<
>
2020 European Championship Qualifying, Fase de grupos
  • Jakub Brabec (9')
  • Zdenek Ondrasek (85')
  • Harry Kane (5' PEN)

República Checa sorprendió a Inglaterra y se quedó con un triunfazo

La selección inglesa cayó derrotada de manera sorprendente en su visita a la República Checa, en un encuentro en el que los errores defensivos de los ingleses lapidaron el gol inicial de Harry Kane (2-1).

Esta derrota es la primera de Inglaterra en esta década en encuentros clasificatorios. La última caída había sido ante Ucrania en 2009 en el último partido de la clasificación para la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

Los ingleses siguen líderes, pero dejaron escapar la oportunidad de sellar su pasaporte a la próxima Eurocopa en 2020 en un partido que pudieron haber ganado desde los primeros minutos y que se les escapó sobre el final.

En la primera parte, Inglaterra comenzó de manera perfecta, con un Raheem Sterling incisivo por la banda que fue derribado de manera inocente. El extremo del Manchester City se internó y cuando parecía que iba a rematar, tiró un amague perfecto que se tragó Masopust, barriéndolo y obligando a Skomina a marcar el penal.

Kane, desde los once metros, no tuvo problema en marcar, consiguiendo su tanto número 27 con la camiseta de los 'Tres Leones'.

El equipo de Gareth Southgate no tardó en desperdiciar su ventaja debido a su endeble defensa. Tan sólo tres minutos después de haberse adelantado en el marcador, concedieron un córner. Una gran parada de Jordan Pickford posibilitó el saque de esquina de los checos, que se enfrentaban a las torres inglesas embutidas en su área. En el segundo palo, con la rodilla, Jakub Brabek hizo el empate ante la atónita mirada de Danny Rose, quien se puso en el segundo palo para despejar el balón y no pudo hacer nada.

Los checos se fueron desinflando a medida que su físico iba bajando e Inglaterra dispuso de muchas oportunidades para poner el segundo en el complemento. Vaclik le sacó un mano a mano a Sterling y Kane no enganchó un buen envío desde la izquierda, siendo esas las mejores ocasiones inglesas.

Sin embargo, el partido depararía un giro final: una internada de Masopust encontró a Ondrasek completamente solo en el borde del área chica. El checo sacó un remate inalcanzable y definió el encuentro, cuando parecía que todo iba a terminar en empate.

De este modo, Inglaterra ha pasado de poder clasificarse este viernes a complicarse mínimamente la vida. Los ingleses siguen liderando la clasificación, con doce puntos -al igual que República Checa- aunque con un partido más. Por detrás aparece Kosovo, que con los mismos encuentros disputados que Inglaterra cuenta con ocho unidades.