<
>

Así vivió Bielsa su debut en la Premier League

Marcelo Bielsa tuvo su debut en la Premier League en un partidazo donde su Leeds terminó cayendo derrotado 4-3 ante Liverpool en Anfield. Mohamed Salah (3) y Virgil van Dijk anotaron los goles de la victoria, mientras que Jack Harrison, Patrick Bamford y Mateusz Klich marcaron para el visitante.

El Loco arribó al estadio del último campeón y en sus declaraciones previas al partido advirtió: “Nosotros jugamos siempre igual, tratando de merecer el triunfo superando al oponente. No es un acto de vanidad, sino de convicción”.

Apenas al salir al campo de juego ocurrió el momento que todos estaban esperando. Jürgen Klopp fue en busca de su colega y se dieron un afectuoso apretón de manos, acompañado de algunas palabras del argentino y sonrisas del alemán.

Tal y como lo había prometido su DT, el reciente ascendido del Championship salió a ser protagonista en su regreso a la máxima categoría, pero un penal por mano de Robin Koch le dio la posibilidad a Salah de abrir el marcador en apenas 3 minutos de juego. El rosarino lo vio sentado en su clásico “balde” y se levantó a dar algunas indicaciones.

Sin embargo, la respuesta no tardó en llegar. A los 11 minutos, Harrison bajó con mucha calidad un pase largo, dejó dos rivales en el camino y metió un golazo para el 1-1 que provocó un corto, pero fuerte grito del entrenador, revoleando al aire su puño izquierdo.

A partir de allí, el encuentro se volvió muy intenso y Bielsa pasó de la calma a la intranquilidad, caminando por los límites delimitados delante del banco de suplentes e intentando ordenar a sus jugadores.

En un tiro de esquina a los 20, van Dijk le ganó a su marca y estampó el 2-1 de cabeza, pero luego el propio defensor neerlandés cometió un error en el fondo que le permitió a Bamford volver a igualar el marcador 9 minutos después. Para disgusto del Loco, a los 32, en una nueva pelota parada, el balón le cayó al egipcio totalmente libre de marcas y no perdonó.

Luego de transitar los últimos instantes del primer tiempo a los gritos y bastante enojado, se retiró tranquilo al vestuario para el entretiempo.

La segunda mitad arrancó de forma similar, aunque con menos acciones de parte del Leeds. A los 61, el argentino optó por realizar dos cambios en simultáneo. Tyler Roberts y Rodrigo Moreno, quien hacía su debut, por Pablo Hernández y Bamford. Apenas unos instantes después, Klich anotó el 3-3 con un buen remate cruzado que venció a Alisson.

Si bien el partido se disputaba prácticamente de igual a igual, Liverpool comenzó a sacar chapa, arrinconando un poco en su arco al conjunto visitante. Bielsa ya no volvió a relajarse y se la pasó dando indicaciones muy inquieto.

A los 86 minutos, los Reds contaron con su noveno tiro de esquina y Rodrigo le cometió una innecesaria falta adentro del área a Fabinho y el árbitro no dudó en volver a marcar la pena máxima. Salah se volvió a hacer cargo y puso el 4-3 que sería definitivo.

Durante los últimos minutos, el Loco no bajó los brazos y arengó constantemente a sus jugadores para que vayan en busca del empate, pero el esfuerzo realizado a lo largo del duelo ya había sido demasiado.

Tras el pitazo final, llegó otro cálido abrazo con Klopp y Bielsa se retiró al vestuario con una derrota que seguramente duela por lo cerca que estuvo de no suceder, pero que de todas maneras marcó una presentación muy auspiciosa de su equipo ante nada menos que el último campeón de la Premier League.