<
>

El ranking de los cinco mejores juegos de la NBA de la década

play
Kobe Bryant: 'Kawhi Leonard vio un mayor desafío en Clippers que en los Lakers' (0:37)

La exestrella de la NBA expuso su opinión acerca de los motivos que llevaron a Leonard a firmar con Clippers. (0:37)

¿Cuáles fueron los mejores cinco partidos de las últimas 10 temporadas?

Con una nueva década de la NBA a comenzar este otoño, el panel de expertos de ESPN ha analizado los mejores momentos de la década 2010. El pasado lunes, Kirk Goldsberry clasificó a los 10 mejores tiradores. Ahora, es el momento para presentarles nuestra lista de los partidos más grandes de la historia.

Con el propósito de armar la presente lista, nuestro panel eligió tres opciones entre los mejores partidos desde la temporada 2009-10 hasta la campaña 2018-19. La lista incluye momentos en los playoffs que han definido carreras y dos de los partidos más entretenidos en temporada regular de todos los tiempos.

Sin más, analizamos estos partidos históricos:

5- Utah Jazz vs. Los Angeles Lakers | temporada regular 2016

Resultado final: Lakers 101, Jazz 96

Fecha: 13 de abril de 2016

Mamba Out (Kobe Bryant, 2016)

¿Cuáles fueron los detalles detrás del partido final de la carrera de Kevin Garnett? ¿El de Tim Duncan? ¿El de Ray Allen? Cuando las estrellas se retiran sin una lesión de por medio, el partido en sí se convierte, frecuentemente, en un lienzo en blanco de momentos desastrosos y de nostalgia que termina llenando la mente: una imagen clara desde la distancia, pero con ausencia de detalles o forma, cuando se investigan de cerca.

No obstante, el último partido de la carrera de Kobe Bryant queda claro e indeleble desde cualquier distancia.

¿Los Lakers con desventaja de 10 puntos faltando 3:04 para jugar? ¿Bryant anotando 17 puntos de los 19 finales para sellar el triunfo? El partido estaba repleto de una serie de hitos clave que lo catalogan como un “partido de Kobe”. (¿50 intentos de enceste? Y eso ni siquiera toma en cuenta otros elementos de la noche: Shaquille O’Neal sentado a un lado de la cancha, retando al miembro de los Lakers a punto de retirarse para sumar 50 tantos; cómo los Lakers aprobaron 336 credenciales para miembros de los medios de comunicación provenientes de 40 países; cómo un encuentro final de temporada entre dos equipos eliminados de la contención llamó tanta atención como un histórico Golden State que buscaba su triunfo 73 de la temporada regular (Los Warriors emitieron aproximadamente 350 credenciales esa misma noche).

Las fiestas de retiro en la NBA, en la mejor de las circunstancias, son un Monet. Pero en el caso de Bryant, su despedida no fue simplemente una imagen final, sino una gira por la exposición de Kobe, que capturó una obra completa en una sola noche. – Andrew Han

4- Dallas Mavericks vs. Miami Heat | Juego 2, Finales de la NBA 2011

Resultado final: Mavericks 95, Heat 93

Fecha: 2 de junio de 2011

Esta batalla en Finales, toda una montaña rusa, se ubica entre las más grandes de la historia, no sólo por su poder de estrellas (LeBron James. Dwyane Wade, Chris Bosh, Dirk Nowitzki, Jason Kidd, Shawn Marion), sino también por la repercusión que tuvo en el legado de uno de los más grandes jugadores de todos los tiempos.

Después de convertir un triple en una esquina, faltando 7:44 en el cuarto periodo para aumentar la ventaja del Heat hasta 15 puntos, Wade celebró en frente de la banca de los Mavericks, con James uniéndosele poco después. En la primera temporada de la era de los “Tres Grandes” en Miami, el plan maestro del Heat estaba funcionando a la perfección. El Heat parecía ser demasiado dinámico para unos Mavericks que envejecían, mostrándose bien encaminados para conseguir la ventaja 2-0 en las Finales.

