<
>

Final NBA: Historias y estadísticas a tener en cuenta en el enfrentamiento Lakers-Heat

play
Miami aprovecha un "robo" en el Draft (1:40)

Es bueno ser el jefe. Este miércoles, Pat Riley participará en otras Finales más y entra en su sexta década haciéndolo. Pero no lo pudo hacer sin su último "robo" en el Draft… Bam Adebayo. (1:40)

No pasaron muchos días durante la temporada de la NBA en los que LeBron James no usara las lecciones que aprendió durante sus cuatro años con el Miami Heat. Uno ha demostrado ser el más importante: mantener lo principal como lo principal.

Es uno de los principios básicos que el presidente del Heat, Pat Riley, ha predicado durante años y es una de las enseñanzas que James más aprecia. Incluso con su ascendente compañía de medios, su trabajo de caridad en su ciudad natal de Akron, Ohio, su activismo o en su amor por el buen vino, James nunca se olvida que lo principal es perseguir campeonatos.

Lo principal está aquí: Heat vs. Lakers en las Finales de la NBA.

La dinámica Riley-James, que esencialmente es la dinámica Heat-James, es compleja.

James tiene dos anillos con los logotipos del Heat, aceptó dos trofeos de Jugador Más Valioso en el AmericanAirlines Arena y, probablemente algún día la franquicia retirará al No. 6. Él le da crédito a Riley y al Heat no solo por enseñarle a convertirse en campeón, sino también por ayudar a moldear su visión del mundo.

Sin embargo, cuando se separaron en 2014, Riley estaba furioso y LeBron se ofendió. Aunque James sintió más el impulso de irse a Cleveland que el deseo de irse de Miami, no había mucho espacio para los matices.

"Vi volar a una dinastía por la ventana", le dijo Riley a ESPN cuatro años después. "Sabía que era un equipo de 10 años. Quería esa dinastía".

James se molestó por la actitud que tomó el Heat cuando se fue y por algo que le dijeron.

"Cuando decidí irme de Miami ... había algunas personas en las que confié y con las que construí relaciones en esos cuatro años [que] me dijeron que estaba cometiendo el mayor error de mi carrera", dijo James la noche en que ganó un título con los Cavs en 2016. "Y esa fue mi motivación".

James nunca dijo quién era, aunque muchos asumieron que era Riley. Tuvieron una amarga llamada telefónica poco antes de que él hiciera su anuncio. Riley negó haberlo dicho. De cualquier manera, Riley atacó a James varios meses después de su partida cuando dijo que el equipo se había deshecho de jugadores que tenían "caras sonrientes con agendas ocultas".

No se comunicaron durante años hasta que Riley le envió un mensaje de texto a James la noche del título de 2016. James no respondió.

La verdad es que las filosofías del Heat y de James estaban muy cerca entonces y ahora. Ambos están obsesionados con la naturaleza de ganar, un proceso que se desarrolla todos los días de cada temporada, en el que la gloria se gana tanto en la disciplina mundana de la rutina como en la arena.

Ambos operan con un espíritu militarista, en el que los compañeros de equipo se consideran una banda de hermanos y deben ser sometidos a una responsabilidad extrema. Ambos creen en una cultura familiar, pero no tienen problemas para dejar de lado una pieza o dos si esto mejora las posibilidades de ganar.

Son tan parecidos que quizás nunca debieron permanecer juntos.

En nueve series de playoffs con los Cavs, James nunca se enfrentó al Heat. En su primera aparición en playoffs con Los Ángeles, jugará contra su antiguo equipo por primera vez con las apuestas más altas.

La venganza no se trata realmente en la doctrina de "lo principal" de estas Finales. James juega por el legado y en honor a Kobe Bryant. El Heat está tratando de demostrar que su cultura gana por encima de todo y de presumir como una carta de atracción para los agentes libres en el futuro.

Pero la venganza tampoco estará tan lejos de la superficie.

Brian Windhorst

Calendario

Juego 1, 30 de septiembre: Heat @ Lakers | 9 p.m. ET
Juego 2, 2 de octubre: Heat @ Lakers | 9 p.m. ET
Juego 3, 4 de octubre: Lakers @ Heat | 7:30 p.m. ET
Juego 4, 6 de octubre: Lakers at Heat | 9 p.m. ET
Juego 5 (si es necesario), 9 de octubre: Heat @ Lakers | 9 p.m. ET
Juego 6 (si es necesario), 11 de octubre: Lakers @ Heat | 7:30 p.m. ET
Juego 7 (si es necesario), 13 de octubre: Heat @ Lakers | 9 p.m. ET

Lakers: camino a las Finales

Sus marcas

  • 2019-20 récord: 52-19

  • Rating ofensivo: 111.7 (11º) | Playoffs: 115.6 (2º)

  • Rating defensivo: 106.1 (3º) | Playoffs: 107.8 (5º)

Playoffs

Para tomarse algunas libertades con la famosa profecía de Moses Malone, los Lakers pasaron sin problemas las tres primeras rondas de los playoffs.

