<
>

Nadia Podoroska: del ranking 255° en enero a semifinales en Roland Garros

Nadia Podoroska continúa avanzando a paso firme en Roland Garros. Esta vez, luego de vencer por 6-2 y 6-4 a la ucraniana Elina Svitolina, se metió en semifinales de Grand Slam por primera vez en su carrera. Pero su historia en este 2020 empezó de manera muy distinta a como lo está atravesando. Es que la rosarina, comenzó el año en el puesto 255° del ranking y disputando torneos de ITF.

El enero de la tenista argentina que revoluciona París comenzó en Malibu, California. Allí disputo un torneo de ITF (los de menor jerarquía) y se lo adjudicó venciendo en la final a la local Claire Liu (244°) por 4-6, 6-3, 6-3. Apenas una semana después viajó hasta la isla de Guadalupe para disputar el ITF de Petit Bourg, el cual también se adjudicó con un triunfo en la final ante la francesa Harmony Tan (238°) por un doble 7-5.

Esos triunfos le dieron el impulso para seguir subiendo, no solo en el nivel de los torneos, sino que también en el ranking. Para la primera semana de febrero Podoroska ya se ubicaba en el 171° del ranking mundial luego de alcanzar las semifinales del WTA 125 de Newport Beach, California, en la cual venció a cuatro jugadores se mayor ranking que el suyo y cayó en semis ante la estadounidense Madison Brengle (78°).

El dinero que fue acumulando a medida que iba logrando los triunfos (U$D 15.400) le permitieron seguir manteniendo su equipo de trabajo y viajar a torneos aún más importantes. Entre fines de febrero y principios de marzo la rosarina disputó los WTA International de Acapulco y Monterrey, en los cuales solo en este último pudo alcanzar el cuadro principal (perdió en primera ronda).

Antes de que se decrete la suspensión del tenis por la pandemia del coronavirus, Podoroska se encontraba en Irapuato disputando otro torneo ITF. Pero luego de alcanzar los cuartos de final, el torneo se tuvo que suspender por la situación mundial y la rosatina estuvo inactiva durante cinco meses.

Agosto la encontró rankeada en el puesto 167° y yendo a competir por Europa. El WTA International de Palermo fue su debut post suspensión y volvió a alcanzar el cuadro principal pero sin avanzar de la primera ronda. Una semana después viajaría a Praga para disputar los dos WTA Internacional que se disputarían allí, cayendo en la qualy del primero pero alcanzando las semifinales en el segundo, siendo la 12° preclasificada del certamen.

Antes de arribar a Roland Garros, Podoroska se adjudicó el ITF de Saint-Malo siendo la 8° preclasificada, luego de vencer a la española Cristina Bucsa por 4-6, 7-5,6-2. Luego de atravesar la qualy de Roland Garros y lograr victorias sorprendentes en el certamen, la rosarina se aseguró entrar en el Top 50° del ranking WTA y dejar atrás el mal pasado económico que no le permitió despegar, la falta de sponsors, la lucha en los torneos menores por el mundo y resurgir en los grandes torneos del tenis femenino con la bandera argentina.