<
>

Osvaldo Borchi, el entrenador de Cetraro y Klüver: "El mundo lo hacen los que están locos, gracias por decirme que estoy loco"

Federación Uruguaya de Remo.

Osvaldo Borchi habló públicamente luego de que sus dirigidos, los remeros uruguayos Bruno Cetraro y Felipe Klüver, se clasificaran a la gran final de doble par ligero en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. En diálogo con la Secretaría Nacional del Deporte, el entrenador argentino comentó la gran semifinal realizada por la dupla celeste y destacó el valor de la locura.

Borchi señaló cuáles fueron sus indicaciones para la regata de semifinales, donde Uruguay logró la segunda posición siendo únicamente superados por el bote alemán: “Les dije que había que ser inteligentes, que había una ventanita y planeamos una regata súper puntual. Antes de salir al agua les dije: ‘Disfrútenlo. Felipe, metele ritmo; Bruno, disfrutá haciendo fuerza’. Y todo fue excelente”.

“Se bajaron contentos, parece que no hubiera hecho fuerza, y lógicamente, con estas condiciones de la pista, con las olas, el que técnicamente sabe, no hace fuerza, y el que técnicamente no sabe, hace más fuerza. Eso lo aprovechamos a full porque estamos acostumbrados, nos preparamos a una pista tan mala como esta”, narró el experimentado entrenador argentino.

Luego subrayó y agradeció: “Pero es un mensaje para todos, trabajando se pueden conseguir las cosas. Quiero puntualmente agradecer a mucha gente que nos ayudó para llegar a esto, una final olímpica es lo máximo: le agradezco a la vida por estar hoy acá, a la Federación Uruguaya de Remo, al Comité Olímpico, a la Federación Mexicana de Remo, a la Federación Española de Remo, y a tantos otros que nos ayudaron para llegar hoy aquí”.

De cara a la final, comentó: “Primero hay que sentarse tranquilos, hay que analizar todo, ver cómo es. Será otro día difícil de viento, quizás haya más viento que el que hubo durante las semifinales. Hay que pensar, veremos cómo estamos y hacer lo mejor posible, eso es todo”.

El entrenador es reconocido por su increíble énfasis en la motivación hacia sus dirigidos, exigiendo al máximo y animando constantemente; incluso llegó a relatar como si trabajase en una radio cuando Cetraro y Klüver desembarcaron en Tokio para disputar los Juegos.

Tildado cariñosamente de ‘loco’, Borchi afirmó este miércoles: “Sigo estando loco, y lo seguiré estando. Pero estando loco llegamos a la final de los Juegos Olímpicos. Ojalá podamos estar más locos todavía, y poder salir del sexto puesto para adelante”.

“La locura hace esto, la gente normal no hace cosas, los locos son los que hacen las cosas diferentes. El mundo no lo hace la gente normal, lo hacen los que están locos, así que gracias por decirme que estoy loco”, señaló feliz y pensando en la próxima regata.