<
>

Cárcel, selección y fallecidos: ¿dónde están los protagonistas de la llegada de Neymar a Barcelona?

play
¿Continuará la novela de Neymar y el Barcelona? (0:51)

Moisés Llorens comenta los últimos detalles sobre la posibilidad o no de que el brasileño vuelva al equipo blaugrana. (0:51)

La mudanza de Neymar a Barcelona comenzó hace siete años.

El 3 de junio de 2013, la estrella brasileña se presentó en el Camp Nou frente a 56 mil fanáticos, comenzando una trayectoria que duró cuatro temporadas y arrojó 10 títulos.

Entre junio de 2013 y agosto de 2017, "Ney" fue parte de uno de los ataques más llamativos en la historia del Barça: el trío de MSN, junto a Messi y Luis Suárez.

En total, el brasileño jugó 186 partidos, marcó 105 goles y dio 59 asistencias en los colores del club catalán.

Los números del atacante también son positivos en términos de logros, participando en dos títulos del Campeonato de España, tres en la Copa del Rey, dos en la Supercopa de España, uno en la Liga de Campeones, uno en la Supercopa de la UEFA y uno en la Copa Mundial de Clubes.

La llegada del atleta al Camp Nou, sin embargo, estuvo rodeada de controversias, principalmente en las cantidades involucradas para comprarlo de Santos.

De los protagonistas de esa transferencia tumultuosa, muchos tuvieron destinos inesperados.

Vea dónde está cada uno...

LUÍS ÁLVARO DE OLIVEIRA RIBEIRO

El ex presidente de Santos estuvo marcado por mantener a Neymar tanto como pudo en Vila Belmiro, en una estrategia que terminó convirtiéndolo en el directivo más ganador en la historia de Peixe fuera de la "era de Pelé".

La partida de la joven estrella, sin embargo, dejó un sabor bastante amargo.

Prueba de ello fue la gran entrevista que le dio a ESPN en 2014, en la que afirmó que el dinero de la venta incluso se utilizó para pagar una "orgía con prostitutas" para el padre de Neymar en Londres.

El directivo eventualmente sería demandado por las declaraciones, y tuvo que pagar por daños.

Dejó la presidencia de Santos en mayo de 2014, debido a problemas de salud, y luego perdió más de 40 kilos.

Sin embargo, en agosto de 2016, ingresó para tratar un tumor maligno en el recto y terminó sin resistirse.

Murió el 16 de agosto de 2016, a la edad de 73 años.


SANDRO ROSELL

Era el presidente de Barcelona cuando se completó la transferencia de Neymar, y permaneció en el cargo hasta 2014.

En junio de 2017, fue declarado culpable de corrupción en la venta de los derechos de televisión para la selección brasileña, cuando trabajaba como director de Nike, y fue arrestado por primera vez, pero luego fue liberado.

Sin embargo, en 2018, Rosell volvió a entrar en la mira de la justicia y fue declarado culpable de fraude fiscal, siendo sentenciado a dos años de prisión junto a su compañero, Joan Besolí.

En total, fue encarcelado, liberado a fines de abril de este año, cuando dio una pintoresca entrevista al periódico Mundo Deportivo.

"Recuerdo [la primera noche en la silla] que nos dieron cuatro condones y cuatro bolsas de vaselina ... Estaba un poco preocupado", dijo, riendo.

A pesar de los arrepentimientos, Rosell sigue siendo una voz influyente en los batidores del equipo catalán.

Tiene 56 años, pero ya no ocupa un puesto en el Barça.


PADRE NEYMAR

Una de las figuras más controvertidas en el fútbol brasileño en los últimos años, sigue siendo el agente y maneja la carrera de su hijo.

Al igual que en la controvertida partida de Neymar de Santos a Barcelona, ​​el padre de la estrella también fue uno de los protagonistas en la venta masiva de "Ney" a París Saint-Germain, en 2017.

En septiembre de 2019, el empresario reveló que "luchó con todas sus fuerzas" para volver a poner a su hijo en el Barça, pero no pudo hacerlo.

"Un brasileño solo quiere estar donde está feliz. Y él [Neymar] estaba muy feliz en Barcelona. Cuando sus amigos (de Barcelona) le preguntaron si le gustaría regresar, lo conmovió", dijo en ese momento.

Antes de eso, había llamado la atención para "proteger" a "Ney" de las críticas a durante la Copa Mundial de 2018, además de la periodista infractora Camila Mattoso, de Folha de S. Paulo, durante una llamada de solicitud de entrevista.

Entre 2019 y 2020, Neymar Sr. también fue uno de los comandantes de la defensa de su hijo contra la acusación de violación de la modelo Nájila Trindade, que todavía está bajo investigación por el Ministerio Público de Río de Janeiro.

TITO VILANOVA

Era el entrenador del Barcelona cuando Neymar fue contratado.

Sin embargo, dejó el cargo un mes después para combatir el cáncer en la glándula parótida.

La pelea duró poco menos de un año y, desafortunadamente, el entrenador terminó derrotado.

Él falleció el 25 de abril de 2014, con sólo 45 años de edad.

GERARDO 'TATA' MARTINO

El entrenador argentino se hizo cargo de Barcelona después de que Tito Vilanova se fue.

Permaneció solo una temporada en el cargo y terminó siendo marcado por perder el título de LaLiga en la última ronda ante el Atlético de Madrid en 2013/14.

"Tata" dejó el Barça para hacerse cargo del equipo argentino, siendo segundo en la Copa América en 2015 y 2016.

Después de pasar por Atlanta United, desde los Estados Unidos, actualmente dirige a la Selección Mexicana.

LUIS ENRIQUE

El entrenador se hizo cargo de Barcelona después de la partida de "Tata" Martino y tuvo mucho éxito.

Bajo su mando, el fútbol de Neymar explotó, y con el trío de MSN en sintonía, Luis Enrique ganó una gran cantidad de títulos.

Dejó el cargo al final de la temporada 2016/17, decidiendo no renovar su contrato con los Blaugranas.

En 2018, se hizo cargo del equipo español, y había estado haciendo un buen trabajo hasta que anunció, sorprendentemente, que renunciaría un año después.

En ese momento, explicó que la decisión se tomó por "razones familiares", que luego se revelaron.

El punto era que su hija, Xana, estaba luchando contra el cáncer, y Luis Enrique prefería pasar tiempo con su familia.

La joven falleció trágicamente en agosto de 2019, con solo nueve años.

Tres meses después, Luis Enrique fue anunciado nuevamente como entrenador de la selección, lo que generó mucha controversia, ya que el entonces comandante, Robert Moreno, fue el último en ser notificado.