<
>
2018 Primera A de Ecuador, Copa Lubricantes Havoline - Final
Vuelta - LDU Quito ganado 2-1 marcador global
Vuelta - LDU Quito ganado 2-1 marcador global

Liga de Quito se consagró campeón de Ecuador

Liga de Quito, al mando del entrenador uruguayo Pablo Repetto, obtuvo este domingo su undécimo título en el torneo del fútbol ecuatoriano de primera división al imponerse por 1-0 al Emelec, el campeón del año pasado.

En el partido de ida disputado el miércoles pasado en el estadio 'George Capwell' de Guayaquil, la casa del Emelec, hubo empate 1-1 con tantos de Bryan Angulo y de Anderson Julio, respectivamente.

El equipo de Quito recuperó la grandeza de la década pasada cuando ganó la Copa Libertadores en el 2008, la Copa Sudamericana en el 2009 y la Recopa Sudamericana en 2009 y 2010, respectivamente.

El anterior título local lo había ganado en el 2010 al mando de su histórico técnico, el argentino Edgardo el 'Patón' Bauza, que llevó a Liga de Quito al sitial más alto al que haya llegado algún equipo ecuatoriano.

Tras el cierre de la década brillante, "El Rey de Copas" de Ecuador, como también le dicen, sufrió una prolongada crisis futbolística, que se rompió este año gracias a Repetto, quien soportó críticas permanentes de aficionados, periodistas y directivos "por lo simple del juego que se practicó".

Los triunfos de Liga en la primera etapa fueron apretados y hasta con sufrimiento, pero el técnico se las ingenió para alcanzar el objetivo, incluso sorteando ausencias obligadas por las constantes lesiones de sus figuras.

En más de una ocasión el comentario generalizado de los periodistas locales aseguraba que "Liga de Quito era el portero Adrián Gabbarini, el goleador Hernán Barcos y nueve más".

Realmente, los argentinos Gabbarini y Barcos se convirtieron en figuras preponderantes para ganar la primera etapa, secundados por los jóvenes hermanos Anderson y Jhojan Julio, cuya generosidad física y futbolística contribuyó sobremanera en la obtención del título.

Barcos dejó al equipo en julio pasado para vincularse al brasileño Cruzeiro y, cuando todos lamentaban su ausencia, el ecuatoriano Juan Luis Aanangonó se transformó en el sustituto ideal y en el nuevo grito de gol.

Los hermanos Julio, además de Anangonó, Fernando Guerrero y el uruguayo Gastón Rodríguez fueron los pilares de la campaña de Liga de Quito que terminó en el título.

Sin embargo, Rodríguez fue separado el domingo pasado por su compatriota Repetto por actos de indisciplina y se perdió los partidos finales.

Las relaciones de Barcos y Rodríguez con varios directivos del club no fueron las mejores, y se reflejaron en las recientes declaraciones del directivo Esteban Paz sobre que "lo mejor que le pasó a Liga fue la salida de Hernán Barcos".

"Recuerdo varios partidos que Barcos jugaba al límite, corría muy poco, estaba en el área pero nada más. Había que entregarle mucho de fútbol de Liga a él. Por eso dejó de jugar Gastón Rodríguez, como los dos no corrían, el equipo se partía", añadió Paz.

Repetto dio orden defensivo al equipo y efectividad para salir a gran velocidad al contraataque con lo que sorprendió a la mayoría de los equipos para acumular los puntos que hoy otorgan el ansiado título.

El orden comenzó con Gabbarini, por los costados sostuvieron un gran nivel José Quintero y Christian Cruz, en el centro de la defensa alternaron con Franklin Guerra, Anderson Ordóñez, el uruguayo Horacio Salaberry y el argentino Hernán Pellerano, todos tres afectados por constantes lesiones.

Capítulo aparte merecen los centrocampistas defensivos Edison Vega, Jefferson Intriago y Jefferon Orejuela, cuyo nivel para defender y atacar resultó fundamental en la planificación de Repetto.