<
>

MLB: Los 25 mejores prospectos de menos de 25 años

play
Christian Yelich pone arriba a los Brewers (0:29)

Con doblete remolcador, el jardinero consigue abrir el marcador para Milwaukee ante los Phillies en el primer episodio. (0:29)

La lista de los mejores jugadores menores de 25 años de este año fue sacudida un poco en la parte superior por una temporada para las edades en la fabricación.

Cody Bellinger tomó este grupo por asalto. Sabíamos que era bueno, pero no sabíamos que era tan bueno, y no esperábamos que estuviera en lo más alto de la lista.

para 2019 son de 24 años o menos, es decir, cualquier jugador que aún no haya cumplido 25 años para el 1 de julio de 2019.

1. Cody Bellinger (Edad: 23): No vi venir esto -y era muy alto en Bellinger como prospecto- clasificándolo entre mis cinco mejores en general en su último año de elegibilidad. Lo que no esperaba era que Bellinger se convirtiera en un bateador de mucho contacto. Pensé que tendríamos pasaportes, jonrones, ponches, defensa de élite al principio o muy buena defensa en el central, pero sí, ponches.

Él ha reducido su índice de ponches casi a la mitad de 2017 a 2019 (hasta ahora). También ha pasado de ser un out casi automático contra lanzadores zurdos (una línea de .226/.306/.376 en 2018) a “Katy-bar-the-door” (tomar precauciones) contra los zurdos (.355/.460/.720 este año). Uno se pregunta si la Serie Mundial del 2017 se habría desempeñado de manera diferente si la versión de este año de Bellinger estuviera en la alineación de Los Angeles Dodgers.


2. Ronald Acuña Jr. (21): Atlanta supuestamente no se separaría de Acuña el año pasado en un canje por Christian Yelich, y aunque Yelich se ha convertido en una súper estrella poderosa, el gerente general Alex Anthopoulos tiene que sentirse bien con la decisión. Acuña, el prospecto número uno en 2018, ya ha producido 6.7 fWAR en 190 juegos de su carrera, está tomando gradualmente el jardín central (como debería) en Atlanta, y se ha vuelto más disciplinado en el plato en apenas su segundo año en el Grandes Ligas.


3. Fernando Tatis Jr. (20): Tatis, mi prospecto número uno en esta temporada, ha superado incluso mis expectativas para él con una base WAR/ 500 PA, está empatado en segundo lugar en Las Mayores entre los jugadores de 24 años y menores. También tiene un BABIP (promedio de bateo en las bolas en juego) de .427, que no durará, pero ya tiene un sólido historial de mejorar su selectividad en el plato, y es uno de los jugadores más jóvenes de esta lista a los 20 años.


4. Carlos Correa (24): Correa debería estar en la parte superior de esta lista, ¿no es así? Una antigua selección general número 1, un antiguo prospecto entre los tres primeros, un jugador que tuvo 6 temporadas consecutivas de WAR antes de cumplir 24 años... pero parece que no puede mantenerse saludable, con un 2019 como el tercer año en fila donde es probable que no llegue a calificar para el título de bateo.


5. Vlad Guerrero Jr. (20): el comienzo de la carrera de Baby Vlad no ha sido lo que esperaban los fanáticos de los Toronto Blue Jays. ¿Recuerdas los alucinantes artículos de pretemporada sobre los sistemas de proyección que lo convierten en un jugador top-20 en el juego? Pero estará bien, y sus datos de bola bateada implican que ya está bien, solo que tiene algo de mala suerte con las bolas en juego y que batea la bola en el suelo con demasiada frecuencia. Sin embargo, ha estado como se esperaba en un área de su juego, mostrándose como inferior al promedio en la defensa en la tercera.


6. Gleyber Torres (22): La potencia me ha sorprendido, aunque con el béisbol de MLB volando de la manera en que lo hace, supongo que me sorprendería cuando un buen bateador no conecte más de 20 jonrones por año. Torres impacta por promedio y duro, contacto de línea de drive; él entiende la zona de strike; incluso actuó bien mientras ocupaba el campo corto por Didi Gregorius. Creo que hay más ventajas en su OBP y no se sorprenderá en absoluto si se convierte en un bateador que atrae 75 pasaportes al año y aún hace todas las cosas que hace ahora.


7. Rafael Devers (22): Devers no solo está bateando con promedio y algo de poder este año a los 22 años, sino que se ubica en el puesto 23 entre los 78 bateadores de la Liga Americana en índice de ponches. Hay un poder de 30 jonrones aquí. De acuerdo, eso no significa lo que solía significar, pero tiene un gran poder en bruto y apenas ha arañado la superficie. También ha mejorado bastante en defensa en la tercera base, y mantengo, como lo he hecho antes, que podrá permanecer allí.


8. Juan Soto (20): Este es un punto final completamente arbitrario, pero me parece divertido verlo: desde el 17 de mayo, Soto está bateando .380/.453/.643, con 17 bases por bolas y solo 23 ponches en 150 apariciones al plato. Ahora tiene 189 juegos en su carrera con un OBP de .404, y creo que en realidad está mejorando.


