La historia de vida de Paul Tergat

Peleando por la victoria hasta el último centímetro. Getty Images

Una de las grandes figuras del mundo runner de todos los tiempos es el keniata Paul Tergat. Nacido el 17 de junio de 1969 en Baringo, se hizo mundialmente conocido en el año 2004, al conseguir la por entonces plusmarca de maratón con 2h04:55.

Sus comienzos como atleta fueron en la pista, con una carrera deportiva que comenzó a tomar forma sobre mediados de la década del '90. Por aquel entonces a muchos les llamó la atención ese joven de 1,82 metros de altura, que se asomaba como uno de los pocos atletas capaces de hacer frente al dominio de los etíopes en los 5.000 y, sobre todo, en los 10.000 metros. Fue justamente sobre el tartán donde cosechó su primera medalla mundial: consiguió el bronce en los 10.000 metros del Campeonato Mundial de Atletismo 1995 celebrado en Gotemburgo, llegando por detrás del etíope Haile Gebrselassie y del marroquí Khalid Skah.

Durante los años siguientes continuó obteniendo buenos resultados internacionales, pero siempre a la sombra del gran dominador Haile Gebrselassie. Una de esas competencias fue los 10.000 metros de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, en donde obtuvo nada menos que la medalla de Plata, logro que repetiría 4 años más tarde en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000. También obtuvo la Plata en los Campeonatos Mundiales de Atletismo de Atenas 1997 y Sevilla 1999. Paul parecía condenado a ser segundo, y siempre detrás del por entonces invencible Haile.

Por esos años también logró conseguir siete títulos mundiales, incluyendo cinco victorias consecutivas en el Campeonato del Mundo de cross-country (entre 1995 y 1999), y dos coronas del mundo de Media Maratón (1999 y 2000).

Fue recién en 2001, con casi 32 años cumplidos, cuando Paul y su entrenador decidieron que era el momento de dar el salto hacia los 42 km. La cita elegida fue la Maratón de Londres, en el mes de abril, y las cosas salieron muy bien: fue segundo con un crono de 2h08:15, una gran marca, especialmente por tratarse de un debutante.

En el mes de octubre del mismo año correría la Maratón de Chicago donde fue segundo, tras su compatriota Ben Kimondiu. En la temporada siguiente repetiría el mismo calendario. En Londres volvió a acabar segundo, por detrás del estadounidense de origen marroquí Khalid Khannouchi, en una prueba en la que éste batió la plusmarca mundial con 2h05:38. Tergat llegó sólo a 10 segundos del ganador, y su marca de 2h05:48 lo colocaba en el segundo escalón del podio del escalafón mundial de todos los tiempos.

En la Maratón de Chicago de ese mismo año sólo pudo terminar en el cuarto puesto, aunque de nuevo con una gran marca de 2h06:18

Fiel a su personalidad batalladora, no se dio por vencido y esta actitud lo premió. El año 2003 le depararía la ansiada victoria y, junto a ella, el logro más importante de su carrera deportiva. Fue el 28 de septiembre, durante el Maratón de Berlín, la que tal vez haya sido la mejor carrera de maratón de todos los tiempos. Allí Tergat y su compatriota Sammy Korir mantuvieron un ajustado duelo hasta la misma meta. En el sprint final, Paul le arrebató la victoria a Korir por un solo segundo, y batió la plusmarca mundial.

Fue, además, la primera vez que un ser humano corrió los 42,195 km por debajo de las 2 horas y 5 minutos, concretamente 2h04:55. Por supuesto, el tiempo de Sammy Korir de 2h04:56 también estuvo por debajo de la anterior plusmarca mundial.

Luego de una opaca actuación en el maratón de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, donde quedó muy lejos de las medallas, Paul volvería a la victoria en 2005, en la mítica maratón de New York. En su primera participación en La Gran Manzana, terminó doblegando, en un memorable sprint final, al campeón defensor Hendrick Ramaala, por menos de un segundo de ventaja (2h09:29,90 por 2h09:30,22).

En los años siguientes obtuvo varias victorias, y la última de ellas fue en 2009, cuando, con 40 años de edad, ganó la Lake Biwa Marathon en Japón con un crono de 2:10:22, poniendo un broche de oro a su carrera como deportista profesional.

Paul Tergat no sólo ha sido un grande del atletismo, sino que también se ha distinguido por su apoyo a las causas humanitarias, sobre todo en relación con el hambre en África, algo que él conoce bien, ya que se crió en una familia muy pobre de Kenia. En enero de 2004 fue nombrado "Embajador contra el hambre" por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas.

Marcas personales:

3.000 metros - 7:28,70 (Mónaco, 10 Agosto 1996). 5.000 metros - 12:49,87 (Zúrich, 13 Agosto 1997). 10.000 metros - 26:27,85 (Bruselas, 22 Agosto 1997). Media Maratón - 59:17 (Milán, 04 Abril 1998). Maratón - 2h04:55 (Berlín, 28 Septiembre 2003).