La previa de los cuartos de final del Super Rugby

Getty Images

Entre viernes y sábado se juegan los cuartos de final del Super Rugby y en Scrum te acercamos las previas de los encuentros.

Crusaders-Highlanders (viernes, desde las 4.30 por ESPN Play)

CÓMO LLEGAN: el bicampeón defensor fue el mejor equipo de la etapa regular. Ganó once partidos y terminó con cinco puntos de ventaja sobre Hurricanes en la tabla general. Perdió sólo dos encuentros durante todo el año (Waratahs y Chiefs). En los cuartos de final sólo faltó en los años 2014 y 2015 de los últimos nueve torneos. En esa instancia, los únicos que los vencieron fueron los Lions por 42 a 25, en el 2016. Highlanders entró en la octava posición, lugar que obtuvo acorde a lo que fue su temporada. Confirmó su clasificación en la última fecha, al golear a Waratahs por 49 a 12.
QUÉ BUSCAN: el elenco de Scott Robertson fue puntero de punta a punta y es el equipo a vencer. Fue muy superior a casi todos los rivales en su cancha, salvo en el agónico empate frente a Sharks en 21 tantos. Para Highlanders representará un enorme desafío ganar en Christchurch. No tuvo un nivel como para pensar que puede dar la sorpresa, aunque cuando juegan neozelandeses todo puede pasar.
LAS CLAVES: en pocos datos estadísticos Crusaders no está entre los mejores del torneo. Determinantes y contundentes en ataque, también se destacan por ser implacables a la hora de defender. Rotaron bastante el plantel, con un RichieMo’unga brillante cada vez que estuvo en la cancha. Reece y Ennor fueron los try-man del plantel, y a Read y Whitelock los guardaron para estas ocasiones. Highlanders clasificó, a pesar de terminar con un saldo negativo (siete derrotas y seis triunfos). Empató tres cotejos y el sprint final lo llevó a los cuartos de final. Josh Ioane tuvo un gran torneo (110 puntos) en su primer año como conductor en reemplazo de Lima Sopoaga. Frizell fue el try-man (seis conquistas) y los que más jugaron Lomax, Lienert-Brown, Coltman, Ash Dixon y Jhonstone.
LOS ANTECEDENTES: suspendido el partido de la primera rueda por el atentado en Christchurch (se determinó un empate 0 a 0), de los últimos siete encuentros sólo uno fue para Highlanders por 25 a 17, en Dunedin. En condición de visitantes, la franquicia de Aaron y Ben Smith festejó por última vez en el año 2015.

Formaciones:

Crusaders: 15 David Havili, 14 Sevu Reece, 13 Jack Goodhue, 12 Ryan Crotty, 11 George Bridge, 10 Richie Mo’unga, 9 Bryn Hall, 8 Kieran Read, 7 Matt Todd, 6 Whetukamokamo Douglas, 5 Samuel Whitelock (c), 4 Scott Barrett, 3 Owen Franks, 2 Codie Taylor, 1 Joe Moody.

Suplentes: 16 Andrew Makalio, 17 Tim Perry, 18 Michael Alaalatoa, 19 Luke Romano, 20 Jordan Taufua, 21 Mitchell Drummond, 22 Mitchell Hunt, 23 Braydon Ennor.

Highlanders: 15 Ben Smith (cc), 14 Waisake Naholo, 13 Rob Thompson, 12 Teihorangi Walden, 11 Patelesio Tomkinson, 10 Josh Ioane, 9 Aaron Smith, 8 Luke Whitelock (cc), 7 James Lentjes, 6 Liam Squire, 5 Tom Franklin, 4 Jackson Hemopo, 3 Tyrel Lomax, 2 Liam Coltman, 1 Daniel Lienert-Brown.

Suplentes: 16 Ash Dixon, 17 Ayden Johnstone, 18 Siate Tokolahi, 19 Josh Dickson, 20 Shannon Frizell, 21 Kayne Hammington, 22 Marty Banks, 23 Elliot Dixon.


Hurricanes v. Bulls (sábado desde las 4.30 por ESPN 2 y Play)

CÓMO LLEGAN: los Hurricanes fueron segundos en cantidad de puntos detrás de los Crusaders, pero quedaron cuartos en la tabla general detrás de los líderes de las conferencias, Jaguares y Brumbies. Con 12 triunfos fueron los más ganadores de este año. Bulls fue quinto de la suma general de puntos, y segundo en Sudáfrica. Alternó buenas y malas, pero finalmente consiguió clasificar luego de cinco años. Viene de eliminar a Lions, el subcampeón de las últimas tres ediciones.
QUÉ BUSCAN: luego del título del año 2016, los Canes fueron semifinalistas en 2017 y 2018. Arrancó los últimos años como candidato, pero quedó a la sombra de Crusaders y Lions, los finalistas de los últimos dos torneos. Bulls recuperó el protagonismo luego de cinco torneos muy malos, y quiere dar el gran golpe en Nueva Zelanda.
LAS CLAVES: son dos equipos muy diferentes. Hurricanes con un potencial muy grande en su plantel y figuras emblemáticas que pueden cambiar el rumbo de un partido con alguna de sus genialidades. Entre los hermanos Barrett acumulan 168 tantos, Laumape (12) y Goosen (8) los que hicieron más tries, y la vuelta de Dan Coles es muy importante para un equipo que cuando está completo es de temer. Bulls desgasta por la potencia del pack, la excelente obtención del line y el gran certamen que completó Handre Pollard como goleador del certamen (188 puntos). Liebenberg, Odendaal y Specman, también estuvieron entre los destacados.
LOS ANTECEDENTES: muy parejo es el historial entre ambos equipos, con una victoria de ventaja para los Hurricanes (10/9). En Wellington no juegan desde el año 2014, cuando los neozelandeses se impusieron por 25 a 20. En Nueva Zelanda ganaron cuatro partidos cada uno.


Brumbies v. Sharks (sábado a las 7s por ESPN 2 y Play)

CÓMO LLEGAN: finalmente los Brumbies recuperaron el número uno de Australia luego de quedar afuera en el año 2018. Y lo hicieron con suma autoridad en su conferencia, al superar por 13 puntos a los Rebels. Terminaron con un récord de 10 victorias. Sharks clasificó de manera agónica gracias al try de Lukhanyo Am y la conversión de Robert du Preez en el duelo final ante Stormers. Los tiburones fueron terceros en Sudáfrica y festejaron la entrada a los playoffs sobre la hora.
QUÉ BUSCAN: Con dos títulos en el año 2001 y el 2004, los Brumbies quieren volver a los primeros planos. Sin clasificar en 2018 y eliminado en los cuartos de final en 2016 y 2017 van por la recuperación luego de una temporada positiva para la franquicia. Sharks no tuvo un año parejo, con buenos y malos momentos en el torneo. En la etapa que recién finalizó le fue mejor en condición de visitante que de local (fuera de su casa obtuvo cuatro victorias y un empate).
LAS CLAVES: Brumbies fue de menor a mayor y terminó en un buen nivel, acumuló seis triunfos consecutivos. Folau Fainga’a fue el try-man con once conquistas, Lealifano el goleador (98 tantos), y Arnold, Kuridrani y Speight entre los que más anotaron. Los Sharks fueron muy poco efectivos (con 40 tries estuvieron entre los tres que menos marcaron) y dependieron más de su pateadores que de la creatividad para atacar. Buscará la fricción para dar el golpe en Australia.
LOS ANTECEDENTES: Once a nueve está el historial en favor de los Brumbies. En Canberra jugaron sólo cuatro partidos desde el año 2012 con una victoria para cada uno.