<
>

¿Por qué el retiro de Abreu le podría poner fin a la era Maradona?

play
Abreu y su momento soñado con Maradona en cancha (1:55)

El uruguayo y el argentino se cruzaron en un Boca-San Lorenzo en La Bombonera y el Loco se quedó con la camiseta del Diez. (1:55)

Washington Sebastián Abreu le pondrá fin este viernes a su carrera como jugador profesional, lo que implicará también de manera indirecta un punto final a la era de Diego Armando Maradona, ya que el uruguayo era el último futbolista en cumplir una curiosa condición que involucra al astro argentino.

Con el retiro de Pablo Guiñazú el primero de marzo de 2019 en Talleres de Córdoba, Abreu se había convertido en el único jugador en actividad que pudo compartir cancha con el Diego. El Cholo fue el último argentino profesional en tener ese privilegio, habiendo enfrentado a Maradona en el Newell’s 1 – Boca 2 del 14 de setiembre de 1997 (en ese partido Diego hizo su último gol oficial).

Este jueves Abreu anunció su retiro a los 44 años, luego de haber ganado quince títulos, ser máximo goleador en seis oportunidades, jugar 851 partidos oficiales y marcar 432 goles (estadísticas que lleva el propio Abreu y a las que les faltará agregar lo que determine el encuentro que jugará este viernes por la tarde con Sud América y ante Liverpool en el estadio Belvedere por la quinta fecha del Apertura del Campeonato Uruguayo 2021).

“Este viernes estoy dejando la actividad profesional, contra Liverpool se baja el telón. Después de 26 años tomé una decisión con convicción obviamente, entendiendo que es el momento justo, estando activo, jugando en Primera, vigente, creo que es la forma, el equipo está bien, es el momento indicado”, le señaló el uruguayo a ESPN.

Abreu, quien debutó en Primera el 4 de junio de 1995 con Defensor Sporting, llegó en 1996 a San Lorenzo y en setiembre marcó el 1 a 1 ante Boca en La Bombonera, pero Maradona no jugó ese partido para el Xeneize. Diego tampoco estuvo ante el Ciclón en el San Lorenzo 4 – Boca 0 de marzo del año siguiente por la cuarta fecha del Clausura.

El Loco sí enfrentó a Maradona jugando para San Lorenzo en el clásico ante Boca del Apertura 1997. En ese encuentro con el ‘10’ argentino se produjo una de las tantas historias que colorean de gran forma la infinita carrera del delantero uruguayo. Diego le comentó a Abreu para cambiar la camiseta al final del primer tiempo, el Loco lógicamente aceptó y temiendo que algún compañero se la robara la escondió atrás de un ropero que tenía el vestuario.

Al término del partido disputado el domingo 21 de setiembre de 1997 por la quinta fecha del Apertura, el uruguayo necesitó de la ayuda de Salvador, el utilero, para treparse y enganchar con un palo de escoba la bolsa de nylon negra donde había guardado la camiseta xeneize de Maradona, quien se retiró el 25 de octubre de ese 1997 jugando ante River.

Boca derrotó 2 a 1 a San Lorenzo con goles de Diego Latorre a los 16’ y 22’, descontando para el Ciclón Claudio Biaggio al minuto 33; curiosamente el Pampa es el actual entrenador de Sud América y será el último director técnico en dirigir a Abreu.

En aquel partido entre el Xeneize y el Ciclón, arbitrado por Horacio Elizondo, Boca jugó con Óscar Córdoba, Mauricio Pineda (63’ Julio César Toresani), Jorge Bermúdez, Alberto Traverso y Rodolfo Arruabarrena; Nolberto Solano, Alfredo Berti, Diego Cagna, Diego Maradona (89’ Nelson Vivas), Diego Latorre y Martín Palermo (64’ Guillermo Barros Schelotto), dirigidos por Héctor Veira.

San Lorenzo, cuyo entrenador era Jorge Castelli, formó con Oscar Passet, Eduardo Tuzzio, Luiz Fernando, Federico Lussenhoff, Damián Manusovich (78’ Federico Basavilbaso), Gustavo Zapata, Fernando Galetto, Paulo Silas (45’ Ariel Alfredo Montenegro), Néstor Gorosito, Sebastián Abreu (76’ Adrián Norberto Coria) y Claudio Biaggio.

Abreu, que siempre destacó el respeto de Maradona a todos los futbolistas y en particular su cariño por los uruguayos, así se expresaba el 25 de noviembre del 2020 cuando se confirmaba el fallecimiento del argentino: “Siempre te recordaré de la mejor manera Diego, dentro y fuera de la cancha. Descansa en paz. El mejor de todos los tiempos”.

El fin de la carrera como futbolista del Loco también significará otro punto final a la era de Maradona, aunque claro que su legado y el recuerdo hacia el astro argentino seguirán siendo eternos venciendo retiros y/o fallecimientos.