<
>

Nadal, ante un duro desafío de puntos a revalidar en el regreso

En problemas. Si bien las figuras están acostumbradas a jugar y manejar la presión, Rafael Nadal afrontará un duro reto en el regreso del circuito profesional, tras la pandemia por coronavirus. En principio debe decidir cuándo retomará la acción, algo que todavía no definió, igual que otras figuras. En menos de dos meses volverá la competencia, según lo estipulado por la ATP, y el español tratará de defender más de 5.000 puntos. En cambio, en ese período hasta Roland Garros, son casi 3.000 los que buscará revalidar Novak Djokovc, N°1 del mundo y actualmente con coronavirus.

Por eso, continuará la pelea por la cima del ranking individual pero el que debe remar será Nadal. El español lleva actualmente 9.850 unidades y el serbio cuenta con 10.220. La ventaja del líder de la clasificación es de escasos 370 puntos, pero el más obligado a ganar para no perder el tren es el escolta.

En un reciente comunicado, cuando se hizo oficial el retorno a la actividad para mediados de agosto, la ATP se pronunció sobre el ítem del ranking, que está congelado desde el 16 de marzo de 2020: "A medida que la situación continúe avanzando, se tomará una decisión en las próximas semanas con respeto a la forma más apropiada y justa para que el ranking se retome en paralelo a la reanudación del circuito".

Lo que está claro es que Nadal saldrá a defender, en poco más de un mes, dos Grand Slam, el US Open y después Roland Garros, y el Masters 1000 de Roma. Allí tiene la gran mayoría de su desafío, con 2.000 unidades a revalidar en cada título logrado en Nueva York y en París el año pasado, más otros 1.000 por la corona en la capital de Italia.

El reto pasa por tener que volver a pleno, ya en canchas duras, con la antesala de, Masters 1000 de Cincinnati, a disputarse como el US Open en Nueva York -para evitar más viajes de los tenistas-, y enseguida se pasará a la arcilla europea. Por eso, será cuestión de tener que retornar en gran forma, tras más de cinco meses de inactividad por la pandemia.

Por su cuenta, Djokovic, quien está aislado porque dio positivo de covid-19, tratará de defender el título de Madrid, las unidades de la final de Roma y de las semifinales de Roland Garros. En cambio, tiene mucho por sumar en el US Open, donde en 2019 cayó en octavos. Sin embargo, hay que ver cuántos torneos jugará cada uno, porque el hecho de comprimir el calendario en semanas muy seguidas seguramente provoque que haya ausencias en algunas citas importantes.

Aún resta que la ATP defina si habrá gira por Asia, para cerrar este tan particular 2020 en Europa, con algunos torneos bajo techo y la cita final en Londres. Sin dudas, en el regreso y en plena disputa por el N°1, la mayor presión la llevará Nadal sobre sus hombros, ante un Djokovic más "relajado", de alguna manera.