<
>

Spurs retira Nº9 de Parker en emotiva ceremonia

Tim Duncan y Manu Ginóbili aplauden a Tony Parker mientras él ve su camiseta ser colocada en las vigas del AT&T Center. Ronald Cortes/Getty Images
play
1:41

Imperdible: Popovich le pidió perdón a Tony Parker

Emotivas palabras del entrenador en la despedida del francés.

SAN ANTONIO - Boris Diaw estaba justamente preocupado por el bienestar de un niño flaco de 19 años que se mudaba a un nuevo país e intentaba competir contra los mejores jugadores de la NBA. Una extraña cena de Navidad que se convirtió en una sesión de cine improvisada ayudó a Diaw a darse cuenta de que su amigo y compañero de equipo francés, Tony Parker, iba a estar bien.

Las semillas sembradas aquella noche llegaron a buen término cuando los San Antonio Spurs retiraron la camiseta número 9 de Parker en una emotiva ceremonia.

El dolor por la derrota 113-109 ante los Memphis Grizzlies se olvidó rápidamente cuando una multitud que colmó la instalación celebró la carrera del otrora armador de San Antonio.

Acompañado por su esposa, Axelle, y sus hijos Josh y Liam, Parker celebró su carrera con excompañeros de equipo y entrenadores junto con los fanáticos de los Spurs.

play
0:59

Retiraron la mítica 9 de Tony Parker en los Spurs

El histórico jugador francés, campeón en varias temporadas con San Antonio, se despidió de la NBA y en Texas le rindieron este homenaje.

Parker se convirtió en el décimo jugador que la franquicia retira su número, uniéndose a sus compañeros Tim Duncan y Manu Ginóbili, con quienes conformó los "Tres Grandes", con sus camisetas expuestas en las vigas del AT&T Center.

"Fue un honor jugar para ustedes, jugar juntos", señaló Parker. "No tienes idea de cuánto impacto tuvieron ustedes dos en mi vida. Ustedes me inspiran todos los días".

Parker, Duncan y Ginóbili se unieron para ganar cuatro de los cinco campeonatos de la NBA de la franquicia y son el trío más ganador en la historia de la liga con 541 victorias.

"Él creció tan rápido", comentó Duncan. "No tenía idea de que este chico sería mi armador, el armador con el que me encantaba jugar por el resto de mi carrera".

Ese éxito y amistad llegaron después de un comienzo dudoso.

Parker tuvo, como él autodescribió, un "horrible" primer entrenamiento con los Spurs antes del draft de la NBA de 2001 que provocó la ira del entrenador de San Antonio Gregg Popovich.

Un segundo entrenamiento convenció a Popovich y a los Spurs para que se arriesgaran con el armador francés y los recompensó ganando el MVP de las Finales de la NBA en 2007, seis selecciones All-Star y convirtiéndose en el líder de la franquicia en asistencias (6,829).

"Tony, quiero disculparme por todos los abusos físicos y mentales que te provoqué a lo largo de los años", indicó Popovich. "Gracias. He querido decir eso durante mucho tiempo".
No es que Parker necesitara una disculpa. La relación entre Parker y Popovich pasó de ser entrenador y jugador, a ser paternal.

play
0:36

Las emotivas palabras de Ginóbili en el retiro de la camiseta de Tony

El argentino y el francés fueron compañeros durante quince años en los Spurs multicampeones de la NBA.

"El impacto que tuviste en mi vida", dijo Parker. "Tengo un padre increíble, pero tú fuiste un segundo padre increíble para mí. La forma en que me enseñaste cosas, la forma en que me ayudaste a entender el juego y hacerme mejor".

Diaw vislumbró el impacto que Popovich tendría en Parker en diciembre de 2017.

Parker invitó a Diaw a San Antonio para celebrar las vacaciones y ambos fueron a la casa de Popovich para la cena de Navidad. Diaw comenzó a buscar en la casa después de que ambos desaparecieron después de una gran comida y postre.

"Veo a Pop viendo una película con Tony sobre el juego la noche anterior", dijo Diaw. "Estoy como, 'Es Navidad'. Y Pop le gritaba a Tony: "Fallaste el tiro y estás perdiendo la pelota y haces eso". Wow. Entonces, en la misma noche podrías tener el ambiente familiar, todo el amor y el cuidado, y al mismo tiempo preocuparte por hacer de Tony un mejor jugador. Fue entonces cuando supe que Tony estaba en buenas manos".

Y también los Spurs.

"He sido el tipo más afortunado del mundo en verte desde los 19 años hasta el día de hoy", subrayó Popovich. "Desde un niño al que le di el balón y le dije: 'Ok, vas a dirigir el espectáculo', y muy pronto estaremos allí cuando entres al Salón de la Fama".