A pesar de ello, un equipo de Dallas liderado por Jason Terry, Kidd, Marion y Nowitzki, tuvo un rally 20-2 para tomar ventaja por 3 puntos, faltando 26 segundos en el cronómetro. Mario Chalmers convirtió un triple poco después, con 24.5 segundos en el reloj. Posteriormente, Nowitzki anotó su noveno punto consecutivo con Bosh marcándole, superando al gigante ágil para rematar con la zurda, lo cual fue más impresionante considerando que sufría de un ligamento desgarrado en el dedo medio de su mano izquierda. El tiro de Wade en pleno pitazo final fue impreciso y los Mavericks permanecieron con vida para después imponerse al Heat en 6 juegos.

Si los Mavericks no hubiesen logrado ese rally (limitando al Heat a solo un tiro de campo después del triple de Wade), ¿Nowitzki estaría considerado como uno de los jugadores más grandes de todos los tiempos sin hacerse con un anillo de la NBA? – Mike Schmitz

3- Golden State Warriors vs. Oklahoma City Thunder | Juego 6, Finales de la Conferencia del Oeste de 2016

Resultado final: Warriors 108, Thunder 101

Fecha: 28 de mayo de 2016

Mientras Klay Thompson saltaba a la cancha para disputar el cuarto periodo del Juego 6, Stephen Curry tenía un mensaje para él.

“Este es tu momento”, dijo Curry. “Da espectáculo y diviértete un poco”.

Todo estaba alineándose a favor del Thunder hasta ese momento. Después de varios años de desengaño, Oklahoma City desató una exposición de estatura y condiciones atléticas alrededor de Kevin Durant y Russell Westbrook de forma abrumadora. Tenían ventaja de ocho puntos y apenas les quedaban 12 minutos para regresar a las Finales por primera vez desde la operación en la cual canjearon a James Harden.

Posteriormente, Thompson hizo erupción para sumar 19 puntos en el cuarto periodo, llevando a Golden State a alcanzar una sorprendente victoria 108-101. En un momento de su explosión anotadora, Thompson soltó un tiro a pocos pasos frente a la línea de mitad de cancha, quedando a poco de tener su rostro frente al de Westbrook. Fue una de las muchas ocasiones en las cuales se mostró automático e indetenible.

En el caso del Thunder, el ambiente alegre que se respiraba en la arena dio paso al momento más devastador. Este terminó siendo el último encuentro de Durant en Oklahoma City como miembro del Thunder. La derrota, sumada con la caída de los Warriors en las Finales, sentó las bases del pase de KD a Golden State, sacudiendo así todo el equilibrio de poder en la NBA.

En ese momento, se sentía como si Thompson había salvado la temporada de los Warriors, colocándolos de nuevo en la senda para terminar su campaña de 73 triunfos como campeones y haciendo votos para considerarlo como el equipo más grande de todos los tiempos. A pesar de que eso no ocurrió, este sigue siendo uno de los encuentros más importantes (y divertidos) en la historia de la NBA. Sus consecuencias se siguen sintiendo hoy en día. – Tim Bontemps

2- Cleveland Cavaliers vs. Golden State Warriors | Juego 7, Finales de la NBA 2016

Resultado final: Cavaliers 93, Warriors 89

Fecha: 19 de junio de 2016

Las Finales de 2016, en las cuales LeBron James se enfrentó a unos Warriors que sumaron un récord de 73 victorias en la temporada regular, fue una gran serie sin un gran partido… hasta que se disputó el Juego 7.

La bandeja de Klay Thompson faltando 4:39 en el reloj empató el marcador a 89 por lado y con la intensidad defensiva en su punto mayor, ningún equipo logró encestar durante más de 3 ½ minutos, periodo en el cual se destacó la icónica persecución de James a Andre Iguodala, que intentaba una bandeja tras un quiebre rápido. Kyrie Irving rompió el hielo el minuto final con un triple; después, Stephen Curry falló un intento para empatar, marcado por Kevin Love. Después de caer fuertemente en un intento de volcada, James selló la victoria en la posesión final al convertir su segundo intento de tiro libre.

