<
>

El daikon y sus beneficios para los runners

El daikon facilita la digestión de proteínas, carbohidratos complejos y grasas. ESPN Run

Visitando algunos mercados tal vez te haya llamado la atención un vegetal alargado, de color blanco y tamaño considerable. Se trata del daikon, también conocido como rábano blanco, nabo daikón o rábano japonés, y aunque hoy está presente en todo el mundo es original del sudeste y el este de Asia. De hecho, Japón produce y consume el 90% de la cosecha mundial anual de este tubérculo, un elemento básico de la cocina japonesa.

Su aspecto es similar a una zanahoria blanca, su textura es crujiente y su sabor es más suave y menos picante en comparación con el sabor del rábano normal. La planta del daikon se cultiva principalmente por su raíz o tubérculo, sin embargo, sus hojas también son comestibles y versátiles en la cocina. El nombre “daikon” deriva del japonés y significa “raíz grande”, pero en realidad este rábano se cultivó originalmente en Europa y Asia continental, en especial en China. Es muy utilizado en la elaboración de platos orientales, y se puede comer crudo como parte de una ensalada o como ingrediente en sopas, ensaladas, curry, platos de arroz, entre otras preparaciones.

A la hora de hablar de los beneficios de incorporarlo en nuestra dieta, se destaca su capacidad para mejorar la digestión, gracias a una enzima llamada diastasa, la cual ayuda a aliviar la indigestión y la acidez estomacal. De esta forma también facilita la digestión de las proteínas, los carbohidratos complejos y las grasas, algo clave para quienes practicamos deportes de resistencia como el running. Por otra parte, los isotiocianatos que le aportan su típico sabor picante, pueden ayudar a mejorar la circulación sanguínea y prevenir la formación de coágulos. Y en lo que respecta a los aportes para los runners, no hay que perder de vista que este tubérculo contiene altas cantidades de potasio, vitamina C, vitamina A y fósforo, nutrientes y antioxidantes. Así mismo, es una buena fuente de betacaroteno, sodio, hierro, fósforo y calcio, y todo esto con un muy bajo aporte calórico y una buena cantidad de fibra, por lo que es uno de los vegetales ideales para quienes quieren controlar su peso corporal.

Además, el daikon promueve la salud de los huesos y la piel. Su alto contenido de calcio puede ser útil para prevenir la osteoporosis. También tiene beneficios antioxidantes que ayudan a prevenir las arrugas, mejoran la circulación e incluso reducen la aparición de las manchas de envejecimiento. Por otro lado, favorece la desintoxicación natural. Al tener efecto diurético, el daikon estimula la micción y ayuda a tener los riñones libres de toxinas.

En lo concreto, la información nutricional de un rábano, de unos 350 gramos aporta:

Calorías: 61
Grasa: 0.3 g
Colesterol: 0 mg
Sodio: 71 mg (2%)
Potasio: 767 mg (21%)
Carbohidratos: 14 g (4%)
Fibra dietética: 5 g (20%)
Azúcar: 8 g
Proteína: 2 g 4%
Vitamina C: 124%
Calcio: 9%
Hierro 7%
Vitamina B-6: 10%
Magnesio: 13%
Potasio: 767 mg (22%)
Fósforo: 77.7 mg (8%)

Podrás incorporarlo a las ensaladas rayándolo crudo, como ingrediente en una deliciosa sopa, un guiso u otros platos de carne. También se puede asar, hervir, hornear o cocer al vapor como hacemos con la zanahoria. En general, es un vegetal extremadamente versátil.

¿Conocías las propiedades de este vegetal?