Pacman Jones se retira tras 14 temporadas en la NFL

Adam Jones jugó en 14 temporadas en la NFL Rich Graessle/Icon Sportswire

El veterano esquinero Adam "Pacman" Jones, quien hizo noticias tanto fuera del campo como en una carrera de 14 años, anunció su retiro en las redes sociales.

Jones publicó un video en Instagram que ya expiró y dijo que "es oficial que ya no estoy con la NFL", según varios informes. Ahora su cuenta de Instagram incluye una foto de un automóvil y un mensaje de Jones agradeciendo a un concesionario por su "regalo de retiro", así como también felicitaciones de los seguidores por su carrera.

Jones, de 35 años, apareció en siete juegos para los Broncos la temporada pasada, haciendo dos aperturas, y tuvo una intercepción, tres pases defendidos y nueve tackles. También devolvió 10 patadas de despeje y cuatro patadas de salida para Denver.

Antes de unirse a los Broncos, Jones pasó ocho temporadas con los Cincinnati Bengals, donde obtuvo un reconocimiento de Primer Equipo All-Pro en 2014 y recibió una selección de Pro Bowl en 2015.

La carrera de Jones estuvo marcada por roces con la ley. Fue arrestado en febrero por conducta desordenada, intoxicación pública, intimidación y resistencia al arresto en el Rising Sun Casino en Indiana, ubicado a unos 40 kilómetros al suroeste de Cincinnati.

La Comisión de Juegos de Indiana dijo que sus agentes fueron llamados al casino "para investigar a un cliente por posibles trampas en un juego de mesa" y que Jones "inmediatamente se volvió verbalmente combativo y desordenado con los agentes y el personal del casino".

Fue arrestado en enero de 2017 por presuntamente empujar a un guardia de seguridad y no cumplir con las instrucciones de las autoridades. Un video de la parte de atrás de un coche de la policía mostraba a Jones haciendo una diatriba contra el oficial que lo arrestó y diciéndole "Espero que mueras mañana". La NFL suspendió a Jones para la apertura de la temporada 2018 después del incidente.

Fue acusado de agresión por delitos menores, conducta desordenada y obstrucción de asuntos oficiales, junto con un delito grave de hostigamiento con una sustancia corporal por escupir en la mano de una enfermera cuando se le ingresaba.

El fiscal se negó a llevar el cargo por delito grave, y todos los demás cargos fueron retirados excepto por obstruir los asuntos oficiales, a los que Jones se declaró culpable.

Jones, quien se unió a los Bengals en 2010, cambió su carrera en Cincinnati luego de que casi terminó cuando fue suspendido por toda la temporada 2007 después de un incidente en un club nocturno de Las Vegas que resultó en la paralización de un hombre. Más tarde, se le ordenó a Jones pagar $12 millones en daños a la víctima.