equipo Todos Estrellas. La otra vez fue cuando fui nombrado mánager de los Yankees''.

Gus Bell fue un buen jardinero de Grandes Ligas. Su hijo, Buddy, logró 2,514 hits en las Grandes Ligas. Los hijos de Buddy, David y Mike, jugaron en las Mayores y Rickey en las menores. Gus y David son la única combinación de abuelo-nieto que logró el ciclo. Cuando Gus veía a Buddy jugar béisbol en la escuela secundaria en Cincinnati en la década de 1970, Gus estacionaba su auto más allá de la valla del jardín central porque, como tantos ligamayoristas, disfrutaba mirar solo, sin distracciones, para poder concentrarse en el desarrollo del juego.

"Si yo hacía una buena jugada", dijo Buddy, "tocaba la bocina una vez. Si hacía una gran jugada, la tocaba dos veces''.

Otras notas de béisbol del 2 de julio

  • En 1941, Joe DiMaggio conectó hit por 45º juego consecutivo, rompiendo el récord establecido por Wee Willier Keeler en 1897.

  • En 1972, el relevista de los Gigantes Randy Moffitt logró su primera victoria en las Grandes Ligas. Recibió un telegrama de felicitación de su hermana y leyenda del tenis Billie Jean King.

  • En 1985, Joe Niekro ganó su juego número 200. Las únicas combinaciones de hermanos lanzadores para ganar 200 juegos cada una son los Niekro, Phil y Joe, y los Perry, Gaylord y Jim.

  • En 1979, Dave García fue nombrado mánager de los Indians. Como entrenador de tercera base, García "daba las señales más rápidas de cualquier entrenador de tercera base que haya visto", dijo el miembro del Salón de la Fama Paul Molitor. "¡Whoa!"

  • En 1964, José y Ozzie Canseco nacieron como gemelos idénticos. José era un jugador ridículamente talentoso. Ozzie era bueno, pero no era como su hermano. Jugaron en el mismo equipo de los Atléticos en 1990. Solíamos bromear que José debía cambiar las camisetas con Ozzie cuando era el turno de Ozzie para batear. De esa manera, José obtendría ocho turnos al bate por juego.