Latino de la Semana en LN: Sin mucho ruido, Eugenio Suárez no para de maltratar la pelota

Photo by G Fiume/Getty Images

El venezolano Eugenio Suárez es quizás uno de los peloteros más subvalorados en todo el béisbol.

Tal vez porque juega con los Cincinnati Reds, equipo que desde hace años vive horas bajas y no recibe toda la atención mediática de otros como Los Angeles Dodgers o los Chicago Cubs, por mencionar sólo dos de la Liga Nacional.

Pero cada año, desde que irrumpió en las Grandes Ligas en el 2014, sube un escalón más en su desarrollo, al punto de ganarse en el 2018 su primer viaje al Juego de las Estrellas.

Y mientras en el 2019 la mayor atención de la prensa de Cincinnati está sobre el siempre polémico Yasiel Puig, recién llegado de los Dodgers, Suárez sigue haciendo su trabajo diario, sin aspavientos, pero con una consistencia envidiable.

Y de pronto explota con el madero a niveles superlativos, como en la semana del domingo 5 hasta el sábado 11 de mayo, en que le dio a la pelota en la cara.

En 29 turnos, el antesalista de los Reds disparó 11 imparables, para average de .379, con nueve carreras anotadas y siete impulsadas.

Ocho de sus 11 hits fueron extrabases, cuatro dobletes e igual cantidad de cuadrangulares, para un promedio de slugging de .931.

Ya anda por 12 bambinazos, la tercera mayor cifra en el viejo circuito, detrás de los 16 de Christian Yelich y los 14 de Cody Bellinger.

Dos compatriotas suyos también sobresalieron en los últimos siete días, Wilmer Flores, de los Arizona Diamondbacks, y Willson Contreras, de los Cubs.

Flores conectó diez cohetes en 24 ocasiones, para average de .417, con dos anotadas y cuatro remolcadas, con un doble, un jonrón y slugging de .583.

Por su parte, Contreras se fue de 24-9 (.375), con cuatro anotadas e igual cifra de empujadas, dos para la calle y slugging de .625.

Buena semana tuvo el derecho colombiano Julio Teherán, abridor de los Atlanta Braves.

En dos salidas completó en total 12 entradas, en las que permitió apenas cinco hits y una carrera limpia, con ocho ponches propinados.

Su efectividad fue de 0.75 y en ambos partidos los Bravos se llevaron las victorias, aunque Teherán no tuvo decisión.

El campocorto dominicano Amed Rosario, sacó a relucir todo lo que de él esperan los New York Mets, desde que era considerado uno de sus principales prospectos de la organización.

En 21 turnos, Rosario produjo ocho hits, dos de ellos biangulares y un jonrón con bases llenas, el primero de su carrera.

En la semana anotó tres carreras, remolcó seis y tuvo un slugging de .619.

Su compatriota Starling Marte, de los Pittsburgh Pirates, también sacudió el madero con autoridad, al irse de 26-9 (.346), con cinco anotadas e igual número de empujadas.

Un cuadrangular fue su único extrabases de la semana y su slugging fue de .462.

Su compañero de equipo, el también quisqueyano Gregory Polanco fue otro con gran labor en los últimos siete días.

Polanco conectó siete hits en 21 turnos, para average de .333, con tres anotadas y ocho impulsadas.

Tuvo batazos de todas dimensiones: dos jonrones, un triple, par de dobletes y otros tantos sencillos, para un slugging de .810.

Y el veterano puertorriqueño Yadier Molina, de los St. Louis Cardinals, sigue burlándose del almanaque.

Molina se fue de 25-9 (.360), con cuatro anotadas y seis remolcadas, tres biangulares y un vuelacercas como extrabases y slugging de .600.

Frío, frío

El colombiano Jorge Alfaro, de los Miami Marlins, tuvo una semana para el olvido.

En 20 turnos solamente consiguió un hit, para un anémico average de .050, con nueve ponches.

Para esta selección se tomaron las estadísticas desde el domingo 5 hasta el sábado 11 de mayo.