Después de perder el Juego 1 de la primera ronda contra los Trail Blazers, L.A. ganó cuatro consecutivos después de que el MVP de la burbuja, Damian Lillard, dejara la serie temprano debido a una lesión en la rodilla derecha. Las semifinales de conferencia siguieron un guión similar: los Rockets ganaron el Juego 1, pero luego los Lakers los remataron ganando cuatro seguidos, cambiando sus esquemas defensivos sobre James Harden para mantener fuera de balance al máximo anotador de la liga.

play
1:54

Lakers regresan a los playoffs y sueñan con su campeonato 17

LeBron James fue líder de la victoria de Los Angeles sobre Nuggets.

Luego vinieron los Denver Nuggets, los favoritos de los playoffs de 2020, que llegaron al enfrentamiento de la Conferencia Oeste con Los Ángeles y se convirtieron en el único equipo en la historia de la NBA que regresó de una derrota 3-1 dos veces en una postemporada. Aunque la serie duró solo cinco juegos, se necesitó un triple de Anthony Davis para ganar el Juego 2 y una actuación histórica de LeBron James para cerrar el Juego 5 y poner a dormir a un determinado y talentoso equipo de Denver.

Dwight Howard fue el jugador destacado de L.A. contra los Nuggets, reemplazando a JaVale McGee en la formación titular en el medio tiempo del Juego 3 y manteniendo ese puesto entre los cinco iniciales en los siguientes dos partidos. Promedió 10,5 puntos con 80% de efectividad en tiros de cancha, 10 rebotes y 1 tapón para cerrar las cosas. Hoy se encuentra de regreso en las Finales por primera vez desde 2009, jugando en Orlando, Florida, y buscando un anillo para validar una carrera de Salón de la Fama.

"Me prometí a mí mismo que si alguna vez tenía la oportunidad de volver, iba a dar todo lo que tuviera para ayudar a nuestro equipo a ganar", dijo Howard. "No pensé que esto sucedería alguna vez, pero estoy muy agradecido de tener esta nueva oportunidad. La voy a aprovechar al máximo".

Dave McMenamin

Heat: camino a las Finales

Sus marcas

  • 2019-20 récord: 44-29

  • Rating ofensivo: 111.9 (7º) | Playoffs: 112.7 (4º)

  • Rating defensivo:109.3 (12º) | Playoffs: 108.6 (7º)

Playoffs

El Heat ha sido dominante en la postemporada. Con una barrida de los Pacers en los cuartos de final, una victoria en cinco juegos sobre los Bucks (con el mejor record de la Liga) en las semifinales y un impresionante triunfo de seis partidos sobre los Celtics en la Conferencia Este, se metieron nuevamente en la Finales. Como de costumbre, fue un ataque equilibrado lo que llevó a Miami a ganarse el derecho de jugar por el título, liderado por el All-Star Jimmy Butler, quien ha tenido ayuda en ambos lados de la cancha.

Bam Adebayo ha demostrado por qué fue elegido como All-Star. El escolta veterano Goran Dragic ha sido excelente para el Heat y será el foco de la defensa de los Lakers. El novato Tyler Herro no va a tener miedo de enfrentar el momento y tiene la habilidad de producir en momentos claves como lo hizo en el Juego 4 contra Boston.

La defensiva de Miami ha estado consistente a lo largo de la burbuja, especialmente en la recta final contra los Celtics. Cuando el Heat necesitó darle la vuelta al juego, fue su defensa la que entregó una tendencia establecida por el bloqueo de Adebayo para salvar el juego sobre Jayson Tatum al final del Juego 1.

Nick Friedell

Claves: La batalla por los rebotes puede decidir las Finales

Cuando Pat Riley dirigió a estas dos franquicias, el ahorapresidente del Heat popularizó la frase "Sin rebotes no hay anillos". Aunque el rebote ofensivo ha disminuído en la NBA desde el apogeo de Riley, sigue siendo importante para ambos equipos, lo que lo convierte en un enfrentamiento para ver durante las Finales.

En lo que va de la postemporada, los Lakers y el Heat son el No. 1 y el No. 4, respectivamente, en puntos luego de fallar un lanzamiento, según el portal Cleaning the Glass. Los Lakers no solo están liderando la estadística sino que la están dominando. Su error promedio ha generado 0.23 puntos, más por delante del segundo lugar que ocupa Dallas (0.19) o que el propio promedio de la liga (0.16).

Esto no es nada nuevo para los Lakers, que ocuparon el tercer lugar en puntos por tiros fallados durante la temporada regular. Por lo general, los Lakers han comenzado con dos hombres grandes tradicionales capaces de causar estragos en el cristal como Anthony Davis y JaVale McGee o Dwight Howard. Howard y McGee ocupan el cuarto y quinto lugar respectivamente entre los habituales de postemporada en porcentaje de rebotes ofensivos.