9. Walker Buehler (24): No creo que Buehler sea un secreto después del octubre pasado, pero este año apenas está caminando con nadie, solo 13 pasaportes gratuitos en 91⅓ entradas y dos de ellos parecen haber sido semi intencionales (uno para llenar las bases después de un wild pitch, uno después de una base robada). En cualquier caso, ese tipo de control con tres lanzamientos por encima de la media o más no es justo. Si puede sostener la carga de trabajo de un motor de arranque completo, ganará un premio Cy Young en algún momento.


10. Pete Alonso (24): Alonso está en camino de batear alrededor de 50 jonrones este año, lo que lo ubicaría entre los tres mejores de todos los tiempos para jonrones de un novato; solo dos novatos han bateado 40 jonrones en una temporada, Aaron Judge (52) y Mark McGwire (49). Supongo que no es una coincidencia que los tres lo hayan hecho en años jugados, pero de todos modos son / eran todos más poderosos. Alonso sería más alto en esta lista si fuera un defensor promedio al principio, pero no lo es.


11. Shohei Ohtani (24): Más de un año en la carrera de Ohtani en la MLB, ¿sabemos realmente qué es? Tiene un gran poder, corre muy bien y fue muy efectivo en 10 aperturas abreviadas en el montículo, lo suficiente como para que haya una combinación 6-WAR aquí, pero se está recuperando de la cirugía de Tommy John y probablemente no lanzará hasta el próximo año y todavía no llega a tiempo completo. Mi amigo Joe Sheehan ha comentado unas cuantas veces si sería mejor que Los Angeles Angels se comprometan con que Ohtani haga una cosa, y me pregunto lo mismo ahora que tenemos algunos datos que muestran que está haciendo algunos ajustes en la placa para obtener más contacto.


12. Dominic Smith (24): Cuando dije que Tatis estaba empatado en tercer lugar en WAR / 500 apariciones al plato, ¿adivinaste que el jugador con el que estaba empatado era Smith? La primera selección ha sobresalido en el tiempo de juego muy restringido, porque no es como si los New York Mets pudieran sentar a Alonso cuando ronda dos veces por semana, pero creo que Smith ha discutido para que otro equipo lo adquiera y juegue con regularidad en la primera base, dado que ha demostrado una disciplina en el plato muy mejorada y está llegando a su poder con más frecuencia.


13. Lucas Giolito (24): Fue una ruta tortuosa hacia el estrellato, pero Giolito parece estar ahí ahora, gracias a una acción más corta con el brazo que puede repetir más fácilmente, un cambio mucho mejor y una salud total. Ha pasado de lanzar strikes poco más del 60% del tiempo en 2018 al 65.5% del tiempo este año.


14. Yoan Moncada (24): Esto es probablemente lo que Moncada va a ser, a menos que haya un cambio importante en su swing -un contacto muy duro junto con una alta tasa de ponches-. Es el tercero en BABIP (promedio de bateo de bolas en juego) este año, detrás de David Dahl (impulsado por el Coors Field) y Brandon Lowe, por lo que se avecina algo… pero probablemente no una tonelada, como cuando Moncada hace contacto, no es débil.

Su BABIP esperado derivado de Statcast para el año, según Baseball Savant de la MLB, es .383, cercano a su BABIP real de .387. En el momento en que los Chicago White Sox adquirieron a Moncada, escribí que era "un pobre segunda base con un brazo positivo que se está convirtiendo en un defensor por encima del promedio en la tercera". Después de dos años de mala defensa en la segunda base, Moncada está ahora en la tercera, y durante media temporada parece que ese es su hogar.


15. Ozzie Albies (22): La plática sobre Albies se centró en el contrato demasiado amigable para el equipo que firmó, pero deberíamos hablar más sobre cuánto ha mejorado en el plato, trabajando más el conteo, bateando menos en los lanzamientos en la zona que no puede manejar, haciendo más contacto cuando expande la zona. Y solo tiene 22 años.


16. Carson Kelly (24): Kelly solo necesitaba jugar. Ahora que está recibiendo esa oportunidad, la está aprovechando al máximo, poniendo la bola en juego más que nunca, recibiendo los envíos y ubicándolos bien y haciendo out al 36% de los ladrones de base potenciales. Creo que se trata de un bateador disciplinado, pero hay que tener presente que su promedio de boletos se ha visto ayudado por el hecho de batear octavo en la alineación de Arizona durante la mayor parte de la temporada.


17. German Márquez (24): Márquez ha sido un abridor ubicado entre encima del promedio y nivel élite durante prácticamente el último año, experimentando éxito a pesar de no contar con un cambio de velocidad viable, con una curva de nudillos que ha dificultado mucho a los rivales, incluso a los bateadores zurdos. Sé que los Colorado Rockies están a punto de entrar a la carrera por los playoffs; pero si tienen un mes de julio difícil, quizás puedan conseguir un botín digno de un rey a cambio de Márquez, quien sería el mejor abridor disponible y cuenta con tres años bajo control del equipo antes de ser elegible a la agencia libre.


