<
>

De Pogba a Griezmann: sólo 10 jugadores han costado 100 millones, la mayoría no brilla como se espera

play
Los fichajes que no volverías a ver en mucho tiempo después del coronavirus (1:46)

La crisis económica después de la pandemia hará muy difícil ver fichajes que pasen los 100 millones de euros. (1:46)

Hasta la fecha, sólo 10 jugadores han sido adquiridos por más de 100 millones de euros en toda la historia.

En esta selecta lista, sin embargo, es difícil señalar las transferencias que realmente valieron la pena, estando la inversión plenamente justificada.

La realidad es todo lo contrario: siete de los 10 más caros de la historia no están deslumbrando en sus nuevos clubes, al menos hasta ahora.

Vea la lista a continuación:

1. Neymar (Paris Saint-Germain): 222 millones de euros
2. Kylian Mbappé (Paris Saint-Germain): 145 millones de euros
3. Philippe Coutinho (Barcelona): 145 millones de euros
4. João Félix (Atlético de Madrid): 126 millones de euros
5. Ousmane Dembélé (Barcelona): 125 millones de euros
6. Antoine Griezmann (Barcelona): 120 millones de euros
7. Cristiano Ronaldo (Juventus): 117 millones de euros
8. Paul Pogba (Manchester United): 105 millones de euros
9. Gareth Bale (Real Madrid): 101 millones de euros
10. Eden Hazard (Real Madrid) 100 millones de euros

Una de las mayores decepciones es Philippe Coutinho, que fue contratado por el Barcelona procedente del Liverpool, pero no logró brillar en el Camp Nou y terminó en el Bayern de Múnich (quien, por su parte, ya ha dejado claro que no quiere contratarlo en definitiva). El Barça ya ha aceptado asumir las pérdidas para negociar con otro equipo.

El portugués João Félix, un genio en la época del Benfica, sólo ha mostrado hasta ahora destellos en el Atlético de Madrid. El domingo pasado, por cierto, ni siquiera estaba inscrito en la lista para el partido contra el Athletic de Bilbao, ya que estaba lesionado. Seis goles y tres asistencias en 28 partidos para el Atleti hasta ahora, se espera algo más para una compra tan célebre.

Ousmane Dembélé es otro rotundo fracaso en Barcelona. Traído para ser el "nuevo Neymar" después de que el original fuera vendido al PSG, también tuvo destellos aquí y allá, pero la mayor parte del tiempo fue recordado por sus actos de indisciplina fuera del campo, los retrasos en los entrenamientos y las interminables lesiones, que prácticamente enterraron su paso por el Camp Nou.

Antoine Griezmann, a su vez, es muy diferente de Dembélé. Atleta ejemplar, bueno en el grupo y no genera problemas fuera del campo. Sin embargo, su fútbol no encaja como se esperaba con Lionel Messi y Luis Suárez en la primera línea blaugrana, y desde que firmó, ha estado lejos de jugar el mismo fútbol llamativo y goleador que en el Atlético de Madrid.

En el Manchester United, Paul Pogba tampoco justificó la fuerte inversión realizada para sacarlo de la Juventus. A pesar de jugar bien en ciertos momentos, en los últimos años el francés ha atraído más atención por sus lesiones y su cuerpo fuera de forma. La directiva de los Reds tampoco 'traga' a su manager, Mino Raiola, que claramente quiere sacarlo de Old Trafford y puede estar detrás del "apagón" de la estrella.

En el Real Madrid, Gareth Bale era una parte muy importante cuando fue contratado en el Tottenham. Con su explosión de velocidad y su potente zurdazo, marcó muchos goles y ayudó a los Merengues a apilar trofeos de campeón. Sólo que, desde hace dos años, apenas juega porque siempre está lesionado (además de no mostrar nunca ningún deseo de estar en el campo, prefiriendo jugar al golf). Al mismo tiempo, el Real tiene dificultades para deshacerse del galés, ya que el delantero cobra un gran salario, lo que le quita el interés de otros clubes por sacarlo del Santiago Bernabéu.

Finalmente, Eden Hazard ha mostrado poco en Madrid desde que fue comprado al Chelsea. En Stamford Bridge, fue el "motor" del equipo, y ganó varios títulos con los Blues, con una pelota de fútbol para llenar los ojos. Desde que se fue a España, sin embargo, nunca ha sido capaz de ponerse en el peso correcto, y ha tenido dos lesiones graves, hasta que tuvo que ser operado después de la segunda. Ahora, intentará encontrar su juego de nuevo.

Por otro lado, las excepciones son Neymar y Kylian Mbappé en París Saint-Germain y Cristiano Ronaldo en la Juventus. Son los principales nombres en las primeras líneas de sus equipos, y marcan gol tras gol, siendo, año tras año, competidores por la Bota de Oro en Europa. Hasta ahora, sin embargo, ninguno de ellos ha logrado ganar la Champions League para su nuevo club.