La victoria dio a Cleveland su primer campeonato en una de las grandes ligas deportivas profesionales desde 1964, con James, nativo de Akron, Ohio, alzándose con el Más Valioso de las Finales para coronar su regreso a los Cavaliers. El resultado del Juego 7 también sacudió las bases de la NBA. Poco después de la derrota, el alero de los Warriors Draymond Green hizo su célebre llamada a Kevin Durant desde el estacionamiento del Oracle Arena y apenas dos semanas después, Durant firmaría con Golden State como agente libre. – Kevin Pelton

1- San Antonio Spurs vs. Miami Heat | Juego 6, Finales de la NBA 2013

Resultado final: Heat 103, Spurs 100

Fecha: 18 de junio de 2013

Dejaremos el relato a cargo de la historia oral de este juego, publicada originalmente en 2013:

Spurs 95, Heat 92 | 9.0 segundos

Chris Bosh, sin bloquear, está en posición perfecta para tomar el balón tras el intento fallido de LeBron James y logra tomar el rebote tras luchar con Manu Ginóbili, que tiene menor estatura. Mientras lo logra, su cuerpo hace un giro hacia la esquina derecha de la cancha y su campo visual está justamente frente a Ray Allen, el encestador de triples más prolífico en la historia de la NBA.

Allen: Cuando vi a Bosh obtener el balón, di un paso atrás justo frente a la línea de 3 puntos. Ansiaba encontrarme donde necesitaba estar. Independientemente de si CB me pasaba el balón o no, me tenía que ubicar en una posición en la cual estuviera listo. Necesitábamos de un triple. Dos puntos no serían suficientes. Mi lista mental incluía preparar mis piernas en una posición en la cual, si el balón llegaba a mí, estuviera listo para subir por los aires.

Erik Spoelstra: Ray hace esta rutina en las prácticas. Está de espaldas a la mitad de la pintura con un entrenador en la parte superior, como si le estuviera marcando. Da un paso atrás sin mirar a la línea de 3 puntos o a los bordes. E intenta su triple. Y lo hace una y otra y otra vez. Es algo que hace por instinto.

Shane Battier: Todo está en los detalles y en su rutina. Si conoces a Ray, es un tipo que vive de forma muy militar, sumamente disciplinado. Todo tiene un objetivo y todo se hace de forma sucinta. Cualquier jugador que ha tenido éxito en las esquinas el trabajo que se requiere hacer con los pies, entiende los espacios que se necesitan para convertir un triple por las esquinas. Ray quizás es el mejor encestador de triples por las esquinas de todos los tiempos.

Allen: Intento poner mi cuerpo en situaciones precarias, desde zonas distintas de la cancha, desde distintos ángulos para intentar cobrar impulso a la hora de ir adelante. Honestamente, puedo decir que me di una gran oportunidad, una oportunidad grandiosa de convertir esa cesta. Y no era algo extraño para mí, en lo que respecta a la posición.

James: He estado del otro lado, viéndole como baja sus pies, sube dos estúpidos dedos después de convertir esa cesta.

Bosh: No hay palabras para describirlo. Él es el mejor encestador de triples de todos los tiempos. Y el hecho de que él estaba abierto es simplemente increíble. En mi mente, me recordé esperar que Ray volviera, pero sé que, a pesar de todo, ocurrió bastante rápido.

Allen: Una vez que puse las piernas ahí, dejé ir el balón.

James: Lo vi subir por los aires y pensaba: “Va a entrar. Tiene posibilidades”.

Dwyane Wade: Cuando hizo el tiro, miraba el balón y dije: “Oh, Dios mío… va a entrar”. En cierto sentido, no lo podía creer. Aunque también decía: “Oh, Dios mío… va a entrar”.

Spoelstra: Ray hizo lo mismo que ha hecho durante tantos años.

Ginóbili: Malo, muy malo.

Tony Parker: Todos tenemos heridas en nuestras carreras. Ésta caló muy hondo.

Tim Duncan: Fue algo doloroso.

Gregg Popovich: He pensado en ello todos los días. Estoy ansioso de que ese recuerdo desaparezca de mí. Aún no ha ocurrido.