El 1x1 de Chile ante Japón

Photosport

SAO PAULO (Enviado especial) – La Selección de Chile derrotó por 4-0 a Japón en su debut en la Copa América de Brasil 2019 y comenzó con tres puntos su defensa del bicampeonato.

POSITIVO

El resultado y la certeza de que todavía pueden competir. Japón se mostró como un rival casi inofensivo y la Roja le ganó con la contundencia que eso requería. Hizo lo justo para ganar sin sobresaltos, golpeó en momentos juntos y ahuyentar los fantasmas de una sorpresa en el debut. El 4-0 es mucho más amplio de lo que se vio en el juego y es una muestra de que la Roja aún tiene con qué lastimar cuando se lo propone. Que Vargas y Alexis hayan marcado es clave para aumentar la confianza.

NEGATIVO

Es difícil sacar conclusiones después de un partido ante un rival tan inferior como este combinado japonés y quizás en ese punto estén las preocupaciones de Rueda. Porque aún así, por momentos, Chile fue desbordado por los jóvenes entusiastas chilenos. Hubo problemas en el retroceso y se generaron espacios que otro rival no perdonará. Un simple pelotazo cruzado supo complicar a la defensa.

EL TÉCNICO

Rueda armó un once con la idea de imponer condiciones y lo logró, aunque deberá corregir las transiciones defensivas. Los cambios no incidieron en el resultado. Fue un buen debut, necesario para tomar envión y creer que es posible volver a llegar lejos en América.

EL EQUIPO

Martín Arias, 6: Se mostró seguro y no le pesó su debut en un torneo internacional. No tuvo tapadas extraordinarias pero casi nunca dudó ante cada avance japonés y, aunque falló en una salida sobre el final del primer tiempo, redondeó una actuación sólida, con un par de buenas reacciones en mano a mano.

Mauricio Isla, 5,5: Chile salió a plantarse en campon de Japón desde el comienzo y en varios avances atacó con los dos laterales al mismo tiempo. Por la derecha, el lateral de Fenerbahce fue siempre opción de pase para hacer ancha la cancha. Quizás le costó un poco el retroceso, algo que debe mejorar frente a un rival de mayor jerarquía.

Gary Medel, 6: Mejor en la salida que en la marca, Gary manejó los tiempos de la presión y los movimientos de la defensa como de costumbre. Japón no atacó demasiado por el centro y el capitán tuvo poco trabajo con los delanteros de frente. Su primer pase es fundamental en la idea de Rueda.

Guillermo Maripán, 4,5: Dejó la impresión de que sufrirá frente a otros delanteros. Impreciso y en ocasiones a destiempo, el poco peso ofensivo de Japón disimuló sus problemas. Tampoco gravitó en el juego aéreo y en el comienzo cometió una infracción muy peligrosa cerca del área.

Jean Beausejour, 6: Al igual que Isla, su presencia le dio opciones al ataque chileno ante un adversario que no complicó de contraataque. En el uno contra uno frente a Shoya Nakajima tuvo algunas dificultades pero las solucionó con velocidad. Llegó bien al área en un par de oportunidades pero perdió las espaldas en varios pasajes del segundo tiempo.

Charles Aránguiz, 7: Uno de los mejores de la cancha. Sus cambios de frente le dieron fluidez al juego de la Roja y dio una gran asistencia en el córner anterior al cabezazo goleador de Erick Pulgar. Quizás una selección con más dinámica en el centro del campo lo puede complicar, aunque tiene la inteligencia y la experiencia para adaptarse.

Erick Pulgar, 7,5: Muy buena actuación del mediocampista nacido en Antofagasta. Fue el eje de Chile en el medio y metió un cabezazo fenomenal para abrir un partido que se complicaba. Cuando Isla y Beausejour pasaron al ataque al mismo tiempo, formó una línea de tres con los centrales y también cumplió en esa función.

Arturo Vidal, 6,5: Partió desde más atrás que de costumbre pero como siempre fue el hombre capaz de cambiar el partido con un toque. Rápido de mente para jugar, también aportó en la marca cuando Japón aceleró después de la primera línea de presión. Quizás se extrañó su presencia cerca del área rival, pero otra vez fue el líder futbolístico de Chile. Salió lesionado y preocupa a todo el país.

José Fuenzalida, 4: Poco fue el aporte del hombre de la Universidad Católica. En el 4-3-3 se paró como extremo pero no desbordó nunca y solo se cerró para que centrara Isla. Tampoco volvió con marca y falló una ocasión clara de gol tras una gran asistencia de Aránguiz.

Eduardo Vargas, 7: Los goles. Anotó dos tantos históricos que lo convierteb en el máximo anotador chileno en la Copa América y le permiten superar a Paolo Guerrero con 12 gritos. Estuvo demasiado estático, esperando los centros de Isla, Beausejour y Alexis. No participó del circuito de juego ni aprovechó su capacidad para salir del área y generar espacios. Y más allá de eso, marcó un doblete. Poco que decir. La Copa América es su hábitat natural

Alexis Sánchez, 6: Mejor a la hora de pivotear que a la de gambetear y ganar en la individual. Ya no es el crack explosivo de otra época, aunque su presencia siempre es una preocupación para las defensas rivales. Estacionado sobre la izquieda, no pudo generarse oportunidades de gol pero fue generoso en la marca. El gol le dará confianza para los próximos partidos.

Ingresaron Pablo Hernández, Junior Fernándes y Óscar Opazo, sin calificación.