<
>

Exárbitro argentino considera absurda sanción a Jara

El chileno no fue expulsado durante el partido por agredir a un hincha, pero podría ser castigado de oficio. Photosport

Continúan las reacciones por la patada que Gonzalo Jara le dio a un hincha que invadió la cancha del estadio Maracaná en el partido entre Chile y Uruguay por el cierre de la fase grupal de la Copa América de Brasil, acción por la que el defensa nacional arriesga una suspensión por oficio.

Si bien el zaguero fue bastante criticado por el incidente con el fanático, encontró apoyo en el exárbitro argentino Javier Castrilli: "Fue colaborar indirectamente con la Conmebol que es responsable solidaria de la inseguridad de que ingrese un individuo y que comprometa la seguridad de los jugadores. Jara estaba hablando con sus compañeros y cuando se dio vuelta ni lo pensó al ver que venía el personal de seguridad, fue y le aplicó la pierna para hacerlo caer, no para lastimarlo", expresó el otrora juez a radio Cooperativa.

"No fue directamente a darle una patada mansalva. Hay un montón de atenuantes en la conducta de Jara y se ve cuál fue su auténtica intención. Estoy de acuerdo con todo lo que signifique respaldar lo que hizo", añadió.

Además, a pesar de que el reglamento dice que cualquier agresión debe ser castigada con expulsión, Castrilli sostuvo: "Lejos de ser una conducta reprochable, la tenemos que considerar como loable. Lo de Jara fue un ejemplo de cómo un ciudadano debe colaborar con las autoridades y la seguridad para reprimir un delito. Es absurdo imaginar que la Conmebol vaya sancionar a Jara".

"Pongámonos en el lugar de los jugadores que saben a qué están expuestos. La falla en la seguridad fue evidente, entonces cómo se defienden los jugadores: colaborando con el personal de seguridad para impedir que el intruso obtenga el objetivo y ponerlo a la disposición de la justicia. De eso se trata lo que hizo Jara, entonces vamos a condenar a una persona que quiso colaborar con la seguridad, me parece un mamarracho. Siempre, en todos los reglamentos, tienen que haber causas de justificación que eximan a las personas que cometen determinadas conductas, como ocurre en los códigos penales. Está la figura de la defensa propia o de evitar un mal mayor", agregó.