<
>

Las fortalezas y debilidades de la Roja, de cara a la reanudación de las Clasificatorias

El uruguayo Martín Lasarte tendrá su debut oficial al frente de La Roja en Eliminatorias. Photosport

La Roja terminó recientemente una etapa con el técnico Reinaldo Rueda. El estratega colombiano dejó al seleccionado nacional en la 6° posición de las Clasificatorias Sudamericanas, en un proceso donde el juego mostrado no convenció del todo, pero en el cual sobresalieron algunos jugadores que sin duda podrán cobrar mayor protagonismo en este nuevo ciclo con Lasarte.

El DT uruguayo llegó a comienzos de febrero para tomar el puesto de Rueda, y si bien aún no ha tenido participación oficial con la Selección Chilena, sí ha trabajado con microciclos y tuvo su estreno ante Bolivia en un duelo amistoso en el que festejó un 2-1. En aquel compromiso pudo ver a algunos jugadores que podrían ser considerados para un recargado mes de junio con Clasificatorias y Copa América.

En el periodo anterior, Reinaldo Rueda hizo hincapié en un recambio para el futuro del elenco chileno, en tanto Lasarte arribó con la idea de tener resultados inmediatos, en un equipo donde jugarían aquellos con mejor presente, sin importar su edad.

Es así como 'Machete' puede estar tranquilo con la zona defensiva y el mediocampo chileno, donde tiene un abanico de posibilidades para afrontar los nuevos desafíos. Dentro de las virtudes de la Roja está el buen momento que viven varios futbolistas nacionales en equipos de renombre: Paulo Díaz en River Plate, Francisco Sierralta en el Watford, Guillermo Maripán en Mónaco o Benjamín Kuscevic en Palmeiras, son excelentes alternativas para la última línea donde Lasarte deberá saber escoger.

La zona de volantes también destaca en el 'Equipo de Todos'. Erick Pulgar, Charles Aránguiz, Pablo Galdames, Ignacio Saavedra, César Pinares, Claudio Baeza y Arturo Vidal, son nombres que podrían ser titulares sin mayores problemas. Además, se suman Gary Medel, quien el DT declaró en su llegada que lo veía como mediocampista, y Leonardo Gil, volante argentino-chileno recién llamado a un microciclo y que podría ser considerado para los próximos partidos oficiales.

Pero no todo es miel sobre hojuelas para el nuevo estratega. El punto de mayor debilidad del equipo chileno es el finiquito. Ese hombre de área le ha pesado al seleccionado nacional últimamente y es un vacío que ha costado llenar. Si bien hay buenos punteros como Alexis Sánchez, Carlos Palacios, Marcos Bolados, Jean Meneses o Fabián Orellana, el “9” es siempre la gran duda.

Eduardo Vargas, Felipe Mora o retrasar a Luis Jiménez, son opciones para aquel puesto, pero no resuelven en su totalidad la falta de gol. Esta es una materia pendiente, donde Lasarte deberá trabajar fuerte o cambiar el esquema para intentar hacer daño por los costados y potenciar el ataque por las bandas.

Son las fortalezas y debilidades de la Roja que se alista para un mes determinante en el futuro del equipo. Goza de un buen armado defensivo, tanto en la última línea como en el mediocampo, con algunas dudas en la salida, pero sufre con la escasez de gol, situación que deberá resolverse de manera urgente para pavimentar el camino a un nuevo Mundial o volver a levantar la Copa América.