Por el contrario, la destreza de rebotes ofensivos del Heat es más sorprendente. Tuvieron la tercera tasa más baja de puntos tras lanzamientos fallados de la liga durante la temporada regular. Miami ha recibido el aporte en el tablero ofensivo del alero Butler, quien ha atrapado el 7% de los rebotes ofensivos disponibles en los playoffs, muy por encima de su promedio. La implacable energía del Heat también ha producido segundas oportunidades que no han sido acreditadas a los jugadores como rebotes ofensivos, como señaló Seth Partnow de The Athletic.

Los Lakers están mejor equipados para controlar el cristal defensivo que el Heat. También han estado entre los mejores equipos en rebotes defensivos de la liga esta temporada y no serán tan vulnerables como lo fueron los Celtics durante las finales de conferencia porque mantienen a Davis en el centro. Pero veremos si Miami puede seguir abriéndose camino hacia las segundas oportunidades en esta serie.

Kevin Pelton

Claves: Anthony Davis vs. Bam Adebayo

View this post on Instagram

4 more fellas!!!

A post shared by Anthony Davis (@antdavis23) on

Anthony Davis ha dominado a sus oponentes de playoffs del Oeste, promediando 28.8 puntos con un 57.1% de tiros en 15 juegos. Pero en las Finales, enfrentará a su rival más duro hasta la fecha: Bam Adebayo. A diferencia de los grandotes más altos pero más lentos de los Nuggets y Trail Blazers, Adebayo tiene la combinación de longitud, circunferencia y rapidez para frenar a Davis uno contra uno en cualquier parte de la cancha.

Según Second Spectrum, Adebayo cedió solo 0,769 puntos por aislamiento directo durante la temporada regular (tercero en la NBA entre los jugadores que defienden al menos 100 jugadas de aislamiento).

Tanto Davis como Adebayo hacen mucho daño atacando el aro. Según Second Spectrum, Adebayo ocupa el tercer lugar en la NBA, con 1.168 puntos por impulso directo mientras Davis ocupa el cuarto, con 1.151. En defensa, Adebayo ha sido un poco mejor defendiendo las penetraciones, cediendo solo 0.826 puntos por ataque directo (12 ° en la NBA entre los jugadores que defendieron al menos 100 penetraciones directas), y Davis cede 0.928 (66 ° en la NBA).

Adebayo también ha promediado 11,2 rebotes en los playoffs, quinto en la NBA pero mejor entre los jugadores restantes. Davis recibe un poco más de ayuda en el cristal de sus compañeros de equipo, pero sus 9.3 rebotes por juego en los playoffs lo ubican en el puesto 14 en la liga.

Los Lakers están liderados por LeBron James, quien busca hacer historia al ganar un MVP de las Finales con un tercer equipo mientras asegura a la franquicia su 17° campeonato para empatar la cifra de los Celtics en la historia de la NBA. Para que el Heat tenga la oportunidad de ganarse su desfile, necesitarán que Adebayo se enfrente a otra superestrella y lo lo controle hasta el final. Lo hizo con éxito contra el dos veces MVP Giannis Antetokounmpo. ¿Cuánto puede Bam limitar al "uniceja"?

André Snellings

Claves: Los problemas de Miami en los segundos tiempos

Dependiendo de cuánto esfuerzo pusieron ambos equipos en los enfrentamientos anteriores entre Heat y Lakers (ambos con victorias para Los Ángeles el 8 de noviembre y el 13 de diciembre), los terceros cuartos fueron puntos de inflexión bastante importantes cada vez, con los Lakers haciendo diferencias que los ayudaron a prevalecer al final.

Los Ángeles superó a Miami por 10 en el tercer cuarto del primer enfrentamiento y por 11 en el tercer cuarto de su segundo encuentro.

Aunque podría argumentarse que esos fueron escenarios aislados, se ajustan a lo que hemos visto, tanto durante la temporada regular como durante los playoffs: Miami es un mejor equipo, o al menos muestra mejor rendimiento, en la primera mitad y que tiende a tener problemas después del descanso.

El Heat solía tener buenos comienzos y lideró a la NBA en rating neto en los primeros cuartos, superando a sus enemigos por casi 13 puntos por cada 100 posesiones en la temporada regular. Pero estuvieron bajo el agua en el tercer y cuarto períodos, ocupando el puesto 19 (-1,2) y el 28 (-5,8), respectivamente, en calificación neta.

En los playoffs, los Lakers han vencido a sus oponentes por 5.9 puntos por cada 100 posesiones en terceros períodos, mientras Miami ha sido superado por 3.4.

Más allá de eso, el Heat ha perdido 18 partidos en los que tenía una ventaja de 10 o más puntos, la mayor cantidad en la NBA (incluida la temporada regular y los playoffs). Una de esas derrotas fue contra los Lakers, que regresaron para ganar un juego en el que estaban 14 puntos por detrás en un determinado momento.

Miami probablemente se mantendrá firme ante Los Ángeles, pero tanto el entrenador Erik Spoelstra como sus dirigidos deberán estar listos con los ajustes después del medio tiempo.

Chris Herring