<
>
2021-22 LaLiga

El Sevilla de 'Tecatito' se estanca ante una Real Sociedad que quiere Champions

play
¡Sevilla y Real Sociedad no se sacaron ventaja! (2:39)

Tras un partido parejo, el partido terminó 0-0 y repartieron puntos por la fecha 29 en La Liga. (2:39)

EFE -- El Sevilla y la Real Sociedad no pasaron del empate a cero en el partido de la vigésima novena jornada de LaLiga Santander que disputaron en Ramón Sánchez-Pizjuán, donde los locales se estancaron y ven como se acercan a su segunda plaza de la tabla, mientras que los visitantes suman un importante punto para seguir soñando con los puestos 'Champions' e incluso tuvieron mejores opciones para llevarse el triunfo.

El equipo de San Sebastián estuvo siempre muy entonado y ello obligó a que el Sevilla no pudiera hacer su habitual juego potente en su estadio, en el que este domingo cedió su cuarto empate liguero de la campaña, aunque también impidió que llegara su primera derrota.

El mexicano Jesús 'Tecatito' Corona fue titular y se mostró participativo tratando de generar futbol ofensivo, sin embargo, no pudo hacer daño y salió al 67' para darle su lugar a Erik Lamela.

El equipo de San Sebastián estuvo siempre muy entonado y ello obligó a que el Sevilla no pudiera hacer su habitual juego potente en su estadio, en el que este domingo cedió su cuarto empate liguero de la campaña, aunque también impidió que llegara su primera derrota.

Salieron dos equipos con objetivos de asentarse en sus puestos europeos en una tarde desapacible en Sevilla en la que también ambos debían recomponerse ante la adversidad, los Julen Lopetegui de su eliminación en la Liga Europa del pasado jueves y los de Imanol Alguacil de la grave lesión de rodilla de su capitán Mikel Oyarzabal, también esta semana.

En el caso de los sevillistas, la plaga de lesiones es ya habitual desde hace meses y este domingo, en el calentamiento, se unió otra, la del meta titular, el marroquí Yassine Bono, quien le tuvo que ceder el puesto al serbio Marko Dmitrovic.

El equipo local, con una novedosa dupla de atacantes formada por el francés Anthony Martial y el hispanomarroquí Munir El Haddadi, quiso tomar el mando del partido ante un rival que también quiso discutirle el balón para darle juego a sus hoy hombres mas adelantados, Portu, el belga Adnan Januzaj y el noruego Alexander Sörloth.

En esa pugna, y sobre un terreno rápido y resbaladizo por la lluvia, el conjunto andaluz y vasco intentaron adaptarse al césped sin que con el paso de los minutos llegaran opciones claras de gol en ambas porterías en un duelo igualado pero sin la frescura suficiente para acabar las jugadas.

Pese a ello, a los 39 minutos, Sörloth la tuvo en un despiste de la defensa local, pero su remate con todo a favor dio en su compañero Portu y el balón se fue por encima del larguero, lo que impidió que el marcador se moviera en la primera mitad.

En la segunda, Lopetegui reforzó de inicio el centro del campo con la entrada de Joan Jordán en detrimento de Munir y Algualcil dejó fuera a Joseba Zaldua, que había recibido una amarilla, por Andoni Gorosabel.

El Sevilla salió con una velocidad más pero siempre se encontró con muchas dificultades para poner en aprietos al meta Álex Remiro y a un sistema defensivo de la Real bien estructurado que, no obstante, tuvo que redoblar sus esfuerzos para que el rival no tuviera éxito y más con ya Youssef En-Nesyri en el campo en sustitución de un poco activo Martial.

La formación guipuzcoana reaccionó ante el dominio sevillano con la entrada de David Silva y Jon Guridi y al momento se fue con descaro hacia la portería que defendió Dmitrovic para crear casi consecutivamente tres buenas opciones para poner el 0-1, una de ellas con un remate al palo de Portu.

Se entró así al último tramo del partido con el equipo visitante mucho mas entonado, al sentarle los cambios bastante mejor que al local y con la impresión de que se podía llevar los tres puntos a San Sebastián si acertaba alguna de las muchas ocasiones que acumulaba ante ahora un adversario que perdió algo del gas con el que inició el segundo período.

El que sí fue un gran revulsivo para el Sevilla fue el extremo argentino Erik Lamela, quien volvió al terreno tras algo mas de cuatro meses de baja por una lesión de hombro y que en varias acciones puso en aprietos a los donostiarras, aunque no lo suficiente para que el marcador inicial se moviera.