<
>

A cinco años de la espectacular victoria de Montoya en las 500 millas de Indianápolis

Juan Pablo Montoya logró dos victorias en las 500 Millas de Indianápolis. AP

En un imponente y vibrante final de carrera, el 24 de mayo de 2015 el piloto colombiano Juan Pablo Montoya conseguiría por segunda vez y después de 15 años su segundo título en las 500 millas de Indianápolis.

La primera vez que el bogotano había logrado consagrarse en la mítica carrera fue en el 2000 como novato, lo que le serviría para dar el salto luego a la Fórmula 1. Tras una larga carrera volvería a la categoría y, ya siendo un experimentado, volvió a consagrarse en una prueba que tuvo de todo.

Montoya había partido en la mitad de la carrera, pero un golpe por detrás del auto de Simona di Silvestro en el inicio, hizo que tuviera que empezar a remar desde el puesto 30. Luego desde el fondo de la carrera sacó toda su casta, experiencia en el manejo inigualable, y poco a poco, a punta de velocidad y buen manejo fue escalando posiciones hasta conectar a los autos de punta.

Las últimas 15 vueltas fueron de infarto. Montoya supo imponerse en un duelo cerrado que tuvo junto a Scott Dixon y Will Power incluso con sobrepasos espectaculares en las que fue y tocó la tierra del ovalo controlando el auto de manera perfecta a más de 350 kilómetros por hora.

De manera magistral Montoya los miraba desde atrás, pero luego atacó y se hizo líder a nueve giros de la bandera a cuadros. Detrás de él quedaban Power y Dixon en el orden. Luego, a falta de siete vueltas, Power tomaba la punta, Dixon se metía segundo y el colombiano volvía a ser tercero, pero vendría lo mejor.

A tan solo tres para el final Montoya, en una maniobra casi ‘suicida’, atacó a Dixon, lo hizo quitar el pie del acelerador y luego fue y cazó a Power obteniendo de nuevo la punta. De ahí en adelante el bogotano no bajó la velocidad y aguantó los ataques de Power hasta la línea final.