<
>

Ya sin Diego Forlán como DT, Peñarol reanuda la Libertadores en busca de la 'sexta'

El magro presente deportivo de Peñarol se enfrenta fuertemente a la ilusión de toda su hinchada de poder volver a pelear la CONMEBOL Libertadores. Tras ganar su quinta Copa en 1987 la obsesión por conseguir la sexta ha aumentado al tiempo que se alejaron las posibilidades de obtenerla; luego de la final alcanzada en 2011 (derrota ante el Santos de Neymar) el equipo carbonero no ha podido si quiera superar la fase de grupos.

“Me preocupa muchísimo el tema de la Libertadores porque yo tengo la obligación de pensar como piensa el hincha de Peñarol, y el hincha quiere ganar la sexta, debería ser nuestro primer objetivo para estar a la altura de la historia del club” manifestó el director técnico Mario Saralegui en su presentación el primero de setiembre tras la destitución de Diego Forlán.

Peñarol está séptimo en el Torneo Apertura de Uruguay a siete puntos del líder Nacional a falta de tres fechas y en el último partido jugado (empate 0 a 0 con Torque) el entrenador Saralegui reservó a la gran mayoría del equipo titular para enfocarse en el certamen internacional, donde el martes 15 de setiembre enfrentará a Colo Colo en Santiago de Chile a la hora 19:15.

En la presente edición de la Copa Libertadores, todos los integrantes del grupo C tienen tres puntos al haber ganado cada uno su partido de local. En la primera fecha Paranaense venció a Peñarol y Wilstermann a Colo Colo en Bolivia; en la segunda jornada los chilenos derrotaron a los brasileños y el carbonero venció al equipo de Cochabamba.

Justamente ese encuentro ante Wilstermann del miércoles 11 de marzo fue el último que disputó Peñarol antes de la cuarentena. El carbonero venció 1 a 0 con gol en contra en su estadio Campeón del Siglo. Al día siguiente la CONMEBOL suspendió la competición y el viernes 13 de marzo la Asociación Uruguaya de Fútbol suspendió la actividad local.

El 15 de junio se habilitaron los entrenamientos en Uruguay y el lunes 13 de julio comenzaron a disputarse los primeros amistosos. Peñarol reinició la actividad oficial empatando el clásico del fútbol uruguayo ante Nacional el 9 de agosto. Pese a igualar con gol de David Terans al minuto 81 y teniendo un jugador menos que su tradicional rival, el empate no redundó en un impulso anímico ni en una mejora del rendimiento en el Campeonato Uruguayo.

En las cinco fechas siguientes el carbonero ganó en dos oportunidades, empató en una y perdió dos veces lo que determinó que el presidente aurinegro Jorge Barrera decidiera cesar a Diego Forlán. El cambio de entrenador no mejoró el rendimiento colectivo y el carbonero aún padece la ineficacia en el ataque.

Por el certamen internacional, Peñarol todavía debe jugar ante Colo Colo en Santiago el martes 15 de setiembre, ante Jorge Wilstermann en Bolivia el jueves 24 y el martes 29 será local ante los chilenos en el Campeón del Siglo. El martes 20 de octubre finalizará la fase de grupos recibiendo a Atlético Paranaense.

Sin ningún caso de coronavirus en la institución (en todo el fútbol profesional uruguayo el único futbolista positivo de COVID-19 es un integrante de la sub 15 del club Juventud de Las Piedras), Peñarol comunicó el pasado viernes su lista de jugadores ampliada y modificada ante el permiso de la CONMEBOL hacia todos los elencos participantes.

Quienes se integraron a la nómina fueron Walter Gargano y Jonathan Urretaviscaya. Ambos formaban parte del plantel a inicios de año pero se encontraban en plena recuperación. Gargano, operado en noviembre del 2019 por rotura de ligamento cruzado, ya ha vuelto a jugar oficialmente en agosto.

Urreta, quien debió ser intervenido quirúrgicamente de ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda, ya tiene el alta médica pero aún no ha jugado oficialmente. “No queremos apurarlo pero tenemos que hacerlo porque lo necesitamos, entonces es difícil encontrar el término medio” ha manifestado recientemente Saralegui.

Además, a la lista se sumaron los juveniles Jhonatan Lima (arquero), Valentín Rodríguez (volante zurdo, aunque es considerado polifuncional), Agustín Álvarez Wallace (mediocampista), y los delanteros Sergio Núñez, Máximo Alonso y Agustín ‘Canario’ Álvarez Martínez. También se agregó el punta argentino de 24 años Nicolás Franco que estaba entrenando en la Tercera División.

Por otra parte, quienes ya no integran la nómina son Ezequiel Busquets (se incorporó al Marbella de España), el argentino Gabriel Rojas (venció su préstamo con San Lorenzo) y Guzmán Pereira, cuyo contrato que vencía el 30 de junio no fue renovado. De todos ellos la ausencia más notoria es la de Rojas, quien era titular en el equipo carbonero; sin embargo, Joaquín Piquerez ha conformado y rendido de buena manera en el lateral izquierdo.

El último partido por el fútbol local de Peñarol fue empate 0 a 0 ante Montevideo City Torque por la duodécima fecha del Torneo Apertura, fue la segunda igualdad consecutiva sin goles (antes había sido River). Ante Torque, el técnico Saralegui reservó a todos los futbolistas titulares salvo el arquero Kevin Dawson. El zaguero Rodrigo Abascal también integró el once inicial pero porque el defensa está suspendido en la Libertadores al haber sido expulsado en el encuentro ante Jorge Wilstermann.

Si bien la mayor ilusión y el sueño de la hinchada carbonera es poder pelear la sexta Libertadores, la firme intención es primero poder revertir la actualidad deportiva que permita al menos superar la fase de grupos, cuestión que no puede lograrse desde hace ya ocho años.