<
>

Cuatro ideas de colaciones para runners

ESPN

Pasar muchas horas sin comer suele dar como resultado que llegues a las comidas principales con mucha hambre. Y en general, esa sensación puede llevarte a comer cualquier cosa de forma desmedida, incluyendo golosinas, frituras y grasas. Por ese motivo, si tus días son muy largos y además entrenás regularmente, las colaciones serán fundamentales en tu dieta. Se trata de pequeñas comidas saludables entre horas, que te ayudarán a desarrollar correctamente tus actividades.

En cuanto a la composición nutricional, la idea es que estas colaciones sean ricas en proteínas o hidratos de carbono y bajas en grasa malas. Por ejemplo, a media mañana o media tarde puedes ingerir un puñado de almendras. Una porción de alrededor de 20 de estos frutos secos proporciona cerca de 170 calorías, unos 6 gramos de proteínas, 3.5 de fibra, 75 miligramos de calcio y 7.4 de vitamina E, antioxidantes y grasas saludables Otra buena opción para llevar a tu trabajo son las barras de cereales, ya que son fácil de transportar. Sólo ten cuidado al elegirlas, porque algunas tienen cantidades importante de grasas. Elige las barras con frutas y con pocos ingredientes. Si está a tu alcance compra las opciones light o mira la tabla nutricional y chequea que tenga menos de 3g de grasa total. También los mix de frutos secos son muy energéticos, ricos en grasas saludables, en proteínas y vitaminas. Podes armarlos a tu gusto incluyendo pasas de uva (rubias y negras), castañas de cajú, maní o cacahuates, almendras, nueces, avellanas y semillas de girasol. Por último, no te olvides de las bananas. Está noble fruta, además se ser muy práctica para comer, aporta hidratos de carbono y potasio, nutrientes te ayudan a prevenir calambres musculares. Tiene azúcares simples y algo de fibra. Además, son buenas para comer antes de una carrera y entrenamientos, y es una de las frutas que da más saciedad. ¿Qué sueles consumir como colación?