<
>

El recuerdo del Once Caldas Campeón de la Copa Libertadores 2004

En los 60 años que está cumpliendo el máximo certamen de clubes del continente, recordamos el segundo título para Colombia en la competición. El sueño continental que conquistó el ‘Blanco Blanco’ de Manizales en una espectacular final ante Boca Juniors.

Hace 16 años y dirigido por Luis Fernando Montoya, Once Caldas logró su conquista más importante en la historia. El equipo ‘Albo’ dio el golpe y ante el continente se impuso como el mejor de todos para luego ir a disputar la última edición de la ya desaparecida Copa Intercontinental.

Se había clasificado tras salir campeón en la Liga Colombiana 2003-I. En el sorteo quedó en el Grupo 2 junto a Vélez Sarsfield (ARG), Maracaibo (VEN) y Fénix (URU). Debutó el 19 de febrero en el Palogrande ante Fénix, al que goleó 3-0 con doblete del mediocampista Arnulfo Valentierra y un gol de Jefrey Díaz.

La segunda fue como visitante ante Maracaibo en el ‘Pachencho’ Romero, el equipo ganó 1-2 tras un tanto de Jonathan Fabbro y otro de Sergio Galvan Rey. En su tercer partido por la fase de grupos perdió en el estadio José Amalfitani frente a Vélez Sársfield con marcador de 2-0. El 17 de marzo Once Caldas devolvió los honores con un 2-0 luego de un doblete de su máximo goleador en la historia: Galván Rey. ‘El Rey del Gol’ partió a la MLS y no disputó las demás fases de la Libertadores.

El 6 de abril en Manizales derrotó a Maracaibo (2-1) con anotaciones de Elkin Soto y Arnulfo Valentierra. Y en el último encuentro de esa fase, el 22 de abril empató en el Centenario de Montevideo ante Fénix (2-2) con un doblete de Fabbro.

El equipo clasificó a octavos de final tras liderar su grupo con 13 puntos y una diferencia de +5, luego de 4 victorias, un empate y una derrota. Siendo además el segundo mejor equipo de toda la fase de grupos, solo superado por el América de México que tuvo los mismos puntos pero con diferencia de gol de +6.

INVICTO ANTE BRASILEÑOS
En esa fase enfrentó al Barcelona de Ecuador. La serie inició el 6 de mayo en el Monumental de Guayaquil con un empate sin goles (0-0) y luego en Palogrande, el 13 de mayo terminó 1-1 en una definición agónica. Los ecuatorianos marcaron a los 76’ y cuando todo era incertidumbre apareció el tanto de Jorge Agudelo a cuatro minutos del final. La definición de aquella época no contemplaba la ventaja del gol del visitante en caso de empate en el global y por eso fueron a los penales.

Desde el punto blanco del penal el cuadro manizaleño inició con suerte, pues la visita estrelló en el palo el segundo disparo que envió Ayoví. Empató Valentierra y luego marcaron Elkin Soto, Dayro Moreno. En el cuarto cobro de Barcelona apareció el portero Juan Carlos Henao que atajó el de José Chatruc; Agudelo metió el suyo para el paso a cuartos.

Su rival fue Santos que contaba con Robinho, Elano y Diego. La llave empezó en Brasil con una soberbia actuación del portero Henao el 19 de mayo. Sin embargo, al minuto 83’ el local se adelantó con tanto de Basilio. El blanco no bajó los brazos y al 88’ puso el 1-1 final tras un gol de Valentierra, quien aprovechó una mala salida de la defensa local y remató a ras de piso.

Arnulfo Valentierra fue junto a Henao la gran figura de los cuartos de final. Además de las espectaculares atajadas del guardameta, el mediocampista anotó un golazo de 35 metros tras un cobro de tiro libre en el juego de vuelta el 27 de mayo. Inolvidable anotación al minuto 70’ para el 1-0 final que le dio cupo al equipo de Montoya en las semifinales.

Entre los cuatro mejores del continente se enfrentó a otro grande de Brasil: Sao Paulo de Luis Fabiano, Ceni, Cicinho, Grafite y compañía. De nuevo como visitante, el 9 de junio empató 0-0 con Henao en buen nivel. La vuelta como local se disputó el 16 del mismo mes y el equipo arrancó ganando con gol de Herly Alcazar (Min. 27’). Los paulistas igualaron a los 32’. Una vez más con tiempo cumplido, apareció Jorge Agudelo para poner el 2-1 y el paso a la final de esa Libertadores.

LA FINAL CON BOCA
Once Caldas disputó ese título contra el vigente campeón, dirigido por Carlos Bianchi y con un plantel conformado por Abbondanzieri, Burdisso, Schiavi, Clemente Rodríguez, Cagna, Guillermo Barros Schelotto, Fabián Vargas, Amaranto Perea, Cascini y Carlos Tévez y que era dirigido por Carlos Bianchi.

La ida se jugó en La Bombonera el 23 de junio y tras un inteligente partido del equipo colombiano terminó 0-0. El trámite favoreció al ‘Xeneize’ pero incluso sobre el final el ‘Blanco Blanco’ también pudo ganar con un balón en el horizontal que estrelló Elkin Soto.

En la vuelta en Manizales se reportó en el marcador otra de las figuras y gran artífice de la hazaña del Once Caldas de la época. Al minuto 7’ Jhon Viáfara abrió la cuenta con un golazo de media distancia. Para la segunda mitad Boca Juniors salió con mejores intenciones y empató al 52’ con frentazo de Nicolás Burdisso. Con el juego de arco a arco el tiempo pasó y el título se resolvió en penales.

Una vez más el portero Henao se agigantó. Esa serie comenzó con angustia pues Valentierra falló el primero. Rolando Schiavi también erró el suyo. El primero en anotar fue Elkin Soto y el arquero local respondió con una atajada al cobro de Raúl Cascini. Wilmer Ortegón puso más suspenso pues Roberto Abbondanzieri detuvo el suyo pero Nicolás Burdisso remató al palo. Jorge Agudelo llevó la serie 2-0 con su anotación y el equipo albo encontró el título en las manos de Henao que controló el disparo de Franco Cángele.

Fue el inicio del grito de un país: ¡Once Caldas Campeón de la Copa Libertadores de América!