<
>

Se confirmó el descenso de Saracens

play
Saracens venció 22-15 a Ospreys y se mantiene con vida para clasificar como segundo (0:49)

El conjunto londinense, consiguió un valioso triunfo de visitante y espera una derrota de Munster para continuar con esperanzas en el Grupo 4. (0:49)

Si bien, el vigente campeón del torneo inglés fue sancionado con una quita de 35 puntos y una multa de £5,4 millones en noviembre del año pasado, Premiership Rugby decidió relegarlo a segunda división.

El club fue sancionado por incumplimiento de los topes salariales a fines de 2019 y se les exigió que regularicen su situación contractual. Aún así, Saracens, no normalizó los contratos de sus jugadores, y por ello, el club sufrió un descenso automático para la próxima temporada.

Darren Childs, director ejecutivo de Premiership dijo: "Premiership Rugby está preparado para tomar las medidas necesarias para hacer cumplir las regulaciones que rigen una competencia leal entre nuestros clubes. En el cierre del análisis sobre su cumplimiento con las regulaciones del tope salarial en Saracens, se decidió que serán relegados al final de esta temporada".

"Las acciones que hemos tomado, lidiar con las infracciones de las regulaciones actuales y revisar el sistema para el futuro, nos ayudarán a construir una liga más fuerte y mantener la confianza de los seguidores", agregó el dirigente.

El presidente de los Sarries, Neil Golding, se expresó al respecto: "Como nuevo presidente de Saracens, reconozco que el club ha cometido errores en el pasado y nos disculpamos sin reservas por esos errores", luego se comprometió a solucionar el asunto y tomar estrictas medidas para cumplir con las normativas que exige Premiership Rugby.

En la actualidad, solo el regreso de Liam Williams a los Scarlets se ha acordado con otros clubes del torneo que también deben cumplir con la restricción del tope salarial. Owen Farrell, Maro Itoje, Billy y Mako Vunipola, Jamie George y Elliot Daly, son algunos de los jugadores ingleses de renombre que actualmente están en Saracens. Otra opción sería que emigren al Top14 de Francia durante una temporada, ya que Inglaterra tiene una cláusula que le permite Eddie Jones elegir jugadores en circunstancias excepcionales.