<
>

Buonanotte: "El equipo venía con una idea y no pudimos enganchar con Poyet"

El ambiente en Universidad Católica es de mucha más tranquilidad luego de la salida de Gustavo Poyet, y aquello se hace más notorio al constatar que el elenco de la franja ya registra dos victorias seguidas desde que Cristian Paulucci asumió la dirección técnica.

Uno que ha tenido más minutos progresivamente en este nuevo ciclo ha sido Diego Buonanotte, quien precisamente dialogó con La Tercera respecto al presente de la UC y al complejo escenario que atravesó con el charrúa al mando de la banca.

"Siempre es importante ganar cuando estás en un equipo grande como Católica, pero también es importante el funcionamiento y la idea. Cuando eso funciona y se gana, uno lo disfruta mucho más, porque sabe que va por el camino correcto, que hay preparación y trabajo para que el día del partido suceda lo que se planteó en la semana", manifestó el trasandino.

Sobre los triunfos recientes, aseguró que "eso se festeja el doble. En estos dos últimos partidos con este cuerpo técnico nuevo hemos encontrado eso que veníamos trabajando hace mucho. Por algún motivo, con la idea de Gustavo (Poyet) no pudimos enganchar lo que veníamos haciendo hace tiempo, por cuestiones de cambios, de ideas, que son todas válidas, porque acá nadie tiene la verdad. No nos fue bien y ahora vamos encontrándonos con el equipo que fuimos anteriormente".

Respecto a la no muy buena campaña realizada de la mano de Poyet, el "Enano" aseguró que como jugadores también tienen una cuota de responsabilidad: "Es feo. Me había tocado en otros equipos, pero no en Católica. En 2017, la ida de Mario (Salas) fue cuando se terminó el torneo. Fue distinto. Ahora, tampoco es exclusivamente culpa del entrenador. No es que se tenga que ir porque es el culpable máximo. Acá todos somos culpables. Cuando se va un entrenador, personalmente -hablo de Diego Buonanotte y no de mis compañeros-, siento tristeza, porque los jugadores también somos responsables".

En esa misma línea, el volante finalizó expresando que "los que entramos a la cancha somos nosotros, más allá de una idea que no acomoda o de si se trabaja más o se trabaja menos. Como jugador me siento mal. No es lindo que un entrenador se quede sin trabajo, pero a veces tienen que suceder esas cosas para que haya un clic. En este caso, la cosa ha ido mejor. No es porque sea Gustavo. Es porque el equipo ya venía con una idea y no pudimos enganchar con Gustavo, que tiene sus formas y que son válidas, pero que no resultaron".