<
>

El 'mago blanco' Hervé Renard y la maldición de Robert Lewandowski

La sorpresiva Arabia Saudí, que venció a Argentina en su primer partido de Qatar 2022, amenaza a una Polonia cuyo líder, Robert Lewandowski, está atrapado por una maldición

El francés Hervé Renard, conocido como el 'mago blanco' en su dilatada experiencia en el fútbol africano, aplicó la pócima adecuada en el descanso del partido ante Argentina para que Arabia Saudí diera la primera campanada de Qatar 2022, un elixir motivador que ahora amenaza a Polonia y a su gran líder, el barcelonista Robert Lewandowski, atrapado por una maldición en las Copas del Mundo.

La victoria del conjunto asiático convulsionó el universo futbolístico. Un auténtico cataclismo. La clave estuvo en la charla del descanso del partido, cuando la Albiceleste ganaba por 1-0. Renard tocó el orgullo de sus jugadores, a los que les dijo que tomaran el móvil e hicieran fotos a Messi. Les pidió más presión y tener respeto por los aficionados.

Los jugadores saudíes cambiaron radicalmente su actitud y remontaron el partido ante la mirada atónita de los espectadores que se encontraban en el estadio de Lusail y de todo el mundo. Argentina caía ante los 'halcones verdes', elevados a las alturas por la magia blanca de Renard.

Un auténtico zorro el técnico francés, que apenas ha tenido éxito en su país, y que dirigió a selecciones como Zambia, Angola, Costa de Marfil y Marruecos antes de dar el salto al fútbol asiático, a Arabia Saudí.

Con los 'Leones del Atlas' marroquíes estuvo cerca de plantarse en los octavos de final en Rusia 2018. Ahora, con el sorprendente triunfo ante Argentina. Los tiene a mano. Fruto de la confianza por la hazaña se presenta Arabia Saudí dispuesta a dar el salto. Tan solo ha logrado pasar de grupo en Estados Unidos 1994, en su primera comparecencia mundialista.

Polonia no pudo pasar del empate ante México. Gozó de la ocasión más clara para llevarse el triunfo, pero Guillermo Ochoa detuvo un penalti a Robert Lewandowski. El barcelonista, uno de los delanteros más reputados de los últimos tiempos en el fútbol mundial, no pudo romper con su maldición.

No sabe lo que es marcar en un Mundial. Circunstancia anómala para un artillero de su calidad y eficacia, un auténtico depredador del área, líder indiscutible de Polonia. El equipo necesita de sus goles y 'Lewy' necesita poner fin a su maldición. De su acierto dependerá no solo la suerte del partido de este sábado en el estadio Ciudad de la Educación, sino también el futuro del cuadro centroeuropeo en Qatar 2022.

El barcelonista jugará su decimosexto partido en una gran competición (Eurocopa/Mundial), lo que le sitúa solamente por detrás de dos de los más grandes futbolistas polacos de la historia, Wladislaw Zmuda y Grzegorz Lato.

Czeslaw Michniewicz, seleccionador polaco, espera encontrar una selección saudí muy similar a la que se vio ante Argentina. Bien armada atrás y muy intensa, para lo que necesita que su equipo juegue con dinamismo y precisión en el pase, evite pérdidas innecesarias que faciliten la salida a la contra de los asiáticos y encuentre acierto en ataque con Lewandowski como estilete.

El técnico, conocido también como el 'Mourinho polaco', no ha dado pistas al respecto de si va a efectuar cambios en un partido trascendental para disponer opciones de llegar a octavos. Podría, no obstante, dar entrada al juventino Arkadiusz Milik junto a Lewandowski si quiere formar con un frente ofensivo más contundente. Lo único que ha aclarado que tiene a todos sus jugadores a su disposición.

Todo lo contrario Renard. Yasser Al-Shahrani sufrió una fractura de mandíbula y requirió cirugía después de un aparatoso choque con su portero, con lo que deberá encontrar recambio. Podría ser Mohammed Al-Burayk, como buena parte de la selección del Al-Hilal. Además espera la evolución de Salman Al-Faraj, quien se retiró antes del descanso ante Argentina y es duda.