18. Chris Paddack (23): Paddack ha mostrado dominio a nivel plus en una recta que alcanza hasta 97 millas por hora y un cambio de velocidad demoledor, probablemente con calificación 70 y me podrían convencer de que se trata de una cifra baja, ciertamente lo suficiente para sobresalir con un lanzamiento rompiente aceptable. Su destacada actuación se ha visto ayudado por un estadio paraíso de lanzadores; sin embargo, tiene mucha calidad y creo que puede convertirse en un abridor número 2 de cualquier rotación sin mejorar sustancialmente su tercer pitcheo, debido a lo excepcional de su cambio.


19. Mike Soroka (21): Si se mantiene sano, Soroka es el mejor pitcher menor de 24 años en todo el béisbol (lo cual hace que Buehler y Giolito queden fuera de competencia). Cuenta con una tremenda recta de dos costuras capaz de redundar en roletazos y la vida que tiene dicho pitcheo hace que su slider se dificulte aún más para los diestros. Lamentablemente, parece que no pude mantenerse saludable: se ha ausentado por dos largos periodos en el último par de años debido a molestias en sus hombros y actualmente se encuentra bajo estatus “día a día” debido a tensión en su antebrazo.


20. Adalberto Mondesi (23): Creo que esta es una imagen sumamente positiva de o que Mondesí puede llegar a ser como jugador: defensiva a nivel plus, velocidad plus-plus, valor agregado como corredor de bases, no tiene mucho poder y un alto BABIP ya que su velocidad le ayuda a crear unos cuantos hits al año. Simplemente, no se trata de un bateador disciplinado y jamás lo ha sido.


21. Nick Senzel (23): El debut de Senzel se vio sumamente demorado debido a lesiones y hasta ahora, se ha mostrado sólido al plato, ponchándose un poco más de lo esperado; no obstante, con mucho poder considerando la clase de bateador que es. Ha estado un poco por debajo del promedio en el jardín central y he dicho en varias ocasiones que dicha posición desperdicia sus habilidades defensivas en el cuadro; sin embargo, al menos está en la alineación diariamente.


22. Andrew Benintendi (24): Benintendi califica para la presente lista por apenas cinco días; cumplirá 25 años el próximo 6 de julio. Ha sido un buen pelotero; sin embargo, yo esperaba ver grandeza de su parte y creo que los Boston Red Sox también cuando eligieron al ganador de los Spikes Dorados en el séptimo puesto del draft 2015. Debería mostrar mayor poder del ostentado durante el último año y medio; hace contacto fuerte y pone la pelota por los aires. No obstante, Benintendi ha sido más bateador de 40 dobles que de 20 jonrones; aunque por estos días todos parecen ser toleteros de 20 jonrones. Sigue siendo un bateador paciente que pone la pelota en juego en muchas ocasiones y aporta valor a la defensiva, por eso lo incluyo por última ocasión como reconocimiento a la insurgencia de poder de sigo viendo en él para el futuro próximo.


23. Eloy Jiménez (22): Aún con 22 años y afectado por las lesiones este año, Jiménez sigue siendo un caso más de proyección que de producción concreta, siendo el poder la única parte de su juego que ha podido trasladarse a su primera mitad de temporada en las Mayores. Siempre fue un bateador más disciplinado en Ligas Menores y eventualmente volverá a serlo; sin embargo, su defensiva podría estar por debajo del promedio, quizás al punto suficiente para colocarlo en otra posición. Sigo creyendo que terminará con un OBP muy por encima de los .300 y más de 30 cuadrangulares, lo cual lo hará jugar en cualquier posición.


24. Austin Meadows (24): Meadows, quien es uno de los peloteros que regresó a Tampa Bay en el canje por Chris Archer, Meadows tuvo un gran inicio de temporada este año y parece finalmente hacer uso de su fuerza y estatura para batear para poder, después de dos años marcado por las lesiones y un swing que reducía dicho poder y terminaba conectando para roletazos. Si bien la producción que vimos por parte de Meadows durante los meses de abril y mayo (.354/.431/.673, 12 HR) es insostenible, la versión que hemos visto hasta ahora en junio (.209/.277/.326, 0 HR desde el 28 de mayo) parece ir demasiado hacia el extremo opuesto. Creo que será un jugador regular por encima del promedio durante un tiempo, aumentando la velocidad si logra usar su poder más frecuentemente.


25. Jack Flaherty (23): Ha sido un 2019 más complicado para Flaherty hasta ahora, aunque parte de ello se debe a rachas específicas (ha sido más vulnerable a los jonrones mucho más allá de lo que se esperaría de un lanzador de su perfil) y otra parte a temas más permanentes (está permitiendo un contacto más fuerte y mayor cantidad de líneas). Es un hombre con dominio que ha perdido algo de control pero que mantiene su repertorio puro intacto y es más joven que la mayoría de los abridores de Grandes Ligas: durante el año pasado, apenas otros dos lanzadores con edad máxima de 23 años lanzaron mayor cantidad de episodios que Flaherty y tanto Márquez como Giolito se encuentran en dicha lista. Creo que Flaherty volverá a su nivel de 2018 y se asentará como abridor en puestos medios de la rotación durante un buen tiempo.