<
>

Kyle Juszczyk, la identidad de San Francisco 49ers

play
Miami vibró con la noche de apertura del Super Bowl LIV (1:31)

Carolina Guillén recorrió el Marlins Park, lugar donde se llevó a cabo la fiesta que contó con la presencia de los equipos, periodistas y miles de fanáticos, quienes pusieron color a la celebración. (1:31)

MIAMI -- Los héroes muchas veces no usan capa.

Kyle Juszczyk no es tu típico fullback, es más bien el jugador más versátil de la NFL.

“Yo no crecí queriendo ser un fullback”, aclaró Juszczyk. “Pero a la vez sabía que tenía que hacer lo sea para poder abrir la puerta de la liga, y el resto sucedería por su cuenta”.

Juszczyk firmó una extensión de contrato por un valor de 5.25 millones de dólares por año en 2017, un acuerdo criticado por muchos dado que estaba muy encima del promedio que se le paga a una posición prácticamente en extinción.

Pero Kyle Shanahan no encajona a sus jugadores, y sabía lo que Juszczyk podía aportar al equipo.

Cuando alguien dice fullback, el común denominador piensa en alguien muy físico que golpea con fiereza a sus rivales, y eso es algo que Juszczyk hace prácticamente a la perfección, pero sus virtudes no terminan allí.

En el Campeonato de la NFC, Juszczyk formó en ocho posiciones diferentes en las primeras ocho jugadas del partido.

“Fuera de la posición de mariscal, tengo que conocer esta ofensiva mejor que nadie, porque sé que me utilizan en diversas posiciones”, declaró Juszczyk.

Lo que sorprende es la naturalidad con la cual el híbrido fullback se adapta a sus diferentes roles sin sufrir en la transición al mejor estilo navaja suiza.

“Es uno de los jugadores más subestimados de la NFL”, enfatizó el apoyador Fred Warner.

Cuando se lesionó la rodilla en octubre, Shanahan sabía que tenía un problema en sus manos.

“No se puede reemplazar a Juszczyk”, explicó en su momento el entrenador en jefe de los 49ers. “Necesitas múltiples personas para tratar de imitar lo que hace”.

San Francisco 49ers tiene el ataque terrestre más letal de la liga, dado que pueden cambiar los nombres propios entre Raheem Mostert, Tevin Coleman, Matt Breida y Jeff Wilson Jr, pero lo que no se altera es la productividad.

Fiel a su estilo, Juszczyk, graduado de la Universidad de Harvard, prefirió darle el crédito a las otras piezas a su alrededor.

“Tenemos una línea ofensiva fenomenal”, explicó Juszczyk. “Kyle Shanahan tiene una creatividad asombrosa y los movimientos pre-snap nos hacen estar constantemente en situaciones favorables, y George Kittle es, sin dudas, el mejor ala cerrada del deporte a la hora de bloquear. Lo veo constantemente movilizar a hombres más grandes que él, al lugar a donde él los quiere llevar. Así todo se hace más sencillo”.

Juszczyk no es tan físico como Kittle a la hora de bloquear, pero es más atlético, y esa es la razón por la cual esporádicamente lo vemos sorprender con el ovoide en sus manos; la capacidad le sobra.

La habilidad atlética de Juszczyk le permite a San Francisco emplear esquemas de bloqueo que otros equipos ni se animarían a intentar, y Shanahan es un maestro a la hora de anticipar el potencial antídoto que busca la defensiva rival para detenerlos, y se anticipa a la contra movida.

Los 49ers utilizan muy frecuentemente formaciones con dos corredores, y sobre todo en estos playoffs, han puesto mucho énfasis en ataque terrestre.

Esa es su identidad, que tranquilamente puede ser representado en la figura de Kyle Juszczyk.

Sin él, los 49ers no serían lo mismo.