La intensidad de siempre en una nueva posición para Sean Lee

Sean Lee espera convertirse en "un experto" en su nueva posición: linebacker por el lado fuerte. AP Photo

FRISCO -- El linebacker Sean Lee sabía que algo no estaba bien una vez que el quarterback Dak Prescott roló hacia su derecha en el primer día del minicampamento de los Dallas Cowboys.

Por el borden del ojo, alcanzó a ver al receptor abierto Amari Cooper frenarse, lo que inmediatamente reveló a Lee que Prescott lanzaría cruzando el campo. Al tiempo que el quarterback se desprendió del ovoide, Lee voló hacia su derecha y desvió el pase para un incompleto.

"Debí haberlo interceptado", dijo Lee.

La jugada fue una señal de que Lee todavía puede hacer el trabajo.

Es sencillo olvidarse de Lee en la defensiva de los Cowboys estos días.

Leighton Vander Esch se ganó un viaje al Pro Bowl como novato por el lado débil la temporada pasada. lideró a los Cowboys en tacleadas con 176, de acuerdo a la cuenta de los coaches en Dallas. Jaylon Smith finalizó segundo con 150 y sumó cuatro capturas, cinco tacleadas para pérdida de yardaje, 13 pases desviados y dos balones sueltos forzados y recuperados.

Lee participó únicamente en siete encuentros del 2018 por recurrentes lesiones de tendón de la corva. Cuando volvió tardíamente en la campaña, pidió a coaches no meterse con la dupla Vander Esch-Smith porque estaban jugando tan bien, limitando su propio tiempo de juego. Las 37 tacleadas de Lee fueron el peor total de su carrera, llegando en apenas 220 jugadas., En el 2017, se perdió cinco encuentros por problemas de tendón de la corva, pero Lee todavía pudo sumar 118 tacleadas, 13 derribos para pérdida de yardaje, cuatro apresuramientos de quarterback y una intercepción.

Hubo un tiempo en que los Cowboys no podían ganar sin Lee: del 2015 al 2017, se fueron con marca de 1-7 sin él.

La temporada pasada, los Cowboys encontraron que podían tener éxito sin él, al tiempo que brillaron Vander Esch, un novato de primera ronda, y Smith, recluta de segunda vuelta del 2016.

No obstante, Dallas no estaba realmente listo para la vida sin Lee, y en marzo acordó un contrato reestructurado que le pagará 3.5 millones de dólares y le brindará la oportunidad de ganar otros 7 millones con base en el tiempo de juego y una potencial aparición de playoffs.

"Es un guerrero, hombre", dijo el coordinador defensivo de los Cowboys, Rod Marinelli.

Lee pudo haber buscado en otro lado sin tener que aceptar una reducción de sueldo, pero 10 años con los Cowboys le importaron.

"Digo, ha pasado muy rápido", admitió Lee, quien fue recluta de segunda ronda para los Cowboys en el 2010. "Ha sido un sueño convertido en realidad. He sido tan bendecido de ser parte de esta organización, jugar con algunos compañeros increíbles. He tenido mucha suerte por depositar mi fe en los Jones, se mantuvieron conmigo a lo largo de muchos momentos duros y de lesiones; para mí. le meta final es poder traer un campeonato aquí. Hubiera esperado poder haber conseguido uno en este punto, pero cada paso aquí es una bendición. Me siento como novato la mitad del tiempo que estoy aquí".

Lee, quien cumplirá 33 años de edad unos días antes de que los viajen en julio para el inicio del campamento de entrenamiento en Oxnard, California, deberá aprender una nueva posición: linebacker por el lado fuerte. En el esquema 4-3, el linebacker del lado fuerte puede jugar sobre el balón o por detrás de la línea de golpeo, dependiendo de la jugada o la formación, pero no hay muchas jugadas. El titular del año pasado, Damien Wilson, participó únicamente en 285 jugadas con los Cowboys empleado más su defensiva níquel.

Estando sano, Lee rara vez salió del campo. Ahora, debe ajustarse a un nuevo rol.

"Las situaciones, algunas de ellas muy similares a lo que he hecho en el pasado donde estoy detrás del ovoide y soy capaz de correr, a veces sobre el balón; trato de enorgullecerme de poder ser versátil, poder jugar posiciones diferentes y aprenderlas y espero convertirme en un experto en ello", declaró Lee. "Tengo una tonelada de ayuda. Amo estar allá afuera, y creo que mejorará conforme avance".

En sus dos primeras campañas en la NFL, Lee estaba del otro lado de este ciclo como jugador. Era un chico nuevo al tiempo que Keith Brooking trabajaba la parte final de su carrera. Brooking llegó a cinco Pro Bowls en fila en 11 temporadas con los Atlanta Falcons antes de firmar con los Cowboys como agente libre en el 2009. Tenía 35 años de edad e inició todos los partidos durante la campaña de novato de Lee. En el 2011, Lee inició 15 partidos mientras Brooking inició apenas tres en el esquema 3-4 de Dallas.

Lee admiraba a Brooking, y dice que mantiene una relación cercana con él hasta este día.

Brooking "tenía una cantidad extrema de éxito, todavía llegaba al juego con un cierto tipo de intensidad todos los días, es algo que todavía admiro", dijo Lee. "Incluso tan buen como era, seguía actuando como novato cuando llegaba aquí, llegando con tanta intensidad. Así que, para mí, es eso.

"Ey, llevo 10 años en esto, pero creo que todavía puedo aportar mucho; sigo trabajando para mejorar todos los días".

Vander Esch y Smith estan contentos de poder recargarse en Lee, quien se encarga de la sala de juntas. Los coaches están felices de que está de vuelta, también.

"Es el modo en que realmente tendremos a tres jugadores muy buenos sobre el campo al mismo tiempo. Realmente buenos jugadores", confesó Marinelli. "Y entonces también tiene la oportunidad en la rotación allí [como linebacker por el medio y lado débil], donde los tipos se cansan. Así que le daremos sus repeticiones, y esperamos mantener a esos chicos sanos".

El head coach de los Cowboys, Jason Garrett, ve otro beneficio en contar con Lee.

"Sean es uno de esos tipos que tiene tan gran energía y tan gran liderazgo", expuso Garrett. "Es el tipo allá en los ejercicios al frente, mostrando a todos cómo se hace. Lo ven jugar la posición de Sam. Lo ven jugando en las otras posiciones. está saltando en equipos especiales. Es simplemente alguien que ama el fútbol americano. Conforme nos acercamos a esta cosa, descifraremos el rol de todos. No fue como, 'Ey, toda esta cuestión de aceptación'. Simplemente trata de ser mejor como jugador".

Los Cowboys están conscientes del trabajo de Lee en las prácticas. Durante las actividades organizadas del equipo y el minicampamento, le dieron libres las sesiones de medio día. Pero con Vander Esch recuperándose de un problema en la pelvis, Lee ha visto más trabajo que en recesos de temporada previos. Durante el campamento de entrenamiento, probablemente seguirá un calendario similar.

"Hay espacio para mejorar", advirtió Lee. "Pienso que cuando estoy en mi mejor nivel, soy tan bueno como siempre".