<
>

Papu Gómez en Hablemos de Fútbol: "La Selección es una espina"

play
Papu Gómez: "La Selección es una espina" (1:24)

Especial de ESPN FC con el hombre de Atalanta. ¡No te lo pierdas! (1:24)

En un nuevo especial de Hablemos de Fútbol, Alejandro Gómez le contó a Sebastián Domínguez su experiencia en la Selección Argentina y se mostró apenado por no haber tenido chances cuando era más joven.

"Lamentablemente es una espina la Selección porque me tocó más de grande. Me hubiese gustado llegar más preparado. Me tocó jugar con Perú para clasificar al Mundial y era la segunda convocatoria. Me hubiese gustado llegar con 15 partidos", aseguró el futbolista de Atalanta.

Y agregó: "Si perdíamos en La Bombonera, quedábamos afuera del Mundial. Venía de una muy buena temporada y así y todo me hubiese gustado llegar más preparado. Contra Rusia entré muy bien, todo el mundo me felicitó y yo pensé que en la próxima convocatoria estaba. Después, esos seis meses antes del Mundial no fueron mi mejores partidos".

Por otro lado, el Papu le agradeció a Lionel Scaloni, actual entrenador de la Albiceleste y artífice de su convocatoria en aquel momento: "Le mandé un mensaje a Scaloni y me clavó el visto. Tengo buena relación, jugué un año con él. Soy un agradecido porque empujó mucho para que yo esté en la Selección. Sigue mucho el fútbol italiano. Empujó a Sampaoli para que me convocara".

Acerca del presente de la Selección, el volante opinó que el recambio generacional era necesario. "Yo quiero el bien de la Selección. Necesita un recambio y una nueva generación, que no les pase como a mí, que lleguen con muchos partidos al Mundial. Si me convocan soy el más feliz del mundo pero no me favorece la edad. Es necesario que haya un proceso a futuro", explicó.

Más frases del Papu Gómez:

Su paso por las inferiores de Independiente y su llegada a Arsenal: "Tuve un paso por Independiente pero me quedaba muy lejos. Mi tío, Hugo Villaverde, que jugó en Independiente, me recomendó ir a Arsenal. Quedé y arranqué ahí inferiores. Con 14 años me subió Burruchaga a la pretemporada".

Su paso por Arsenal: "Con Gustavo Alfaro empecé a jugar más. Hizo equipos muy competitivos. Con Daniel Garnero después tuve mi mejor torneo, metí nueve goles".

Su etapa en San Lorenzo: "Yo llegué en el peor momento de San Lorenzo. Tenía un equipazo pero quedamos afuera en grupos de la Copa Libertadores y se armó un quilombo terrible".

Su relación con Simeone: "Es un tipo espectacular, me enseñó mucho. Me quería hacer jugar por afuera y yo era muy vago para volver. Yo le decía que me cansaba si tenía que defender. Y tenía razon. Le mandé un mensaje y le agradecí la enseñanza. Después le erró porque me dijo que en Europa podía jugar solo ahí por mi físico. Y terminé jugando en otras posiciones también".

Su pase frustrado al Atlético Madrid: "Me quiso llegar al Atlético Madrid y fue una de las grandes desilusiones de mi carrera no haber podido ir".

Su pésima experiencia en Ucrania: "Viví la guerra entre los que eran pro y los anti Rusia. Llamé a un abogado y me dijo que me vaya. Me tomé un avión a las dos de la mañana y me fui a Catania. Volví a Ucrania, terminé la temporada y dije basta. A veces te paraba la policía en la calle y yo no sabía hablar ruso. Era un estrés terrible. Tenías que cocinar y bañarte con agua mineral porque estaba contaminada por Chernobyl. No aguantaba más, fue terrible. Me fui a Argentina y les pedí que me vendan, ahí apareció el Atalanta".

Su presente en Atalanta: "Es mi quinta temporada en Atalanta, hace tres años soy capitán. El club creció en muchos aspectos. Me quedan varios años, no sé si me voy a retirar acá. Veo difícil jugar en otro lugar. Jugar la Champions con Atalanta es único, son cosas muy lindas que no me quiero perder. Después de mi carrera me quedaría a vivir en Bérgamo".

El "Papu Dance": "Es gracioso cómo surgió el baile del Papu. Marco Borriello, que tenía mucho seguidores, me filmó y ahí exploto en todos lados. Muchos chicos me conocen más por eso que por jugar".