<
>

Andy Murray le puso fin a una agonía de 77 años

play
Andy Murray terminó con la maldición británica (3:38)

En 2013 se adjudicó Wimbledon al vencer en sets corridos a Novak Djokovic en la final y le puso fin a 77 años de sequía de títulos para los locales a quien les era esquiva la copa desde Fred Perry en 1936. (3:38)

El 7 de julio de 2013 a las 17.24 ocurrió un hecho histórico en la Catedral de Wimbledon. Es que, por primera vez en 77 años de historia, un inglés volvía a hacerse de "su" Grand Slam. Fueron décadas de certámenes sin victorias para un local hasta la llegada de Andy Murray. Sí, ese que era escocés cuando perdía pero británico cuando ganaba, dio la nota en el All England al vencer a Novak Djokovic en sets corridos.

Desde Fred Perry en 1936 no ocurría algo semejante. En ese año se quedó con su tercer título en Wimbledon al pasar por arriba al barón alemán Gottfried Von Cramm. Pero sería el último para Perry quien se decantó por salir con actrices de Hollywood y volcarse al circuito profesional de aquella era.

En el caso de Murray, lo llamativo es que ya era campeón de un Grand Slam. Se había hecho con el US Open en 2012 con lo que -a priori- se había sacado ese peso de encima de quedarse con un grande. Sin embargo, los propios británicos le impusieron la tan mentada mochila emocional. Y el chico surgido de Dunblane lo logró.

El camino de Murray estuvo lejos de ser simplista. En primera ronda venció al alemán Benjamin Becker por 6-4, 6-3 y 6-2 en primera ronda; luego a Yen Hsun Lu por 6-3, 6-3 y 7-5 y más tarde a Tommy Robredo por 6-2, 6-4 y 7-5. En Cuarta Ronda pasó de Mikhail Youzhny por 6-4, 7-6 y 6-1. El partido más picante antes de la final sería contra el español Fernando Verdasco a quien derrotó en cinco sets por 4-6, 3-6, 6-1, 6-4 y 7-5. Para cerrar, en las semis transpiró poco y nada contra Jerzy Janowicz: 6-7, 6-4, 6-4 y 6-3.

En poco más de tres horas Murray barrió a Djokovic por 6-4, 7-5 y 6-4 para abrochar su título número 28 bajo unos incesantes 40 grados centígrados de calor en la Centre Court. Murray aprovechó que Djokovic había librado una batalla épica ante Juan Martín Del Potro en semifinales que ganó luego de un eterno 7-5, 4-6, 7-6 (7), 6-7 (8) y 6-3.

Algunas estadísticas que fueron el guiño definitivo para Murray: Djokovic sólo aprovechó 4 de 13 puntos de break. Incluso el serbio dominó 4-1 en el segundo set y 4-2 en el tercero pero, sin resto físico físicas, falló al querer acortar puntos y sufrió el primer servicio de Murray que tuvo un 72% de puntos ganados. Eso sí, Djokovic no se la hizo fácil, se bancó tres puntos de campeonato en contra.

"Mentalmente fue el partido más difícil que jugué en mi carrera", dijo Murray después de ganar. Ivan Lendl, su entrenador y quien le sacó el mote de "cebollita" en las citas grandes, fue el primero en abrazarlo. “Ni me acuerdo del último punto del partido, pero Ivan Lendl me dijo que está orgulloso de mí”, reveló.

"Este título es para él, sé todo lo que intentó para poder ganar aquí", compartió Lendl. Andy ya se había quedado con la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012, el mencionado US Open...pero todos querían que campeone en Wimbledon y lo logró. Venció a su rival, a quienes dudaban de él y, de alguna manera, a sí mismo y a los 77 años de historia sin británicos entre los ganadores. Salud.

"Sé cuánto querían todos ver a un campeón británico en Wimbledon. Espero que lo hayan disfrutado", dijo Andy Murray, en medio de una ovación por su consagración en el All England. Y recordó: "Esto es algo diferente respecto del año pasado, cuando viví uno de los momentos más duros de mi carrera", en referencia a la final perdida con Roger Federer, cuando no pudo contener las lágrimas tras la derrota.

"Ganar Wimbledon es lo máximo. Todavía no puedo creerlo. En los últimos años se hizo muy difícil soportar la presión, los días previos, los últimos días… no es nada fácil cuando todos parecen estar pendientes de vos. Esto es para Ivan Lendl. Él creyó en mí cuando nadie lo hacía. Di todo lo que tenía para alcanzar esto, y he perseverado. De eso se trata mi historia."