<
>

El gran reto de los atletas en Tokio 2020, según 'La Mirada de Faitelson'

Simone Biles Getty

La decisión de la estrella olímpica estadounidense, Simone Biles, de darle prioridad a su salud mental antes que su rendimiento en una competencia es, sin duda, uno de los temas salientes de Tokio 2020. Soportar la observación, el permanente escrutinio y hasta la intimidación de la sociedad casi de forma inmediata a través de las redes sociales, puede significar un peso duro de sobrellevar para esta generación de atletas que compiten en estos JJOO.

En la edición de este miércoles de su podcast, David Faitelson sostuvo que “a la reina de estos juegos, le está costando cargar con el estandarte que le han dejado Michael Phelps y Usaín Bolt. Pero más allá de ello, me pregunto qué pasa cuando alguien como Simone Biles dice claramente que no puede más, tras admitir que sentía el peso del mundo sobre sus hombros, que no podía lidiar con la presión y que los Juegos Olímpicos no son una broma”.

Ante las declaraciones de la gimnasta estadounidense sobre no querer seguir compitiendo tras su primera actuación, agregando que debía centrarse en su salud mental porque ya no confiaba en sí misma, el analista de ESPN consideró que "sus palabras son para tomar muy en cuenta, porque no se trata de un problema físico sino, como lo dijo, de su salud mental”.

”Yo trato de buscar la diferencia que hay entre Biles y otros atletas del pasado que seguramente afrontaron este mismo tipo de presiones. Estoy seguro de que Nadia Comanecci, por dar un ejemplo, también tuvo que soportar presión, al igual que Carl Lewis, Bolt o Phelps. Pero los cambios que a sufrido la sociedad como tal, las redes sociales, la cercanía y la manera en la cual se da la retoralimentación de manera directa, influyen y mucho. Antes el atleta se podía meter en una esfera y protegerse. Las manifestaciones tardaban más en llegar”.

play
1:06

Simone Biles explica que fue el estrés lo que hizo que se retirara de la competencia

La mejor gimnasta del mundo sentía que estaba cometiendo muchos errores por lo que estaba poniendo en riesgo la posibilidad de medallas para sus compañeras.

Más adelante, Faitelson reconoció que “el escrutinio, el análisis, la observación, la sentencia y, por que no, la forma en que se juzgaba una actuación, eran muy diferentes a la que se da hoy en día a través de las redes sociales. Yo supongo que a partir de allí, se genera mayor presión y ésta que terminó por abrumar a Simone Biles, una gimnasta que revolucionó su deporte”.

“Es una pena que haya pasado esto, pero también es una obligación tener en cuenta este tipo de situaciones. La tenista japonesa Naomi Osaka también pasó por algo similar al ser eliminada en la segunda ronda del torneo cuando se esperaba que llegara a instancias de medalla. Recordemos que Osaka se retiró de Roland Garros aduciendo que no podía soportar la presión de enfrentar a la prensa. Son detalles importantes que, de algún modo, nos reflejan el mundo en el que vivimos hoy”, sostuvo el conductor de ‘La Mirada de Faitelson’.

Tras reconocer la alta competitividad que se vive en todo orden de la vida en los tiempos que corren, Faitelson considera que “existe una presión superior para los atletas y para cada uno de nosotros. Esta presión se ve acrecentada o acelerada por las redes sociales”.

"Habría que ver como toda esa información llega y afecta a un atleta. Por lo pronto, Simone Biles, la gran reina de los JJOO, ha dicho basta. Ni sus hombros ni su cabeza podían soportar más la presión. Increíble, pero real”, remató diciendo.

Nota: la edición completa de 'La Mirada de Faitelson' incluye temas como la obligación de México de ganar la Copa Oro y su pedido de reconocimiento para los atletas olímpicos mexicanos, más allá de la cantidad de medallas que consigan.


Descarga aquí el podcast completo de 'La Mirada de Faitelson'