<
>

'Rey Félix' molesto porque no abrirá juego de Seattle el Día Inaugural

play
El sentimiento del Rey (1:05)

Félix Hernández y sus sentimientos al enterarse que no abrirá el primer juego de la temporada. (1:05)

PEORIA, Arizona -- Félix Hernández no cree que podría haber cambiado la opinión del manager de los Marineros de Seattle, Scott Servais, acerca del Día Inaugural, incluso si hubiese lanzado bien esta primavera.

Con su efectividad acercándose a los 16, es un punto discutible.

El ''Rey Félix'' está realmente perturbado de todos modos.

Hernández fue atacado con siete carreras en poco más de tres entradas por los Indios de Cleveland el domingo, elevando su efectividad de primavera a 15.95, tan solo un día después de que Servais anunció que Marco Gonzales abriría el Juego Inaugural de la temporada por Seattle el 20 de marzo contra los Atléticos de Oakland en Tokio.

La decisión termina con la racha de 10 aperturas consecutivas de Hernández el Día Inaugural. Era la racha activa más larga en las Ligas Mayores y la cuarta más extensa en la historia --Jack Morris tiene la marca con 14. Erik Bedard fue el último abridor antes de que Hernández abriera una temporada en el montículo para los Marineros.

Hernández habló públicamente después de su salida del domingo por primera vez desde el anuncio de Servais. Cuando se le preguntó si estaba molesto, Hernández dijo simplemente: ''Sí'', pero se negó a explicar sus emociones.

''Sabía que iba a suceder'', agregó.

A Hernández también se le preguntó si podría convencer a Servais para que le diera la pelota el Día Inaugural, con un mejor desempeño en el campamento de primavera.

''No'', dijo mientras sacudía la cabeza despectivamente. ''No''.

Es la última decepción durante el largo resbalón de Hernández desde el estrellato. Una vez que fue un fenómeno de 19 años, el jugador de 32 años ha estado perdiendo la velocidad de la bola rápida desde su mitad de los 20 y ha estado casi inhabilitado desde que cumplió 30 años. Sus dolencias han sido muchas. Entre las descritas se encuentran: rigidez en la parte baja de la espalda, tendinitis del bíceps derecho, inflamación del hombro derecho, una pantorrilla derecha tironeada --y que cubre solo las últimas tres temporadas.

Tuvo la peor efectividad de su carrera con 5.55 en 29 partidos la temporada pasada y fue sacado brevemente de la rotación por primera vez en las Ligas Mayores. Esta es su última temporada de un contrato de siete años y $175 millones de dólares.

Armado con un devastador cambio, Hernández ganó 19 juegos en 2009, el Premio Cy Young en 2010 y fue llamado a seis Juegos de Estrellas. Ha sido el rostro de la franquicia, y su sección de fanáticos de King's Court en Seattle estuvo una vez entre las que más boletos vendía.

Pero incluso su ascenso estaba teñido de frustración. Los Marineros rara vez eran contendientes, y Hernández nunca ha lanzado en un partido de playoff. Después de que Seattle cambió algunos jugadores importantes este invierno, parece poco probable que alguna vez lo haga, al menos para los Marineros.

La reverencia por Hernández sigue siendo aparente. La semana pasada, en la casa club en el complejo deportivo de Peoria, el ''Rey Félix'' mantuvo un reunión cerca de su casillero, comiendo pollo frito y charlando jovialmente desde un sillón futurista de gran tamaño, con compañeros de equipo sentados a su alrededor en sillas plegables.

¿Día inaugural sin Hernández? Es difícil de entender.

''Ciertamente respeto'', dijo Servais el sábado sobre la racha de Hernández. ''Fue una carrera tremenda, y él ha hecho cosas increíbles. Creo que en el momento en el que nos encontramos organizativamente y en el que está, quiere tener un gran año y eso le da más tiempo para prepararse para su primera salida regular en el inicio de la temporada.

''Pero eso no lo hace más fácil. Pero nuevamente, tratamos de quitarle la mayor cantidad de emoción posible y hacer lo mejor para nuestro club''.

Hernández comenzará uno de los dos juegos de exhibición contra los Yomiuri Giants en Tokio antes del primer partido. Seattle regresa a EE.UU. y abre una serie de cuatro partidos en casa ante el actual campeón de la Serie Mundial, Medias Rojas de Boston, una semana más tarde. Parece probable que Hernández comience uno de esos juegos, pero no es seguro.