<
>
2020 Uruguayan Primera Division, Torneo Apertura

Nacional se dejó liderar por los goles de Bergessio y venció a River

Bergessio festejando el tercer gol en su cuenta personal, que le dio el triunfo a Nacional en la tarde de sábado en el Saroldi. @Nacional

(ESPN.com) -- El Tricolor le ganó a River Plate como visitante por 3-2, con un hat trick de Lavandina Bergessio, que lidera a su equipo en todo sentido y se vuelve imprescindible para el conjunto que dirige Gustavo Munúa.

Bergessio es la personificación de la palabra capitán: maneja los tiempos, motiva a sus compañeros, mantiene el ánimo cuando Nacional no gana y hace todos los goles que sean necesarios para alcanzar la victoria.

El mandato del goleador es aprovechar las oportunidades que se le presentan. Nadie le pide que las merezca, que participe mucho ni que haga goles vistosos. Tiene que rendir y Bergessio cumple con creces.

Hoy, el partido no arrancó fácil para Nacional. Cuando recién se acomodaba en la cancha del Parque Saroldi, a los seis minutos, Adrián Leites cabeceó un gran centro de Nicolás 'Ojito' Rodríguez y River Plate se adelantó en el marcador.

Y ahí estuvo Bergessio: seis minutos después, a los 12, recibió de espaldas en el área, giró, se hizo un hueco y sacó un remate que le dio el empate a Nacional. Así, rapidito, de goleador. Lavandina neutralizó el golpe en frío que recibió su equipo y puso todo igual que al comienzo.

Pero la cosa no siguió fácil. A los 21 minutos llegó otro gol de River, parecido al primero. El centro llegó del otro lado y lo tiró Adrián Leites para Gonzalo Viera, que ganó por arriba y volvió a adelantar a River Plate. Pero fue similar: centro al área, mal la defensa y Nacional abajo en el resultado.

Entonces, el albo empezó a buscarlo por todos lados: centros de Gabriel Neves, tiros de Rodrigo Amaral pero nada de lo que hacían conseguía que conectaran con el delantero.

A un minuto del final del primer tiempo, el equipo que dirige Jorge Fossati tuvo el tercero y lo falló. Y fue en la última jugada del primer tiempo que Ribair Rodríguez perdió una pelota, Neves vio a Bergessio en el segundo palo, se la mandó y el delantero hizo lo que mejor le sale.

Su gol fue más que el empate, fue la chance del Bolso de no irse al vestuario abajo, después de un empate clásico con sabor a derrota y un puntaje en el Apertura que no le permite perder más unidades. Su gol fue otra muestra de liderazgo, fue el grito de capitán en medio de la tormenta.

Para la segunda mitad, Nacional salió motivado, agresivo, convencido de que podía. Dominó las acciones y pudo pasar a ganar con la figura creciente de Amaral y los buenos minutos de Neves, que fueron los más destacados junto a Bergessio.

Así las cosas, con Nacional mejor pero no tanto, llegaron a los 30 minutos del segundo tiempo y pese a las sensaciones, el murmullo a raíz de que Nacional no lograba el triunfo empezaba a convertirse en ruido.

Entonces, cuándo no, Bergessio estuvo ahí: se armó un entrevero en el área de River, participaron muchos jugadores y entre rebotes y picardía, Lavandina se las ingenió para poner a Nacional adelante en el marcador por primera vez en la tarde.

Los siguientes minutos fueron de River pero sin peligro real. Entonces llegó el final y se concretó el primer triunfo de Nacional en el campeonato. Liderado futbolística y anímicamente por Bergessio, el Tricolor no se rinde y da pelea.