<
>

Los beneficios del running para la salud

Los beneficios del running para la salud. ESPN Run

Sin dudas no se trata de una moda pasajera: cada vez sean más las personas que se calzan sus zapatillas y salen a correr, y esto no es casualidad. Sucede que el entrenamiento y la actividad física mejoran la calidad de vida y traen aparejado mejoras en la salud, por lo que mucha gente se ve atraída por el running. Veamos hoy algunos de sus beneficios.

El primero tienen que ver con cuestiones psicológicas, y aquí hablaremos del control de la ansiedad, que suele ser un gran problema para muchas personas. Con el tiempo, correr produce un incremento de los niveles de noradrenalina, implicada en la respuesta del organismo al estrés, y de serotonina. El aumento de los niveles de serotonina en la actividad cerebral puede contribuir a mejorar nuestro estado de ánimo y a reducir la ansiedad. Del mismo modo, puede ser de gran ayuda a personas que sufren de depresión (leve y media).

También ayuda a calmar la fatiga causada por estrés, aumenta la circulación y mejora la falta de oxígeno, logrando reducir la tensión muscular, con lo que se concilia un mejor sueño por las noches. Ya hablando de cuestiones netamente físicas, uno de los problemas que el running ayuda a combatir es la artritis, reforzando los movimientos de la unión esquelética. Esto sucede porque al correr se estimula la producción de fluido sinovial, que se distribuye por los cartílagos de las articulaciones.

Del mismo modo, combate bursitis y tendinitis ya que refuerza los tendones, permitiendo a estos tomar una mayor carga sin ser dañados. Pero las extremidades inferiores no son las únicas beneficiadas al correr. La postura que llevamos durante el ejercicio reduce los riesgos de contraer el llamado síndrome del túnel carpiano, debido a que ayuda a reforzar los músculos en las muñecas y ante brazos, reduciendo de esta manera el estrés en brazos, codos y manos. También reduce dolores lumbares, ya que ayuda a reforzar los músculos abdominales y la parte baja de la espalda.

Otro beneficio importante está en la reducción de los niveles de colesterol: el ejercicio ayuda al crecimiento del HDL (colesterol bueno) en la sangre y a bajar los niveles de LDL (colesterol malo). A su vez, baja los niveles de grasa en la sangre, incrementa la eficiencia del corazón y pulmones, y la presión. También a prevenir y combatir enfermedades como la diabetes, debido a que ayuda a tener bajos niveles de azúcar en la sangre. Y diversos estudios han comprobado que realizando ejercicios físicos de forma regular ayuda a controlar la presión arterial.

¿Cuándo arrancaste a correr?